Últimos temas
» Este es el nuevo censo, no es un simulacro
Sáb Jul 16, 2016 1:28 am por Lu Han

» Registro de Grupos/Rangos
Jue Mayo 21, 2015 4:52 pm por Han Sang Hyuk

» Let me know {Priv. Taehyung}
Jue Abr 16, 2015 10:13 pm por Jeon Jung Kook

» Academia ShowON ♛ Élite
Mar Abr 07, 2015 12:00 am por Jeon Jung Kook

» Noticia de último minuto
Dom Abr 05, 2015 10:09 pm por Lu Han

» Never found a love like you - {Kim Joon Myun}
Sáb Abr 04, 2015 12:05 pm por Wu Yi Fan

» Desmaius (Afiliacion elite)
Jue Abr 02, 2015 4:15 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal||Apertura}
Jue Abr 02, 2015 3:35 pm por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 3:22 pm por Invitado

dust to dust
Últimos temas
I
II
III
IV
©
Bienvenido/a Invitado
Es exactamente lo que crees que es. Un foro sin trama alguna sobre idols coreanos con más dinero que cabeza. Únete a nuestra lucha malvada por conquistar el mundo.
Cosas que hacer:

—Leer las reglas
—Leer el f.a.q
—Rolear
Noticias
[07/03/15]: Primera Actividad
La primera actividad del foro ha sido iniciada. No sean malos y participen o me encargaré de descuartizarles a todos. Más información aquí
[27/02/15]: Gente Inactiva
El grupo de 'Inactivos' ha sido implementado de nuevo. Una lista completa de la gente inactiva y cómo recuperar tu color, por acá
—[12/02/15]: Limpieza de afiliados
—[04/01/15]: Los resultados de la encuesta
—[04/01/15]: Cambio de Skin
—[04/01/15]: El foro cumple medio año.
—[23/12/14]:Encuesta del Foro.
—[04/08/14]: Primer Artículo de la Gossip.
—[04/07/14]: Inauguración del Foro
—[25/06/14]: Creación del Foro
Gossip Girl
Perfil
Jeon Jung Guk
Perfil
Lu Han
Perfil
Song Min Ho
personaje destacado
from when and until where
Tema destacado
Créditos
Gracias a Blu por ayudarme y corregir los pequeños errores porque siempre termino arruinando todo de alguna manera, por sus codes, por algunas imágenes y por la mayoría de este skin, la verdad. Gracias a los fotógrafos de las imágenes, apropósito. Gracias a Carly por ser hermosa y ayudarme en este proyecto (y en muchos más la verdad). Gracias a Rose de Glintz por sus tutoriales en las templates. Gracias a Nell de Serenditipy por el tutorial de los botones.

En general, aconsejaría no copiar y ser original, pero porque no hay mucho de dónde plagiar, todos los foros de kpop tienen esta historia.

En fin, la edición de las fotos es nuestra, y del diseño de codes/html/css (o del usuario según corresponda) atrévete a plagiar alguna y te asesinaré mientras duermes ♡
nuestros afiliados
Hermanos Élites
Dot Boundary The 100 RPG http://i.imgur.com/siGWc29.jpg
Normales

Just one day... Or two, or three - Privado

 :: beyond seoul :: Otros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Dom Jul 06, 2014 4:11 pm



Todo despejado... -mumuro mientras sacaba la cabeza por la puerta de su habitación, cantando en su cabeza la banda sonora de alguna pelicula de espias como 007 o algo similar, mirando hacia varios lados usando incluso de forma totalmente estupida unos prismaticos para tener mejor panorama del lugar, intentando esquivar a la bestia mas letal para un adolescente que esta a punto de dejar su casa para hacer un viaje, el obstaculo del que podria salir peor parado , muerto o peor aun... Besuqueado hasta en las pestañas, este monstruo era conocido como "maternal infernus" o más comunmente conocido como.... Madre.  Una vez todo controlado decidio acomodarse la mochila que llevaba al espalda, donde guardaba comida, utensilios de superviviencia, de cocina, bendas y agua oxigenada... necesario para chicos llamados Taehyung que tenian antojo por meterse en problemas o hacer el estúpìdo de forma natural. Salio sin mas para caminar con increíble sigilo, cuidando sus pasos apenas apoyando la punta de sus pies aún con esa musiquilla estúpida en la cabeza, bajando las escaleras aun con los prismáticos sobre sus ojos para vigilar toda la zona, llegando al salon, atravesándolo sigiloso para una vez en la puerta, sentir un rechinar de la manerda del suelo de la casa, quedandose pálido y totalmente quieto cuando de una escucho los terribles pasos de la fiera acercarse a él, dándose la vuelta con un gesto indescriptible de situación, hacia su rival, un mosntruo de 1,60 de estatura que vestia de su forma natural en su ámbito natural... delantal, taza en mano y pantuflas, en pose total de batalla, osease.... cruzada de brazos y dando leves golpecitos con la plata de su pie en el suelo, quedandose nuestro aventurero perplejo mirándola aún con los prismatios estando uno en frente del otro, casi hasta pudiendo ver cada uno de los poros de la piel de su madre, corriendo el silencio durante unos segundos para de una Taehyung tensarse y poner pose estúpida de batallla, como a punto de boxear frunciendo el ceño, sacando de su mochila una cuchara de cocina, apuntando al monstruo en cuestion- ¡Atras, bestia! ¡No me obliges a usar mis poderes o esto se va a poner feo...! ¡Y TE VA A PESAR! -dijo el chico como si de una película de ciencia ficcion... o novela de la tarde se tratara, notandose en su figura maternal un tic tremendo en la ceja sin dudar esta en agarrarle la cuchara y golpear a su hijo en plena cabeza con toda su rabia maternal, agachándose el vencido aventurero de una en el suelo con las manso en la cabeza haiendo ruiditos de berrinche y de dolor-Au au au... Ommmaaa-aaa... Me rindo, me rindo... -dijo derrontadoy de golpe siendo abrazado por su madre su madre después de aquella escena tan particular y normal en la vida de Taehyung, apretando los labios el menor mirando de reojo a su madre suspirando leve y luego enmarcando una sonrisa suave

