Últimos temas
» Este es el nuevo censo, no es un simulacro
Sáb Jul 16, 2016 1:28 am por Lu Han

» Registro de Grupos/Rangos
Jue Mayo 21, 2015 4:52 pm por Han Sang Hyuk

» Let me know {Priv. Taehyung}
Jue Abr 16, 2015 10:13 pm por Jeon Jung Kook

» Academia ShowON ♛ Élite
Mar Abr 07, 2015 12:00 am por Jeon Jung Kook

» Noticia de último minuto
Dom Abr 05, 2015 10:09 pm por Lu Han

» Never found a love like you - {Kim Joon Myun}
Sáb Abr 04, 2015 12:05 pm por Wu Yi Fan

» Desmaius (Afiliacion elite)
Jue Abr 02, 2015 4:15 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal||Apertura}
Jue Abr 02, 2015 3:35 pm por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 3:22 pm por Invitado

dust to dust
Últimos temas
I
II
III
IV
©
Bienvenido/a Invitado
Es exactamente lo que crees que es. Un foro sin trama alguna sobre idols coreanos con más dinero que cabeza. Únete a nuestra lucha malvada por conquistar el mundo.
Cosas que hacer:

—Leer las reglas
—Leer el f.a.q
—Rolear
Noticias
[07/03/15]: Primera Actividad
La primera actividad del foro ha sido iniciada. No sean malos y participen o me encargaré de descuartizarles a todos. Más información aquí
[27/02/15]: Gente Inactiva
El grupo de 'Inactivos' ha sido implementado de nuevo. Una lista completa de la gente inactiva y cómo recuperar tu color, por acá
—[12/02/15]: Limpieza de afiliados
—[04/01/15]: Los resultados de la encuesta
—[04/01/15]: Cambio de Skin
—[04/01/15]: El foro cumple medio año.
—[23/12/14]:Encuesta del Foro.
—[04/08/14]: Primer Artículo de la Gossip.
—[04/07/14]: Inauguración del Foro
—[25/06/14]: Creación del Foro
Gossip Girl
Perfil
Jeon Jung Guk
Perfil
Lu Han
Perfil
Song Min Ho
personaje destacado
from when and until where
Tema destacado
Créditos
Gracias a Blu por ayudarme y corregir los pequeños errores porque siempre termino arruinando todo de alguna manera, por sus codes, por algunas imágenes y por la mayoría de este skin, la verdad. Gracias a los fotógrafos de las imágenes, apropósito. Gracias a Carly por ser hermosa y ayudarme en este proyecto (y en muchos más la verdad). Gracias a Rose de Glintz por sus tutoriales en las templates. Gracias a Nell de Serenditipy por el tutorial de los botones.

En general, aconsejaría no copiar y ser original, pero porque no hay mucho de dónde plagiar, todos los foros de kpop tienen esta historia.

En fin, la edición de las fotos es nuestra, y del diseño de codes/html/css (o del usuario según corresponda) atrévete a plagiar alguna y te asesinaré mientras duermes ♡
nuestros afiliados
Hermanos Élites
Dot Boundary The 100 RPG http://i.imgur.com/siGWc29.jpg
Normales

Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

 :: seoul :: viviendas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

Mensaje por Kim Jong In el Vie Ago 08, 2014 7:13 pm

Tras echarle un vistazo al reloj de su móvil, que marcaba las nueve y cuarenta y cinco de la noche, rodó los ojos por vigésimo novena vez. Era inútil decirle a aquellos dos que estuvieran a las ocho y media en la puerta a de su casa, para ellos parecía ser un "Podéis venir cuando se os pegue la regalada gana." porque eso hacían aparecían a la hora que se les antojaba. A estas alturas ya se había acostumbrado a esa mala costumbre de sus amigos, eran unos impuntuales de lo peor, el problema era que aquel día le repateaba aún más porque llevaba esperando una noche, como aquella, meses. El idiota de Tae Min se había tenido que ir a Japón por promociones, Hye Ri estaba ocupada con lo mismo pero en Corea, mientras que Kai estaba encerrado en el apartamento temiendo por el futuro de EXO después de la marcha de Kris. Y a pesar de todo aquellos dos no habían perdido esa mala costumbre de dejar al exótico esperando.
 