Ay hijo, de verdad... ¿Que hice yo para que salieses tan especial, hijo? En el hospital me dijeron que estabas sano... - Dijo su madre haciendo que Taehyung hiciera una sonrisa obviamente y falsamente enternecida por el chiste de su madre, pestañeando de forma coqueta como si de verdad le hubiesen dicho algo hermoso. - Ay omma... Me llenas de júbilo y amparo con tus palabras... - Tras hablar fue agarrado de los hombros y mirado fijamente por la mujer, sintiendo Taehyung que ahora llegaba el ataque de oleada de preguntas de preocupacion y preguintas tontas que tanto había querido evitar. - ¿Lo tienes todo? ¿la comida, las vendas, el móvil, el cepillo de dientes? Que no se te olvide el champoo y el gel de baño especial, ya sabes que tienes la piel sensible y ponte crema... -Se puso a hablar la mujer mientras el chico simplemente rodaba los ojos y resoplaba, soltando algún "Omma..." intentando hablar mientras ella simplemente seguian lanzando su combo de palabreria y preocupación maternal, que en el fondo... Era normal. - Oye... ¿Y el casco? ¡Te dije que te llevaras el caso, Kim Taehyung! es peligroso que andes por ahi sin prot... - En seguida las palabras de la mujer fueron cortadas por su hijo ya perdiendo la paciencia ante tanta preocupación, entre risas, despues de haber intentando llamar su atención varias veces- ¡MAMA! ¡Ya vale! Lo llevo todo, y no pienso llevarme el casco, solo iré en bicicleta hasta la estación de autobús... No me voy de expedición a los galápagos omma... - Resoplo separandose de su madre para levantarse del suelo mirandole alzando una ceja, imitando su madre ese gesto elevándose tambien para mirarle llevandose una mano a la boca medio que se echaba a llorar de golpe medio que no, realmente por nada, solo se iba un fin de semana, pero supuso que era normal ya que desde que estaba en BTS tenían poco tiempo para ver a la familia y estaba viendo a su hijo crecer demasiado rápido. - Dios mio... Has cecido tanto, mi niño... Seguro que te echas una novia...- Dijo sacudiendo la camiseta de su hijo pro la zona del hombro para limpiar la misma a la vez el chico carraspeando sin comentar nada sobre el tema, supirando después- Tus hermanos estn orgullosos, muy orgulloso, al igual que tu padre. - Murmuro ella para recibir ahora si un abrazo cariñoso de su hijo que sonreía amplio de forma despreocupada- Me voy ya...vendre a verte pronto, ¿ok?... No vendas mis cosas~~ - Se burló levemente, riendo ambos por eso, saliendo despues rin sin mas de casa para empezar a alejarse de la puerta cuando su madre salio de casa también soltando una llamada de atencion a grito pelado.- ¡Oye, Taehyung! ¿Te acordaste de llevar muda limpia interior? - Pregunto ella a todo grito llamando la atencion de algún vecino, provocando un sonrojo de Taehyung al instante para asentir sin mas y terminar de irse de casa gruñendo entre dientes encogido como gamba, intentando no llamar mas la atencion... Raro en él, la verdad, pero ahora sentía que todos sabían que no se había olvidado sus calzones.

No estaba demasiado lejos la estación, la verdad es que con la bicicleta alquilada llegaría más pronto de lo planeado, siendo además cómodo de esa manera pues podría dejar la misma después en un sitio de alquiler y no tener que cargar con ella en el tren, además la mochila pesaba lo suyo y seguro de iría de bruces contra el suelo si se la llevaba al campo. ¿A dónde iba? Bueno, la verdad es que hab´`ian preparado una pequeña mentira para ambos lados... Para los managers y PD-Nim iban a ver a los padres de cada uno, pero para su madre se iba simplemente de camping con el grupo, p0ra esto habiendo pedido ayuda a Suga y al líder, pidiéndoles el favor aunque no dijo exáctamente el porque de aquella salida, que tampoco era nada que no se pudiese imaginar... Y bueno, la verdad es que Kook y él siempre se habían llevado bien, muchas veces habían sincerado frente a cámaras que eran muy parecidos y que se divertían juntos y hace tiempo habían querido tener una salida ellos dos, por raro que sonase, así que hace relativamente poco se las apañaron para encontrar un fin de semana en el que poder ir de acampada al campo, más concretamente a la alta montaña, una zona que sergún tenían entendido poseía lago y varios sitios de natura realmente bonitos en donde poder disfrutar, tendrían un poco de intimidad... Un momento, ¿intimidad? Eso había sonado realmente raro en su cabeza, tanto que tuvo que agitar la misma un momento y frotarse una mejilla, ¿se había sonro9jado? Bah, no es que fuese un chico demasiado normal pero ese pensamiento si había sido raro incluso para él.

En fin, no le dió demasiadas vueltas y miró la hora en el reloj ya dentro de la estación, esperando en zona donde paraban los trenes para destinos más o menos largos, aunque solo fuese un viaje de aproximadamente una hora o cuarenta y cinco minutos, no demasiado pero si para decir que se iban lejos dentro de lo que cabía. Cuando pudo reconocer de lejos la figura de su amigo alzó la mano riendo, aunque no se le podría ver por el cubre bocas que llevaba y la gorra, debído a que no era tan tonto como para no ir con disimulo, no solo por las fans, pero sabía que el contrario podría reconocerse fácilmente, a poco gritaba el nombre ajeno, pero habría sido muy delatador, a pesar de verse tentado en el momento que vio el tren ya llegar, haciéndole gestos para que corriese. - ¡Vamos! ¡Como no subas me voy sin tí! - Y prácticamente ya se estaba metiendo dentro incluso, para meter algo de presión al contrario y que corriese hasta la puerta del tren. -
Vestimenta:
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Jue Jul 10, 2014 2:02 am

Era difícil decir lo mucho que quería y adoraba al menor de sus hyungs. Ambos eran de lo más cercano, siempre estaban juntos jugando y molestándose como un par de niños pequeños. Se conocían bien, JungKook ya se había acostumbrado, hasta cierto punto, de las locuras y aleatoriedades de V. Aun así, el mayor aún era capaz de sorpréndele, como había hecho con aquella proposición. Una propuesta que no podía rechazar. Una sonrisa cruzó su cara, y no era para menos. Realmente le hacía una ilusión tremenda el irse de acampada con Taehyung, así que cuando el mayor lo sugirió, no dudo en aceptarlo. Le agradaba mucho la idea de una pequeña escapada, donde pudiera olvidar su día a día como idol y solo preocuparse por disfrutar un poco, como el niño que aun era. La idea se escuchaba muy atractiva en su  cabeza, pero no todo en esta vida es de color de rosa, como suele decirse, y aunque ese color pegaría más con Jin que con él, JungKook sabía que no iba a ser tan fácil como decir que querían irse de fin de semana. No, tenían que convencer a mucha gente, a los managers, a PD-nim y a sus propios compañeros de grupo. Se preparó para hacer su mejor aegyo, a pesar de lo mucho que odiaba hacer aquello de forma forzosa, pero al final ni tan siquiera fue necesario. Todos accedieron a que ellos se fueran a ver a su familia, supuestamente, aunque los chicos de BTS sabían que en realidad no era así, pero contaban con su apoyo y eso lo tranquilizaba. También debían tener extremo cuidado de que nadie les hiciera fotografías a ambos, o entonces sí que estarían en serio apuros los dos.

En ese momento se encontraba preparando una bolsa con todas las cosas que iba a necesitar para la acampada. Su móvil aún se encontraba enchufado a la corriente, cargándose para poder durar todo lo que hiciera falta, lo iba a necesitar, no solo porque quisiera escuchar música, si no por si también quería tomar fotos. Bostezó, frotándose un ojo. Apenas había dormido de lo emocionado que estaba. Se dedicó prácticamente toda la noche a dar vueltas en la cama y a pensar en las mil y una cosas que quería hacer cuando ya estuvieran allí. Si, quizá resultaba un tanto infantil para un chico que tenía 16 años, camino ya de diecisiete, pero no podía evitarlo, cuando realmente se emocionaba era como un niño en el día de navidad, hasta tal punto de no pegar ojo en toda la noche. Y eso que al pequeño Kookie le gustaba dormir, siempre estaba dormitando en cualquier sitio si podía, incluso mientras le maquillaban. Pero tendría tiempo de dormir durante el viaje en tren, si es que el mayor de los dos se lo permitía. Siguió metiendo cosas en su mochila mientras canturreaba "Eyes, Nose, Lips" de Taeyang, que se le había pegado y no paraba de cantarla desde entonces. Llevaba ropa de recambio, quizá más de la que iba a necesitar, pero nunca se sabía que podía ocurrir, también un traje de baño, sabía que al lugar al que iban a ir estaba cerca de un lago y no iba a perder la oportunidad de ir al mismo a nadar un rato. También puso utensilios de higiene personal, una linterna, por si acaso, y además se aseguró de meter un paquete de galletas, porque su supervivencia estaba en juego si no lo llevaba. Cuando estaba cerrando su bolsa, una voz a su espalda le sobresaltó. ―¿Ya lo tienes todo? ―Se giró despacio con la mano en el pecho, viendo a su líder, quien lo miraba con una sonrisa en la cara. ―Me has asustado. ―se quejó con voz infantil― Y sí, creo que ya está todo casi listo. ―Miró al mayor, ladeando la cabeza. ―¿Qué haces despierto tan temprano? ―Cuestionó, preguntándose mentalmente si había hecho demasiado ruido para perturbar el descanso de sus compañeros. ―Podría hacerte la misma lo mismo, pero supongo que es obvio. Venía a preguntarte si quieres que te lleve a la estación. Está un poco lejos de aquí. ―El menor no pudo evitar sonreír debido a la preocupación ajena. Adoraba a Rap Monster por varios motivos, y uno de ellos era su buen trabajo como líder. Tomó su móvil y consultó la hora, suspirando, realmente era temprano. ―Iré andando, sé que está lejos, pero tengo tiempo de sobra, incluso si me pierdo. ―Bromeó riendo, pero realmente no tenía muy claro si llegaría sin perderse por el camino.

Me marcho ya~~ ―Se echó la mochila al hombro y se colocó su típica gorra, además de llevar un pañuelo en el cuello, para ir de incognito. Se despidió del mayor agitando la mano y se colocó los auriculares, dándole play a la playlist habitual que tenía en su móvil. Emprendió la marcha mientras movía ligeramente la cabeza al son de la música. No estaba muy seguro de hacia dónde debía de dirigirse. Había quedado en la estación de tren con Taehyung, mientras este iba a casa de su familia a recoger las cosas que iban a necesitar. Ese pensamiento le hizo suspirar, al menos, el mayor si podía acercarse a ver a su familia, aunque fuera por una cosa como aquella. Él no, pues Busan quedaba ya demasiado lejos. No iba a negar que no extrañaba a su familia, a veces era complicado estar sin ellos y no verlos, pero su sueño era muy importante para él y contaba con todo el apoyo de sus seres queridos. Pero eso no impedía que no deseará escuchar las voces de sus padres de vez en cuando. Chasqueó la lengua y miró su teléfono unos instantes. Era tentador y una llamada no le haría daño a nadie, ¿no? Marcó y espero unos instantes, con el móvil pegado a su oído, escuchando la señal de llamada. ―¿Junggukkie? ―Se escuchó una voz femenina, dulce, al otro lado de la línea. ―Omma, siento llamar tan temprano. ―Dijo con la voz algo temblorosa, no sabía muy bien quien decir, prácticamente había actuado sin pensarlo dos veces. ―¿Pasó algo? ¿Vas a venir a vernos? ―Se mordió el labio, el rumbo que tomaba la conversación era el que menos le gustaba. ―No puedo, pero te prometo que cuando me den permiso iré a visitaros. ―No estaba siendo un buen hijo mintiendo así, pero no iba a decirle la verdad tampoco. ―Espero que vengas pronto, ya no me basta con verte por la televisión. Luces más delgado, ¿estás comiendo bien? ―Aquel comentario le hizo soltar una risilla, estaba seguro de que en cuanto pusiera un pie en su casa, su madre le bombardería a comentarios. Que si estaba más alto, por qué se había teñido el pelo, que si estaba demasiado delgado, y un montón más de frases de progenitora preocupada. ―Estoy bien, mis hyungs me cuidan y se preocupan de que coma bien. Lo que pasa es que hago más ejercicio. ―En aquello al menos no mentía, si bien estaba a dieta, también se ejercitaba y eso hacía que perdiera más peso. ―Tengo que dejarte, debo ir a mi practica. ―Se excusó, colgando y no dandole tiempo a su pobre madre a contestarle. Después de la conversación ya no se sentía tan animado y no sabía cuándo podría conseguir otro día como aquel. Solo esperaba que fuera pronto y no tener que conformarse con una simple llamada.

Finalmente llegó a la estación con el tiempo más bien justo. Había tenido que pararse a preguntar un par de veces antes de poder llegar a su destino. Debería haber seguido la sugerencia de RapMon y haber ido con él, pero quiso jugar a ser un niño independiente y le salió un poco mal. Miró a todos lados, buscando a su adorado hyung, aunque no lo veía y eso le preocupaba un poco, aunque sabía que no se iría sin él. O eso pensaba, hasta que oyó ese grito donde V le dejaba en claro que le iba a dejar en tierra si no se daba prisa. ―Esperame ―Gritó, corriendo hacia donde estaba el mayor y subiendo al mismo vagón. Puso un puchero mientras buscaba un sitio libre donde sentarse. ―Quiero ir al lado de la ventana. ―Dejó su bolsa sobre las rejillas que había encima del asiento y se sentó, palmeando el asiento de al lado para que el otro se sentase con él. No tenía muy claro porque había pedido ese lado, quizá era un simple capricho, sabía que no iba a mirar el paisaje, pues se quedaría dormido mucho antes. Se quitó la gorra y revolvió su cabello. ―Hyu~~ng, ¿puedo? ―No fue muy explicito con la pregunta, pero si directo, aprovechó el momento en el que Taehyung se sentó a su lado para apoyar su cabeza en el hombro ajeno, cerrando los ojos. No sabía si al mayor le molestaba aquello o no, pero si no le apartaba, él iba a aprovecharlo. ―Despiertame cuando lleguemos.

vestimenta:
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Vie Jul 11, 2014 3:32 pm

La verdad es que ya se estaba empezando a reír de buenas a primera, el hecho de ver al contrario acelerado para poder llegar a tiempo al tren le hizo reír amplio haciéndole gestos con una mano en todo momento para que se diese prisa y entrara en el borde de la entrada, dejándole paso cuando llegó al fin para poder entrar ambos al vagón correspondiente llevando las maletas. - ¿Creías de verdad que te iba a dejar ahí? No sería divertido ir yo solo -Bromeó entre risas una vez llegaron a sus asientos para dejar de igual forma sus cosas en la reja del techo, asegurándose que estaba bien guardado dejando pasar al mismo tiempo a algunas personas que de igual forma buscaban su asiento, la verdad es que estaba animado, tenía ganas de ese fin de semana desde que se les había ocurrido y aunque fuese algo arriesgado y tuviesen que hacer alguna que otra mentirijilla improvisada la verdad es que no se iba a arrepentir, tenía claro que JongHuk era de esas personas que pase lo que pase se quedan en tu vida y realmente esperaba que BTS durase por mucho tiempo, así como acabana de cumplir un año juntos, sabía que serían muchos más, apenas era el principio y amigos como esos no se dejan de lado así se acabe el mundo.- Bueno, te dejo elegir esta vez, pero la próxima vez no seré tan amable. -Bromeó de buena cuenta, la verdad es que le era totalmente indiferente en que lado del asiento ir, pero se hacía costumbre eso de bromearse y molestarse mutuamente con pequeñeces a decir verdad, así era y sentía bien tener aquella confianza. Le miró un momento y esperó que se sentara para hacer lo mismo a su lado y dejar una mochila entre sus propios pies donde llevaba agua y demás cosas que quizás querrían en el viaje, sonriendo después relajandose al sentir el tracateo del tren al comenzar moverse, aunque claramente era un sonido y movimiento poco predecible que se hacía agradable.