Siendo sincero, también estaba molesto porque después de todo lo que se había esforzado para conseguir que la casa quedase desierta y así tener algo de privacidad, y sobretodo nada de adultos molestando con sus charlas sobre que las drogas no son buenas, el dúo dinámico llegaba tarde. ¿Tendrían ambos una idea de lo difícil que fue conseguir que Se Hun se fuera? Bueno, vale, eso había sido sencillo, solo tuvo que darle dinero para que fuera a comprar bubble tea y galletas. Librarse de Baek Hyun y Chan Yeol también había sido sencillo, ambos se habían ido a no sé qué sesión de cine arrastrando, en el último momento, a D.O con ellos. Su Ho… Bueno él se había ido sin decir absolutamente nada. Bien pensado no le había costado tanto dejar la casa libre, pero eso Tae Min y Hye Ri no tenían que saberlo.
 
Harto se fue al salón, ya que lo hacían esperar al menos aprovecharía aquel tiempo para hacer algo productivo con su vida. Videojuegos, no había nada a lo que se le pudiese sacar más provecho que a un videojuego en una situación como aquella. Una vez que llegó a la sala, se acercó al mueble donde descansaba la televisión y las consolas, encendió la Wii e insertó el CD de Mario Kart. Tomó el mando, se acomodó en el sofá y se quedó mirando la TV esperando a que saliera la Wii leyera el disco para poder comenzar a jugar. Una vez hecha la selección principal y comenzada la carrera poco le importaba que sus amigos tardasen otras hora en llegar. ¡Tampoco tenían que tomárselo tan literal! Al acabar por séptima vez uno de los mundos volvió a mirar la hora, realmente había pasado una hora desde que había comenzado a jugar.
 
¿Qué demonios estaban haciendo esos dos? Se juró que si Tae Min le había tocado un solo pelo a Hye Ri de forma indecente le iba a aplaudir. Muy fuerte. La cara. Con la mesa, a poder ser… La maquinación de sus planes malvados, mejor conocidos como 1000 formas de matar dolorosamente a Lee Tae Min, había sido interrumpido por el sonido del timbre. Inmediatamente se levantó del sillón y se precipitó hacia la puerta, abriéndola y haciendo oídos sordos a los saludos de sus amigos empezó a revisar a la chica de arriba a abajo en busca de algún tipo de señal de que el mayor le había hecho algo. En vez de eso encontró las manos de la chica ocupadas con par de bolsas, cosa que lo dejó confundido. ¿Habían ido a comprar la cena y no lo habían avisado?
 
Sí, sí… Hola. — Murmuró con desinterés antes las quejas de Tae Min. — ¿Por qué habéis tardado tanto? ¿Qué es eso? ¿Dónde estabais? — Preguntó a toda velocidad zarandeando el mano de la Wii, que no había soltado aún, en el aire mientras hacía gestos señalando las bolsas y a los dos recién llegados, antes de darse cuenta de que el mayor venía con las manos vacías y le dedicó una mirada asesina. — Y sobretodo… ¿Por qué dejas que una chica cargue con todo eso cuando tú no llevas nada? Tsk, Hyung, eres un idiota. — Dicho lo cual, cogió las bolsas que llevaba Hye Ri y se apartó para que ambos pudiesen entrar.
Kim Jong In
MALE IDOL

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 17/07/2014
Edad : 22
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

Mensaje por Lee Hye Ri el Miér Ago 20, 2014 4:14 pm

Quería sonreír, pero algo se lo impedía. Tenía mal cuerpo, una sensación rara recorriéndole el cuerpo. ¿Serían nervios? Para ella era más que solo un día, era más bien como un descanso de responsabilidades por unas horas. Vuelta a la casi normalidad a la que tan mal se había acostumbrado cuando su vida se chocó con el par de chicos con el que había acordado quedar aquella noche, y aun así había algo que lograba inquietarla. Los  chicos que en dadas ocasiones habían logrado ponerle la vida patas arriba... que siempre lograrían sacarle una sonrisa, o al menos eso supuso. Aquellos que a pesar de ser del sexo opuesto, no le fallaban. Habían pasado más cosas de lo que le gustaría juntos, pero después, si se dedicaba a pensar en ello... No se arrepentía de ello ni un poco. No podía negarse, a veces... su comportamiento se hacía demasiado evidente, lo cuál el mejor amigo de el chico color canela se había ocupado de dejarle claro varias veces.
Su horario poco a poco, aunque más tarde de lo esperado, llegaba a su fin al fin.