¿Uhm?
-Enarcó la ceja con la mirada en el contrario cuando escuchó que le llamaba, como esperando que terminase de hablar o de preguntar lo que fuese que se le hubiese pasado por la cabeza, aunque parpadeo al ver que no mentaba nada más después de aquello mientras él sacaba el ipod y los auriculares que esta vez no había dejado que le robase RapMonster, sonriendo suave en el momento que sintió el leve peso de la cabeza ajena sobre su hombro, siendo obvio que no le iba a negar aquello, manteniéndose quito sin incomodarle demasiado mientras se acomodaba uno de los audífonos para poder poner algo de música para el camino, suave, para que se quedase de fondo mientras trataban de dormir un poco.- Vale, cuenta con ello~-Le aseguró, pues aunque en esos momentos quizás fuese a cerrar los ojos no dormiría, estaba demasiado emocionado y activo como para hacerlo, pero sí disfrutaría de la relajación que suponía el estar con el contrario simplemente descansando un poco. Le miró un instante y uso el otro auricular para colocarlo suave en la oreja del menor y que pudiese escuchar también un rato, dándole al play y ahora si apoyando la mejilla en la cabeza ajena para darse apoyo también, tomando aire junto con el aroma del contrario un momento y cerrando los ojos hasta que llegasen.


Una vez llegaron fue el sonido de aviso de llegada a la estación indicada mediante una voz grabada femeninas que abrió los ojos y miró un momento por la ventana, por la cual ya se veía prácticamente todo campo y naturaleza con unas cuantas cabañas que conformaban la estación de aquel lugar, apagando la música después y llevando una mano bajo el mentón ajeno para hacerle juegos en caricias con los dedos como solía hacer con el menor, para así poder despertarle.- Kook, Kookie, JongGuk~ - Le llamó varias veces quitándose el auricular y enrollándolo en el iphone para guardarlo en el bolsillo del pantalón.- Ya hemos llegado, go go go go. - Por el tiempo que duró el viaje la verdad es que se había relajado muchísimo y le había entrado cierta pereza, pero ahora que habían llegado el ánimo le pudo de nuevo, por lo general era un chico que siempre estaba en actividad aunque se quedase dormido después mientras le maquillaban, por eso se levantó de una y despacio para poder tomar la pequeña mochila y luego estirarse para tomar las que había dejando en la zona de arriba extendiéndole la suya al menor y saliendo del vagón con ánimo de no quedarse ahí en espera a la siguiente estación.

Hacía calor, para que mentir, el sol le dio una bofetada poco amistosa cuando salieron, más aún allí que estaban expuestos totalmente, aunque por suerte soplaba una pequeña brilla que le hizo tener que acomodarse un momento el pelo y luego las mochilas, tomando aire profundo para mirar al menor después consirnedo amplio.- ¡Bienvenido al paraíso! ¡No tengo ni idea de donde estamos, pero no importa! -Comentó sin vergüenza ninguna, la verdad, no tenía nada planeado, iba a la aventura y a ver que pasaba, incluso tendrían que ponerse a buscar algún sitio para armar campamento y comenzar entonces la diversión.- Vamos. -Comenzó a andar sin rumbo aparente, aunque al final terminó por sacar de aquella pequeña mochila un mapa doblado en varias partes, exteniéndolo y moviéndolo como si intentase descifrar un escrito egipcio o algo parecido, relamiéndose en concentración mientras caminaba y apretando un poco los labios adentrándose en aquel lugar.- Veamos... Hay un lago por aquí cerca... Y también un rio, ¿Qué prefieres? -Le preguntó mirando al menos tratando de guiarse con el mapa, aunque al final iba haciendo lo que le salía de ahí porque no lo entendía del todo, improvisando, propiamente dicho.
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Sáb Jul 12, 2014 7:28 pm

Que el mayor no le apartase fue un autentico alivio para él. Aunque estaba realmente incómodo incluso apoyándose en el hombro ajeno. Definitivamente, los asientos del tren no eran el mejor sitio para dormir, bueno, aquello era algo obvio, pero JungKook ya se había dormido en sitios muchos más diversos y peores que ese. Justamente por eso es que se encontró a sí mismo acomodándose y moviéndose en busca de una posición más cómoda, clavándose el apoyabrazos en el costado y optando finalmente por recargarse casi por completo contra el cuerpo de su hyung. ―Eres una almohada muy dura. ―Musitó con los ojos cerrados. Estuvo tentado de darle un par de golpes con el puño para ablandarlo como si fuera un cojín, pero aun en su estado de somnolencia lo consideraba una mala opción, eso sería pasarse. Sonrió tontamente al sentir la música que se colaba por uno de sus oídos, le resultaba agradable y le hacía adormecerse aún más. Terminó por abrazar con ambos brazos el brazo de Taehyung y restregó su mejilla contra el hombro ajeno antes de dormirse por completo. Su mente se perdió entre los miles de pensamientos y planes que tenía para esos días de escapada. Se imaginó junto al mayor persiguiendo peces por el río, asando marshmallows en una pequeña e improvisada hoguera o salpicándose mutuamente mientras jugaban en el lago. Y eso en su sueño le hizo sonreír ampliamente.

Gruñó suavemente al oír como le llamaban. Debían de haber llegado ya a su destino, supuso mientras se frotaba el ojo perezosamente y bostezaba, más dormido que despierto. ―¿Ya hemos llegado? ―Murmuró, sintiendo su boca algo pastosa. Antes de que pudiera incorporarse, su compañero de piso se levantó y él, que había estado recargado casi todo el rato contra el otro, perdió el punto de apoyo y su cuerpo se fue para abajo, encajándose un buen castañazo contra el apoyabrazos. Gruñó de nuevo y se incorporó hasta su posición inicial, frotándose primero la mejilla golpeada y luego el cuello, que le dolía por dormir en aquella postura por demasiado tiempo. Miró al objeto que tanta irritación le había provocado. Sabía que esa cosa le odiaba, pero el sentimiento era mutuo. Quería declararle una batalla campal al objeto en cuestión, aunque realmente era una idiotez y no había tiempo para eso. Suspirando, tomó su mochila cuando el mayor se la tendió y echó una última mirada al objeto, deseándole el peor de los destinos. Salió del tren siguiendo a su hyung. El sol le cegó por unos instantes, suerte que se trajo su gorra, se la colocó de forma que pudiera ver y se deleitó con el paisaje. Parecía un lugar estupendo para ir de acampada, si, no había duda de ello. ―¿Dónde estamos? ―Interrogó cuando escuchó que eso era como una especie de paraíso. No lo iba a negar, desde luego era un cambio comparado a la vida a la que se había acostumbrado, tanto en Busan como en Seoul, pues ambas eran grandes ciudades, sobre todo la última y estar rodeado de naturaleza no era lo más común. Si, podía haber parques y demás sitios verdes, pero nada podía compararse a donde estaban en ese instante.

Sin embargo, el mayor se encargó de darle un golpe de realidad. ―¿Cómo que no sabes dónde estamos? Y lo dices tan tranquilo, debería darte vergüenza. ―Bufó. Por un momento, pensó que el mayor lo tenía todo controlado, vaya si estaba equivocado, aunque no debería sorprenderle, pero si, había esperado que tuvieran un plan para el fin de semana. Suspiró y casi de malas formas dejó su mochila en el suelo. Hacía demasiado calor en aquel lugar, bastante más que cuando salió esta mañana del apartamento donde vivían todos y quizá llevaba demasiada ropa. Se quitó la camisa a cuadros que llevaba aquel día, quedándose en una camiseta de manga corta, y se ató la camisa a la cintura. Volvió a acomodarse la mochila sobre uno de sus hombros y se acercó al mayor por detrás para mirar el mapa por encima del hombro ajeno. Aunque era un poco inútil, pues no comprendía nada en absoluto de lo que veía en el mismo. Ladeó la cabeza hacia un lado y hacía el otro, pero eso no le ayudó en absoluto a ver nada en claro. ―¿De verdad me dejas escoger? Muy amable estás tú hoy, ¿estás tramando algo? ―Indagó entrecerrando los ojos, como intentando leer los pensamientos de la cabeza ajena, cosa que sabía que era misión imposible porque el mayor era demasiado difícil de comprender, incluso para él. Llevó una mano a su mentón, pensativo. Lago o río, ambas opciones sonaban igual de tentadoras. Lástima que no pudiera escogerlas las dos, ¿o tal vez sí? ―Vamos a una cueva, allí se estará fresquito y no habrá que montar tienda ni nada, solo tendremos que librarnos de los animales salvajes que en ella habiten. ―Dijo riendo por esa idea tan repentina. Era una tontería, lo sabía, pero tan solo bromeaba, ni tan siquiera pensaba que pudiera haber una cueva por allí cerca.  ―Vale, solo estoy bromeando. Aunque se estaría fresquito, eso sí. ¿Y si vamos hoy al río y mañana al lago? ―Para él la mejor idea era gastar un día en uno de los sitios y el día siguiente en el otro, pues quería disfrutar el máximo de ambos lados. ―No creo que el río lleve demasiada agua, pero seguro que hay peces, sería divertido pescarlos. ―Sonrió ampliamente de solo pensarlo. El día prometía ser bastante interesante, al igual que el resto de la salida en sí.
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Miér Jul 16, 2014 12:41 pm

La verdad es que aunque no supiera donde estaban y aunque el menor le regañara por ello, que le mirase feo o que acabasen perdido no perdía la sonrisa leve en el rostro divertido precisamente por ello, pues a parte de que le gustaba hacer "enfadar" al contrario y sacarle de sus casillas de vez en cuando, también le gustaba la idea de no tener ni idea de que hacer con su vida en aquel lugar e ir improvisando sin saber que podría llegar a pasar, acada vez se sentía más seguro de que aquella idea de ir de acampada los dos era la mejor que podrían haber tenido, de seguro habría sido genial ir con el grupo entero y quizás en un futuro podrían considerarlo en vacaciones, pero no, de alguna extraña razón que no se pararía a recapacitar en esos momentos, quería al maknae solo para él y así estaba el asunto, no necesitaba un motivo, era así y fin. Rió quedo, negando con la cabeza por la acusación, pues realmente no quería nada a cambio, tampoco pretendió ser considerado, la verdad es que solo quería un poco de ayuda para elegir el lugar, aunque entendía la broma del contrario y no solía tomarlas en serio, siempre se bromeaban mutuamente.- No~, si quisiera algo ya te lo habría pedido o en su defecto lo habría tomado por mi solo. Deberías aceptar la buena fé de tus hyungs, JungGuk... -Le miró entonces haciendo un gesto de desaprovación apretando los labios y negando con la cabeza como si realmente viese aquello como una descortesía, era así de expresivo  muchas veces y simplemente no podía evitarlo, aunque prono solo se quedo con el mapa en la mano mientras caminaba esquivando algunas piedras y ramas gruesas caídas esperando por una decisión por parte del menor.

¿Una cueva...? -Preguntó dubitativo, por un momento tomando en serio las palabras del menor pues tenía razón sobre la temperatura, aunque terminó por reír dándolo por chiste al escuchar sobre los animales, mirando un momento el mapa para luego llevar su vista alrededor.- Babbo... En las cuevas solo viven osos, en realidad me preocupan más los linces o los pumas que puedan estar afuera... -Lo dice imitando seriedad aún mirando un poco el paisaje mientras se iban adentrando, endureciendo el gesto un poco de tanto en tanto en momentos en los que el sol le daba de frente, acomodándose la mochila de vez en cuando mientras le escuchaba.-  Vale, de todas formas en caso de que no pesquemos nada... Y es probable que así sea... Mi madre me ha surtido de mcomida para llevar, creo que esa mujer cree que nos matan de hambre... -Arrugó la nariz un momento pensando.- Bueno, que nos matan de hambre más allá de la dieta...-Al final rió sacando de la mochila una botella de agua para quitarle el tapón y beber un poco antes de cedérsela al menor por si quería beber también, subiendose a un tronco que había en el suelo para comenzar a andar por el mismo haciendo equilibrios con los brazos en cruz ya habiendo cerrado el mapa, dándose por vencido por aquello y guiándose por intuición extrasensorial que no poseia en verdad, una forma sutil de decir que estaba caminando a lo valemadres sin saber a donde ir de forma concreta, guiándose por los sonidos lejanos del río que iban siendo cada vez más audibles.


No fue difícil encontrar el rio guiándose por el sonido del agua corriendo, aunque al parecer era bastante largo y tendría que buscar la zona más profunda para poder intentar pescar algo o mínimo poder hacer el idiota sin arriesgarse a romperse la cabeza contra las piedras, por ende cuando llegaron a la zona pedrosa se aseguró bien de que la mochila estaba bien sujeta a su cuerpo y comenzó a cominar con más cuidado para no resbalar, sin duda rd eun momento a otro en tomar una de las manos del menor para no perderle de vista y que ambos se sirvieran de apoyo, aunque para que mentir, también le gustaba tener contacto físico con JungGuk, incluso si lo hacía sin darse cuenta, a veces simplemente tenía el instinto de tocarle de alguna forma y no le supuso nada extraño ir de la mano con su amigo en esos momentos usando el rio resbaloso como excusa.- Dicen que en este río hay sanguijuelas y que si no te las quitas antes de veinte segundo podrían trasmitirte una infección de sangre irreversible. -Dijo mirando un momento al chico con gesto tenebroso, aunque hablaba de forma convincente sintiendo de un momento llegando a una zona más amplia y profunda del río, mirando a través del mismo un momento, parándose.- Crucemos, hay más sombra al otro lado y no quiero sudar como un pollo. -Rió sentándose en el suelo y comenzando a quitarse las zapatillas y los calcetines para poder arremangarse los pantalones de a poco, esperando que el menor hiciera lo mismo. - Tú irás primero, de ese modo si resbalas podré sujetarte~.