Sus expectativas eran ciertas... iba a acabar más tarde de lo esperado, y sabía que JongIn se molestaría, pero trataría de no mostrarlo demasiado con ella... quizás más con el chico que nació en el año noventa y tres, el mejor amigo del moreno, Lee TaeMin. ¿Curioso, no? Ella siempre quedaba semi impune de todo; la suerte de las mujeres... de algún modo. Nada más salir del recinto en que se había encontrado durante horas grabando una y otra vez actuaciones, dando espectáculo cómo le solía decir su abuela e pasar por casa para poder asearse consiguió huir. Sí, huir de la vista de su mánager y la de sus compañeras, amigas... Aunque ellas sabían perfectamente a quién se iba a ver, y con quién estaría; por lo que más que huir por que le preguntasen dónde iría, era huir por que no le diesen charlas raras que ella realmente no quería escuchar hoy. Al menos no hoy.

Consiguió agarrar el móvil de dentro de su bolso, que se había perdido por ahí dentro y marcarle a TaeMin para preguntarle cuál era su situación... por que no, muy a su pesar no tenía vehículo. Ya que el mayor era el con carnet de conducir y ella aun tenía cosas que comprar, la masa para los bizcochos de chocolate que tanto le gustaban: brownies. Algo para picar, bebida... Tenía ropa en el bolso convertido en cartera que llevaba consigo siempre, y sus pertenecías más importantes, por si las moscas le tocaba quedarse a dormir... O al menos eso supuso cuando estaba en su cuarto cambiándose a toda prisa.
Estaba en mitad de la calle, dirigiéndose rápido hacía el lugar acordado para que la prensa no comenzase rumores si es que lograban verlos a los dos juntos, o ella montando en su vehículo; no quería ser víctima fácil para las fanáticas del joven, o de acosadores... aunque era peor lo primero que lo segundo; ¿quién tiene el poder de destruirte aunque la prensa se haya ocupado de darte un nombre? los fanáticos: la muerte. No quería imaginar la expresión de JongIn ahora mismo, seguramente estaría mirando el reloj sentado en el sofá o jugando videojuegos para matar el tiempo... Y es que los conocía a ambos, bastante bien.

Justo cuando se dio la vuelta sobre si misma para mirar en la dirección contraria a ver si veía un coche o algo que viniese hacía ella, y entonces fue cuando vio el coche de TaeMin fue corriendo hacía él cuando vio que se paró, escuchando música fuerte viniendo de él, haciéndole dudar de si era él o no por un momento por lo poco cauteloso que estaba siendo, ya que tenían la hora literalmente pisandole los talones no... Lo siguiente. Al montarse lo primero que hizo fue mirar al conductor, viendo al muchacho que esperaba bastante más relajado de lo que a ella le gustaría para las horas que eran, por lo que casi por naturaleza, un acto reflejo le propinó una buena colleja junto a un "¡Date prisa, vayamos a comprar la comida, se me olvidó!" y es que lo tenía cómo el tardón por excelencia cuando era para recoger "pedidos", él siempre dejando las cosas para lo último: típico Lee TaeMin.

Después de un rato llegaron a un veinticuatro horas cercano con bastantes cosas que necesitaba. Le colocó la gorra al chico y le puso las gafas mientras se ponía las suyas - aquello era más que solo un riesgo. Logró encontrar casi todo: los productos para hacer la masa? Sí. ¿Cosas que picar? Sí. ¿El alcohol? Sí. 1, 2, 3, check. Pero ahora faltaba la comida solida... por si las moscas pero pasó con prisa por un estante y cómo no... algo se cayó de sus manos. La caja de huevos acababa de estrellarse estrepitosamente contra el suelo haciendo que los huevos cubriesen en su mayoría de dónde iban a pisar, lo cuál le hizo fruncir el ceño bastante. Sólo ella podía ser tan torpe en un momento cómo este, se giró suavemente y vio la cara del mayor, no muy complacido con ella... O quizás sí; aquello era motivo de castigo. Sus labios se movieron dejando salir las siguientes palabras "Mira que eres torpe, Hye, pagaré por tus actos con este cuerpo serrano" lo cuál no podía hacerle sentir más desgraciada que hacía un momento, intentando contener la risa. Maldito payaso.

El mayor volvió a buscar otra caja de huevos mientras que ella cogía el ramyeon y iba con todo a la caja; el señor de la caja la miró bastante insatisfecho por lo que acababa de suceder. — Lo siento. Obviamente se los pagaré. — Dijo hablando en un tono muy agudo para no ser reconocida directamente, pero el señor negó con la cabeza y le mostró el cubo y el mocho que se encontraban justo al lado de una puerta que indicaba ser el servicio, lo cuál la hizo mover las cejas descolocada, ¿de veras le estaba diciendo que lo limpiase? movió la cabeza y dejó escapar una queja cansada. — Aahh... cham. — Mientras tras sin miramientos realmente iba a por el mocho para limpiar el suelo, podía ver por el rabillo del ojo al mayor sonreír y negar con la cabeza seguidamente, mientras que se disponía a recoger el desastre que había ocasionado por su torpeza. Los minutos seguían pasando y aun no habían pasado por el restaurante chino para pedir el resto. Como sea... lo que no se comiesen lo dejarían allí, no todas las bandas tienen de seis a doce, bueno, once miembros hambrientos. Limpió el suelo diligentemente y enjuagó con que lo había limpiado, dejándolo impecable para que no hubiese quejas; miró la cuenta y miró de reojo al chico. — Oppa... mitad-mitad. — Dijo sacando varios billetes, metiendo las manos en los bolsillos, sacando su cartera del bolsillo trasero de su pantalón, poniendo ella misma la otra parte de la cartera de él. Se despidieron del cajero y salieron fuera.

Una vez fuera de nuevo miró la hora en su móvil, y palideció. No les daba tiempo comprar la comida china, pero al menos tenían comida recién comprada encima. El muchacho también comenzó a meterle prisa y cargaron con las bolsas entre los dos para meterlas en los asientos traseros del coche, pero... ¿sinceramente? odiaba a TaeMin conduciendo con prisas, todavía nunca había tenido un accidente, pero con cada giro de volante sentía que iba a salir volando por la luna o su propia ventanilla, lo que podía ser un viaje tranquilo y confortable se convertía en una atracción de feria. Sus manos se colocaban ante su rostro y su cuerpo daba pequeños botes según el iba avanzando hasta que llegaron a la urbanización en la que JongIn vivía junto a sus compañeros. Él le pidió que se desmontase con la compra y que le esperase en el portal por que iba a aparcar el coche, y en menos de tres minutos volvió. Justo un vecino en un estado algo "alegre" abría la puerta de su portal y lograron colarse tras él, alcanzando uno de los dos ascensores, metiéndose con el mayor al contrario. Comenzaron a subir y leves ideas de cómo estaría de enfadado la comenzaban a atormentar; se mordió la punta de la lengua y se quitó las gafas de sol negras poniéndolas en el bolso.