Se levantó entonces, dejando las deportivas colgadas de la mochila por los cordones para asegurarse de tener las manos libres y metiendo un poco los pies en el agua, saltando un poco por lo fría que estaba y caminando como pato de vez en cuando para evitar algunas piedras pequeñas que había, mirando al meno para extenderle la mano y que pudiese pasar delante de él para cruzar, aprovechando que no era demasiado fuerte ni profundo todavía aquel río y el único inconveniente que tenía era las piedras rebalosas.
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Mar Jul 22, 2014 10:37 pm

Había bromeado con lo de la cueva, así como con la consideración que tenía el mayor para con él. Y por supuesto, no esperaba menos que el otro le contestase de la misma forma.  Claro que no dudaba de su amabilidad, pero era Taehyung quien primero había tocado ese tema, cuando estaban en el tren y no dudaba en usarlo para bromear también él. Lo único que le había desagrado era lo de los animales. Esperaba que realmente no hubiera osos y cosas así, o protagonizarían una escena más típica de una película que de la vida real. Aunque dudaba que realmente entrasen en una cueva salvo para explorar si querían por la noche o algo por el estilo. Y también le había asustado al decirle que había animales salvajes por esa zona. ―¿Me has traído a un sitio poco seguro? ¿Y si realmente nos encontramos con algún animal peligroso? ―Hizo un pequeño puchero de disgusto. Primero el mayor le decía que no sabían dónde estaban ambos y luego que si había animales. ¿En qué lío se había metido por dejarse arrastrar a aquello? Suspiró y dejó sus protestas para más tarde al ver que V avanzaba sin él y no era buena idea que se perdiera, así que prácticamente corriendo se puso a su lado. Caminaba con cuidado para no caerse, las piedras tenías una apariencia traicionera y no quería resbalarse y torcerse el tobillo de forma tonta, además con todas esas promociones que aún tenían por hacer, una lesión imprevista sería un serio problema.

Se acomodó su gorra para que el sol no le molestase en los ojos y pudiese ver mejor y pasó una de sus manos por la poca zona expuesta del inicio de su espalda. Picaba, pensó mientras deseaba que no se estuviera quemando. Recordó como quiso ponerse crema esta mañana, pero no llegaba a aplicársela bien en algunos lugares y por no despertar a nadie, no quiso pedir ayuda y pagaba las consecuencias en ese instante. Seguramente luego le pediría al mayor que le echase por el cuello antes de que la piel se le terminase por caer en pedazos y acabaría pareciendo un cangrejo de lo rojo que se iba a poner si no hacía nada para remediarlo. Eso le había hecho distraerse, pero la simple mención de comida le hizo prestar atención de nuevo al mayor. ―Seguro que pescamos algo, no seas aguafiestas, hyung. ―Hizo un pequeño puchero, ya le había hecho ilusión el conseguir su propia comida de esa forma y poder cocinarla al fuego de una hoguera. ―Pero es que nos matan realmente de hambre. Será buen momento para saltarse la dieta~~. ―Dijo risueño, pero no era como que no se la saltaba de vez en cuando y se dedicaba a comer dulces a escondidas, sobre todo galletas. Pero no era algo que fuera a admitir en voz alta. ―Quiero comer marshmallows, espero que te hayas acordado de traerlos, que yo solo cogí las galletas. ―Se quejó poniendo la voz algo infantil, como solía hacer cuando quería algo. La verdad es que la idea de asar esas pequeñas nubecitas se le había antojado desde que sabía que iban a irse de acampada. Aunque tendrían comida de sobra, por lo que decía el mayor, nunca estaría aquello de más.

Ladeo la cabeza, podía escuchar el sonido del agua al correr, al parecer no estaban muy alejados del río, por suerte para ambos. No tardaron mucho en llegar, el cauce estaba bordeado por rocas y debían tener cuidado al pisar o se metería el golpe de su vida. Sonrió de forma inconsciente al sentir como el mayor le tomaba de la mano, no le era en absoluto molesta, más bien al contrario, se sentía cómodo y hasta seguro con el agarre, sabía que, al menos, si él se caía, lo haría con compañía. Frunció el ceño ante el comentario que hizo su hyung, le encantaba meterle el miedo en el cuerpo. ―No creo que por aquí haya muchas, pero, no son tan malas, ¿no? Las usan en la medicina. ―Asintió convencido de sus palabras, pero debía reconocer que estaría paranoico durante un buen rato. Tras caminar un rato, decidieron cruzar el río, por lo que se agachó para quitarse las zapatillas mientras reía por el comentario ajeno. ―Ay, TaeTae-hyung, el pollo alienígena entero sudado. Si tienes calor, puedes quitarte algo de ropa, eso hice yo~. ―Canturreó la última frase, divertido, mientras terminaba de descalzarse y guardar el calzado en una bolsa de plástico que había traído. Así podría guardarlo en su mochila sin ensuciar nada. Suspiró mirando mal al mayor, así que él tenía que ir primero, menuda su suerte. ―Tú lo que quieres es ver donde no debes pisar para que tú te quedes sequito mientras yo me calo hasta los huesos. ―Se quejó metiendo los pies en el río, siseando por lo bajo al notar la diferencia de temperaturas entre el ambiente y el agua. Adelantó al mayor y empezó a caminar con cuidado extremo. El río no era excesivamente profundo, pero las rocas sobre las que se estaba apoyando resbalaban en exceso y temía caerse. Y al parecer sus mayores temores se cumplieron ya casi al llegar a la orilla opuesta, pues confiándose dio un paso en falso y trastabilló, cayendo de forma bastante graciosa al agua. Ahogó un chillido y acabó con medio cuerpo mojado, hasta las caderas, pero, por suerte para él, pudo agarrar su bolsa a tiempo y evitar que se mojase. Había sido previsor y había metido ropa para una semana, así el mayor no tendría que prestarle nada, tenían confianza, si, pero no tanto como para usar los calzoncillos ajenos. Miró al mayor con un puchero en los labios. ―Dijiste que me sujetarías. Ayúdame~. ―Prácticamente exigió lo último mientras le tendía su mano al otro.
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Miér Jul 30, 2014 3:10 pm

La verdad es que no tenía ni santa idea de sanguijuelas, toda esa historia par ano dormir se la acababa de inventar para o bien hacerse el interesante o bien porque se le había venido a la cabeza y era lo más random e improvisado que se le había podido ocurrir en esos momentos, motivo por el cual se el escapó unha risa negando con la cabeza y alzando los hombros de manera despreocupada nuevamente sin darle más importancia a aquel asunto, ni siquiera sabía si había de esos bichos ahí y si los había entonces pues se estaban arriesgando, ¡que más daba? No había nada en esos momentos, ni fuera humana o semidios que hiciera que dejara de disfrutar de ese día con el menor, no cabía la menor duda de aquello en su cabeza.- La verdad, no tengo la menor idea sobre este río, pero quedó inteligente e interesante, ¿no? -Explicó riendo y sin vergüenza ninguna a demostrar que había dicho aquello por pura tontería.- ¡Hay que echarle imaginación! Si no, el campo sería demasiado aburrido, ¿no crees? - No sabía, quizás contar historias sobre un asesino suelto por el bosque, sobre pumas salvajes que vivían en los alrededores, sobre una tribu de indios aislada de la sociedad... Capaz eso le daba más emoción al asunto, no? Ah... De verdad quer a veces Taehyung seguía siendo un delirante niño, ya se lo decía su omma muchas veces.

Evil Makne... No quieras verme desnudo tan pronto, comenzaré a pensar que me has traído al campo por otro fines~. - Le movió el hombro haciéndose el coqueto por el comentario de la ropa, aunque obviamente bromeaba, de hecho era él quien tenía ese tipo de dudas con el menor o al menos estaba convencido de que era el único, por ello no temía a aquella broma, no creía que JungGuk se lo fuese a tomar en serio o a pecho, que se fuese a ofender... Después de todos siempre habían sido cercanos y siempre habían tenidos rocer muy apegados como amigos como para que un comentario de esa índole les incomodase... ¿verdad? Por un momento se quedó recapacitando sobre ello, guardando los calcetines en sus zapatillas para no perderlos y esperando porque el menor terminara, rascándose un poco unok de sus tobillos con el otro pie por un momento mirando ela gua del río correr frente a elos. ¿Hasta que punto estaba mezclando las cosas? No sabía, era extraño pensar en aquello, eran amigos y todo eso, era extraño imaginarse de otra manera con un hombre por más que en si Taehyung tuviese una mente abierta y desvergonzada, pero sobre todo era extraño el hecho de que imaginarlo no le fuese desagradable, quedándose un momento con la mirada encima del emnor sonriendo por la acusación mientras este comenzaba a acercarse al borde del rio, sonriendo de medio lado mientras le observaba atento y esperando a que avanzara un poco, riendo.- Nah... ¿Yo? ¿Por quién me tomas Kookie? No te haría algo así nunca. - Lo negó de forma descarada pues en parte el maknae no dejaba de tener razón, tomando aire y volviendo a fijar su mirada en el momento. Quizás solo estaba confundiendo las cosas... Quizás era muy apegada la amistad que tenían y eso llevaba a confundir, aunque tenía curiosidad de que era lo que pasbaa por la mente del menor muchas veces. Taehyung era de los que soltaban lo que pensaba de una la mayor parte de las veces, pero el maknae no era él, y eso formaba parte de la intimidad de uno mismo, por otro lado si pudiese leer su mente, no tendría tanta diversión el pasar el rato con él. Quizás solo tenía que preguntarle...

Oye, Kookie... - Fue a abrir sus labios de nuevo para terminar la frase mientras se adentraba en el rio y buscaba alcanzarle a paso cuidadoso y tratando de no resvalar que se vio cortado en sus palabras en el momento justo de ver caer al menor, alargando un poco la mano en un gesto de sorpresa pero sin estar lo suficiente cerca como para poder agarrarle y aunque lo hubiese hecho el lugar resbalaba tanto que seguramente se habría caído los dos, por ende... Solo le quedó ver el fatal destino de el menor, de su cabello, ropas, tennis... todo empapado en el río teniendo que apretar los labios aguantándose una risa que escapó nasal sin poder aguantárselo, al menos cuando vio que no se había hecho daños serios o algo parecido, terminando pro saltar una carcajada haciendo equilibrios con los brazos para no caer el también.- ¡Las anguijuela JungGuk! ¡Las sanguijuelas! -Dijo alzando la voz de forma burlona, aunque al momento hizo una mueca guardando el equilibrio para mirarle y acercarse a él guardando als zapatillas con una sona malo de los talones y extendiendo la mano hacía el menor para poder ayudarle sonriendo suave y divertido. No supo que fue exáctamente, quizás una mala jugada del menor, poner el pie donde no debía o0 el más puro estilo del karma que se lo devolvía por haberse reído del contrario, pero el caso es que sin más se resvaló de igual forma y aunque trató de mantener el quilibrio se tropezó consigo mismo dios sabe como y con que torpeza para termina cayendose también al agua, haciendo que todo quedase mojado. Pelo, ropa, mochila y zapatillas, todo empajado, quejándose por el golpe que se había dado en el trasero al caer encogiéndose un poco.- ¡Me he matado! -Exageró, siseando después por uan herida en la palma de su mano al apoyarse y después quedándose mirando al menor un momento porque se había percatado de algo que le hizo parpadear un momento.- Mis zapatillas...-Murmuró y sin más miró a las aventureras deportivas que se dejaban llevar por el flujo del río, levantándose de una para gatear como imbécil y tratar de levantarse dando resbalones y salpicando el doble hasta poder alzancarlas, serntándose de nuevo en el agua, ya de todos modos no importaba, estaban ambos empapados.

Bueno, al menos calor ya no vamos a tener... - Dijo suspirando resignado y sacudiéndose un poco el pelo con una de sus manos suspirando.- Me recuerda ese anime en el que la chica y el chico se caían al agua y tenía que dejar la ropa secarse en un árbol mientras estaban desnudos dándose la espalda para no verse...- No sabía ni porque se le había venido a la mente eso o porque lo comentaba, riendo entre dientes y sacándose la mochila de la espalda para que no siguiese mojándola, haciendo su mayor esfuerzo ante el peso que ahora esta presentaba debido a la humedad para lanzarla al otro lado del río, al que querían llegar.
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Sáb Ago 02, 2014 9:24 pm

Hizo un puchero. ¿Cómo se atrevía el mayor a reírse de él? Definitivamente tenía razón en lo que había pensado, aunque Taehyung le hubiera dicho que no, seguro que lo había hecho a propósito porque sabía que aquello terminaría sucediendo tarde o temprano. Y su mente de "Evil Maknae", como bien le había llamado V antes, estaba trabajando y planeando tirar al mayor al agua en cuanto le diese la mano. Si, un poco malvado, pero estaba seguro de que el mayor siquiera se enfadaría con él, es más, se echaría a reír, estaba prácticamente convencido de ello. Y si no era así, siempre podía decir que no había sido él y echarle la culpa al resbaladizo lecho del río y poner cara de niño bueno. Sí, eso funcionaría, pensó con una pequeña sonrisa dibujada en sus labios. Fue a tomar la mano ajena, incorporándose un poco para agarrarse a la misma, pero apenas le dio tiempo a dar un pequeño tirón cuando el mayor se precipitó hacia adelante. Se apartó por pura inercia, pero se vio salpicado de todas formas. Observó al mayor hacer un poco de drama en su caída y contuvo una risa. ―El karma, hyung, el karma ni olvida ni perdona~~. ―Dijo con una sonrisa. Le estaba bien empleado por haberse reído de él, definitivamente el karma se lo había hecho pagar con creces. Entonces fue cuando reparó en algo un poco extraño y sobre todo, inusual de ver. Unas zapatillas nadando. Se quedó observando la escena por unos instantes hasta que reparó en algo. ―Hyung, ¿no son esas tus zapatillas? ―Dijo aún mirando el calzado ajeno y señalándolo además, para que quedase más recalcado aún. Contuvo la risa al ver al mayor chapoteando para intentar alcanzarlo. La verdad es que la escena era demasiado graciosa, tanto que debía de grabar. Llevaba su móvil, así que podía grabarlo y tenerlo como recuerdo. Lástima que no pudiera subirlo a la red, porque entonces descubrirían donde habían pasado el fin de semana.

Se incorporó un poco para rebuscar en sus bolsillos, pero trastabilló y cayó de nuevo. Menudo día para mojarse, pensó. Debería haberse puesto el bañador, eso le habría ahorrado problemas. Tomó su mochila, que se había caído con el movimiento y se la echó al hombro. Pesaba. Y eso era mala señal, significaba que la ropa se había mojado. Esperaba que no fuera mucha o estaría en un buen problema. Intentó incorporarse otra vez, con un poco más de suerte, resbaló un poco, pero pudo mantener más el equilibrio. Rebuscó en sus bolsillos, pero no había nada, estaban vacíos. Y le entró el pánico. ¿Y si su teléfono se había unido a la aventura de las zapatillas de su hyung? Esperaba que no fuera así, así que tomo su bolsa y rebuscó en ella. Y afortunadamente para él, allí estaba, sobre la ropa que aún tenía apariencia de estar seca. Lo mejor era llegar a la otra orilla pronto porque así podría sacarla y poner la que estuviera húmeda a secar. Desistió de la idea de grabar al mayor cuando le vio de regreso de su misión de rescate. Se mordió el labio para no echarse a reír y que Taehyung se enfadase con él. ―Deberías haber dejado que las pobres vieran un poco más de mundo. ―Bromeo intentado no soltar ninguna risilla en el intento. ―Y la próxima vez busquemos un puente por donde cruzar. ―Miró al otro suplicante, no quería tener que volver a pasar por aquella odisea de cruzar un río cuando tuvieran que regresar. Aunque siquiera sabía si iban a regresar por ahí. Cruzaba los dedos para que fueran por otra zona.