Apretó la mandíbula una vez el ascensor se paró y fue andando deprisa con las bolsas en las manos, sin dejarle ni una al chico que tenía andando detrás. Timbró con cautela y esperó a que la puerta se abriese o algo, escuchando fuertes pisadas de detrás de la puerta haciéndole parpadear expectante por quién abriría la puerta. En cuanto la puerta se abrió sonrió, por que era él, con un mando en la mano; notó que su mirada la parecía analizar en profundidad lo que le hizo encogerse de hombros y mirarse a si misma para ver si iba mal vestida o algo por el estilo, ¿se había manchado limpiando?. Pero instantáneamente JongIn tomó otro rumbo, ignorar el saludo de su mejor amigo, menearse de modo algo agitado y enfadado con el mayor de los tres por dejarle cargar las bolsas, lo cuál la hizo sonreír divertida y aunque su cuerpo le acababa de dar permiso para entrar, él suyo se dirigió al de el moreno, intentando animarle bailándole un poco dándole la espalda, y luego del rápido movimiento de caderas, sin poder contener la risa, acercarse y besarle la mejilla, acariciándole suavemente la cabellera tratando de no dejar escapar ninguna carcajada. — No te enfades... ah? Lo siento, aunque es todo culpa de TaeMin. — Bromeó. Le miró a los ojos fijamente después, queriendo librarse de una reprimenda, colocándose un mechón de cabello tras una oreja separándose de él, finalmente adentrándose dentro de la casa con algo más de naturalidad ahora, observando a su alrededor para ver si algo había cambiado. Se deshizo de su bolso y ando por el lugar hasta que encontró el salón, dejando su bolso en el sofá con cuidado viendo el televisor encendido, observando lo que el moreno había estado jugando hasta aquel momento. — ¿Qué juego es? — Preguntó en voz un poco alta, yendo a buscarles la pista de dónde se habrían metido, por que estaba sola en el salón.

Al encontrarlos colocando las bolsas en la encimera de la cocina, comenzó a sacar cosas que necesitaban estar frías, colocándoselas con cuidado al lado de la nevera. Ella no acostumbraba a toquetearlo todo, por lo que en su cocina se sentía cohibida y no iba a abrir la nevera ya que no era su casa. — ¿Puedes meter eso por favor? — Le indicó a Kai las botellas de alcohol, la carne y los huevos. Carraspeó suavemente y se dispuso a lavarse las manos, no sabía cuanto tiempo tenían. — ¿Nos esperaste mucho, verdad? No hay nadie aparte de nosotros? — Comenzó a interrogarle un poco. — ¿Sabes cuando volverán? — Aunque en realidad, tan solo preguntaba todas esas cosas para saber si a los demás les molestaría tenerla a ella allí. A TaeMin debían estar acostumbrados lo más seguro, pero... y a ella?

you remind me of something...
I don't know what it is right now,
you gotta show me.
Lee Hye Ri
FEMALE IDOL

Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 05/07/2014
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

Mensaje por Lee Tae Min el Dom Nov 16, 2014 7:25 pm

-Oye, Taemin, ¿no tenías que ir hoy con Kai? -En seguida el maknae de SHINee se quedó en shock, sí, Jonghyun tenía razón en que debería estar con su amigo de siempre en su departamento además de la información clasificada para ambos que cierta chica perteneciente al grupo de Girl's Day estaría con ellos. Un poco más y se olvidaría de que tenía que ir a por ella. ¡Agradecía al cielo que Jonghyun hubiera abierto su boca para recordarle donde tenía que ir! Su cuerpo se movió solo del lugar e ir con prisas a su habitación, poniéndose lo primero que se encontró que estuviera limpio mientras con la otra mano agarraba su teléfono y llaves, después se detuvo unos segundos a comprobar que realmente la ropa estuviera bien colocada. Después de ese repaso se despidió a voces del vocalista, colocándose a medias la chaqueta y con la otra mano el zapato que faltaba en su pie, era lo único que faltaba por ponerse y estaría listo.

Lo próximo sería salir del garaje sin que las fans se tiraran al coche, en plancha, más de una vez había ocurrido ese incidente para nada saludable para su corazón y la seguridad de ellas. Comprobó la hora, alarmado, iba a llegar muy tarde gracias a su memoria. Kai lo mataría a golpes y Hyeri solo miraría espetando que no limpiaría nada ni estaba dispuesta a sacar manchas de sangre. Tragó saliva esperando exagerar en que moriría en manos de el menor esa noche. ¡Aún era muy joven! Y con ese pensamiento montó en el coche, acelerando como nunca en su vida, ya podían ponerle una multa además de salir en los periódicos como conductor temerario antes que ser molido a golpes por un negro. ¿La peor opción? Obvio, la segunda. No necesitó mucho tiempo, consiguió pasar las calles siendo temerario además de llevarse pitidos y algún otro insulto de las personas que conducían tranquilamente en sus autos. ¡No tenía la culpa! Bueno...un poco. Pero no era el caso. Al menos estuvo de una pieza cuando paró al lado de la chica invitándola a pasar con rapidez, y es que, con toda su naturalidad se dejó ver relajada aunque su cara decayó ante la colleja y lo anunciado por ella. Definitivamente hoy no sería su día, ni despertaría para ver otros. Por su bien hizo caso, yendo directo al supermercado más cercano.

Frunció el ceño cuando la gorra y las gafas de sol fueron colocados en su rostro, sin duda, eso llamaría más la atención para alguna desalmada que decidiera vigilarlos de cerca. Le recorrió un escalofrío antes de entrar en la tienda, buscando lo necesario, ayudando incluso a ésta a encontrar lo que necesitaban por si se olvidaba de algún ingrediente. Y todo fue a cámara lenta, unos huevos cayendo, la cara de estupefacción de Hyeri y los ojos desorbitados de Taemin. Bien. Tendrían que pagar por una caja de huevo más.- Mira que eres torpe, Hye, pagaré por tus actos con este cuerpo serrano.-Bromeó aunque la situación no estaba preparada para esos comentarios. Sin embargo el gerente de la tienda los miraba muy mal, casi queriendo asesinarlos, señalando entonces a su compañera el cubo de la fregona más esta. No pudo más que enviarle una mirada de comprensión, negando, retirando a recoger el estropicio para que pudiera dejarlo bien limpio después con solo un par de pasadas. Volvió a consultar el reloj de su muñeca, sí, llegarían muy tarde para el gusto del señorito negrura. Por lo menos la eficacia, y juntado a las prisas, hizo que llegaran a la caja.- Ah...sí, coge, con confianza. -Total, ya estaba pagando con su dinero, tenía mucha confianza depositada en la muchacha como para que dejar que abriera su cartera sin su permiso.

Meter bolsas, de nuevo conducir a velocidad, dejar a Hyeri que subiera con las compras. Sí, todo eso en unos pocos minutos, no podían permitirse ni pasar ya de media hora. Habían conseguido entrar limpios gracias a las personas que por muchos grados de alcohol en su cuerpo no reconocían ni idols ni ladrones, sí, se colaron gracias a eso. Excepto que en cuanto tocaron el timbre se dejó ver Kai, obviamente molesto.- Que sepas que ha sido cosa de Jonghyun.-Y ahí estaba, echándole la culpa a otras personas antes que admitir que se había olvidado por completo de la quedada de hoy.-¡Eh, no es culpa mía!-Se quejó con una gran mueca y por si acaso evitando a Jongin al entrar por la puerta después de Hyeri, cubriéndose de paso la cabeza, no quería comprobar su fuerza con un mando añadido a la mano, definitivamente, no quería saberlo.- Además...te la he traído, viva, deberías agradecerme que te consigo eso.-Espetó con los ojos entrecerrandos mientras cogía una de las bolsas e ir directo a la cocina prácticamente dejando a esos dos solos en el pasillo. Si iba a hacer de sujetavelas, por lo menos, se encargaría de cocinar un buen plato de comida para él. De eso estaba muy seguro.
Lee Tae Min
MALE IDOL

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 26/07/2014
Edad : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

Mensaje por Kim Jong In el Vie Ene 30, 2015 8:48 pm

Por suerte no se le cayeron las bolsas de las manos, al ver la improvisación de baile de la chica. Sabe Dios cómo consiguió mantener la boca cerrada y no poner cara de idiota, tal vez fue para ahorrarse las burlas de Tae Min o porque el shock lo había paralizado por completo. Y por más que intentó no dejar que sus ojos pasaran de su cuello fueron mucho más abajo, alucinando en colores al verla menear las caderas. ¿Era esto alguna clase de castigo divino por haber estado torturando a Tae Min? Nah, él se lo merecía porque también se vengaba de él cuando tenía ocasión, era una amistad atípica. Le dedicó una sonrisa embobada a Hye en cuanto los labios de esta depositaron un beso en su mejilla, dejándose acariciar el pelo, pudiendo ver mentalmente la cara de asco que debía estar poniendo Taem en aquel momento.
 
En el momento en el que Tae le quitó una de las bolsas su cerebro volvió a funcionar, sacudió la cabeza para deshacerse de las imágenes poco adecuadas que estaban pasando por su cerebro, murmurando un "maldita sea" entre dientes. Al darse cuenta de algo, frunció el ceño y siguió al mayor hasta la cocina, después de cerrar la puerta de la casa. — ¿Cómo que es culpa de Jong Hyun? — Gruñó nada más poner los pies en aquella habitación, dejando las bolsas que portaba en la mesa. — ¿En serio esa es tu excusa, idiota? — Rodó los ojos, desde luego su mejor amigo no era el más astuto a la hora de montarse coartadas convincentes o mentir de forma mínimamente creíble. — Concuerdo con que debería estar agradecido porque llegase viva hasta aquí, sabiendo cómo conduces es un milagro que sigáis con vida. ¿A quién amenazaste para que te dieran el carnet? — Preguntó de forma burlona, tirándole uno de los trapos a la cara mientras se reía.
 
Volteó hacia la puerta de la cocina nada más oyó la voz de Hye Ri preguntándole qué juego era el que estaba pausado en la televisión, cosa que le recordó lo molesto que estaba porque lo habían hecho esperar más de una hora. — Mm, Mario Kart. — Le respondió sin necesidad de alzar la voz ya que ella estaba entrando en ese momento a la cocina. — Ahora en serio ¿por qué habéis tardado tanto? Dudo mucho que os hayáis tirado dos horas y media en el supermercado. — Su mirada fue desde la maknae de Girl's Day hasta el mayor de los tres, entrecerrándose un poco más según se acercaban a los ojos de Tae. — Ha sido su culpa ¿verdad? — Le preguntó a Hye, sin apartar la mirada asesina de su hyung. Aprovechando que la muchacha estaba distraída con las bolsas, Kai cogió otro de los trapos de la cocina y lo utilizó de látigo para asestarle un golpe a Tae Min, haciéndole un merong cuando este se giró indignado a mirarle, tirando el arma del delito lejos y haciéndose el inocente.
 
¿Eh? Oh, claro que sí. — Con su mejor cara de niño que no ha roto un plato en su vida, colocó en la nevera las cosas que la chica le había indicado que debían guardarse allí, vigilando de reojo al mayor para que no le devolviese la jugarreta. Tenía el derecho a vengarse por su falta de impuntualidad, y no iba a perder las oportunidades de irse desquitando. — My lady, los plebeyos han sido desterrados de mis tierras. Tienen terminantemente prohibido volver a posar sus zarrapastrosas pezuñas a menos de ochocientos mil metros de este castillo. Por ello no debéis preocuparos, tenemos en nuestras manos todo el tiempo del mundo. — Se había puesto a recitar con un acento de lo más pomposo, imitando la forma de hablar europea de la edad media, llevando a cabo un reverencia.
 
Ahora en serio, no tengo ni idea de a qué hora volverán, pero me he asegurado de dejarles claro que hasta la madrugada tenían terminantemente prohibido entrar por esa puerta. — No es que él tuviese la última palabra en aquella situación, ser el segundo maknae no es que le otorgase mucho poder sobre sus hyungs, pero había implorado que por favor le dejasen aquella noche la casa para divertirse un poco. — Pero sí, estamos solos. — No pudo evitar alzar las cejas de forma sugerente, más de guasa que otra cosas porque no quería ser víctima de la famosa fuerza de Hye Ri, aunque el que normalmente recibía las collejas era Tae Min, él no quería que sus neuronas corriesen la misma suerte que las del maknae de SHINee. — Así que contando con que hemos perdido casi tres horas, deberíamos ponernos manos a la obra. ¿Necesitas que te ayude en algo con los brownies? No es que sea el mejor pinche de cocina, pero no puede ser tan complicado ¿cierto?
Kim Jong In
MALE IDOL

Mensajes : 4
Fecha de inscripción : 17/07/2014
Edad : 22
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Insanity Is All Around Us {Tae & Hye}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:27 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 :: seoul :: viviendas

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.