Vale, no tendremos calor, pero yo no me quiero volver a caer. ―Se quejo ante la broma del mayor. Debería haberle hecho reír, y en una situación normal, estaría carcajeándose. Pero no en aquel momento. Solo quería salir de ese río traicionero y echarse un rato en la hierba para secarse al sol. Comenzó a dar tímidos pasos pues estaba harto de caerse, terminaría haciéndose heridas que le iban a molestar el resto del fin de semana y no quería eso. Pero se quedó estático y con los ojos muy abiertos al oír aquello. ¿Insinuaba que se tenían que desnudar? ¿Los dos? El maknae sintió sus mejillas arder por unos instantes y carraspeó un poco. Sabía que ninguno tenía nada que no tuviera el otro, pero por alguna razón que no lograba entender, le daba vergüenza quedar completamente sin ropa delante del otro. ―Ya, seguro que era hentai. Luego dices que yo soy el de las malas intenciones. ―Intentó que sonase a broma, pero tanto su tono de voz como su rostro estaban algo serios. Y rezaba interiormente porque el sonrojo que suponía que había teñido sus mejillas ya hubiera desaparecido, no quería ser interrogado y codeado por un alien. Porque sabía que si el mayor se daba cuenta de que se había sonrojado por ese comentario, no le dejaría tranquilo ni por un instante. Suspiró y emprendió la marcha de nuevo, deteniéndose al darse cuenta de que su hyung no le seguía. Se giró y le miró con curiosidad, pues no entendía que estaba haciendo el otro hasta que le vio lanzar su mochila al otro lado. Hizo una mueca de sorpresa, no esperaba que el mayor fuera capaz de conseguirlo. ―No sabía que tenías tanta fuerza. ―Parpadeó sorprendido. Quiso intentarlo él también, pero desistió por la seguridad de sus cosas.

Se tiró sobre la hierba, prácticamente abalanzándose sobre la misma al llegar por fin a su destino. ―Tierra firme. ―Quería echarse casi a llorar, pero no iba a hacerlo. La escena ya era de por si extraña, como para añadirle aún más drama. Dejó su mochila tirada a su lado y se quedó tumbado unos instantes antes de querer moverse siquiera. Suspiró, así no iba a secarse, pero no tenía ganas reales de mover un solo músculo. Debía hacerlo, se dijo, pues su ropa pesaba y se le pegaba al cuerpo, y si no lo hacía en ese instante, luego iba a lamentarlo. A regañadientes se levantó y se quitó primero la camiseta y luego el pantalón. Y no iba a quitarse más porque no era un exhibicionista, aunque solo hubiera una persona mirando. Se frotó los brazos, estaba helado porque el agua del río estaba bastante fresca. Estiró la ropa que acababa de quitarse con cuidado de que no se le manchase y se giró hacia el mayor. Había algo que llevaba un rato molestandole. ―TaeTae-hyung, dejame ver tu mano. ―Hizo un puchero y se levantó para ponerse al lado del otro y tomarle de la muñeca, observando la palma ajena. Frunció el ceño al ver la herida y pasó el dedo por el contorno de la misma, sin llegar a tocarla. ―Debes tener más cuidado. ―Susurró e hizo algo que ni él mismo pudo explicarse más tarde. Besó la palma ajena, como hacen las madres cuando su pequeño se hace una herida. Pero ni JungKook era una madre ni Taehyung era su hijo. Y cuando se percató de lo que había hecho se quedó paralizado. ¿Qué estaba pasando por su cabeza para hacer algo así?
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Lun Sep 08, 2014 11:26 am

Aigo... Tú querías que me quedara descalzó para que las lombrices me mordiesen los dedos gordos del pie. - Se quejó en cierto modo infantil ante el hecho de las zapatillas, pero por suerte no había llegado a quedarse sin las mismas y no tendría que pasarse ahora todo el día a pies descalzos o ensuciando ya nada más llegar las que había traído de respuesta por si se quedaban varios días... Quizás debió haber llevado unas más viejas o algo por el estilo, en fin, no era demasiado detallista y ya había quedado claro que de todas las cosas raras de su personalidad la de tener un sentimiento de responsabilidad no era demasiado destacable en él. Por una vez hasta él asintió prefiriendo la idea del puente a las aventuras del alien y la galleta perdidos por el mundo, aunque fuese solo por ahorrarse el detalle de la incómoda ropa empapada ahora encima de ambos que sin duda se convertiría en un incordio, sobre todo en el campo en donde se les pegaría a la ropa cualquiera porquería con la que se rozasen y con porquería se refería a ramas, hojas, tierra, lo que fuese.

Torció un poco los labios, ok, sí, seguramente eso había sido su culpa, ¿seguramente? lo era, ¿a quien se le ocurría algo así con mochila y todo? Bueno, la respuesta estaba clara pero se sentía algo “mal” de arrastrar al menor consigo en aquello, aunque por otro lado seguía haciéndole gracia, provocándole la tentación de reír que se aguantaba para evitarse alguna que otra regañina mientras movía los pies dentro del agua y hacía equilibrios tratando de no caer de nuevo sobre las resbaladizas rocas. Sin embargo ante la idea del hentai fruncía el ceño ligero tomándose el bajo de la camiseta para poder escurrir la tela y al menos quitarse algo de agua de encima.- Claro que no, de hecho era uno gore de una chica con vectores que le salían de la espalda y descuartizaba gente… Un experimento o un alien o algo por el estilo. Era divertida. - Se alzó de hombros como si nada, como si lo que hubiese descrito tuviese realmente relación aparente con una imagen tierna e incómodamente sexual como la que había comentado, aunque no mentía, realmente el anime era así. Alzó una ceja y luego alzó los hombros de nuevo entre risas, negando con la cabeza y haciendo pose de fortachón con los brazos.- Pero Kookie, tanto ensayo debe servir para algo y recuerda que yo soy espacial, digo, especial… ¿No decís eso vosotros siempre? - Se escudó en la imágen que siempre describían de él, no solo los miembros de su grupo si no las fans en general, una imagen que no le desagradaba realmente.

Él en sí estaba mucho menos preocupado por la situación que lo que el menor mostraba, quizás porque estaba más pendiente de su mano herida mientras caminaba tras el menor que de otra cosa en verdad, aún así dando algún que otro resbalón pero logrando mantener la dignidad y el equilibrio a tiempo hasta que llegó a la orilla del río y se puso sentar junto al menor tomando aire profundo y después sonriendo amplio mirándole como niños, como si de verdad acabasen de vivir la prueba de superación de su vida.- Miralo por el lado bueno, ahora tenemos una anécdota que contarle a nuestros nietos. -Le dijo con ánimo palmeando una de las piernas ajenas para que se animase, después solo siguiéndole con la mirada mientras se levantaba quedándose él sentado un momento más. Fue raro… No era la primera vez que veía al contrario sin ropa, pero esa vez según se iba desnudando o quitando al menos la camiseta y el pantalón se le quedó viendo fijamente e incluso no se dio cuenta de una cara extraña que se le puso torciendo la mandíbula y mordiéndose la lengua como imbécil, agitando después la cabeza para disimular cuando el menor se giró de nuevo, frunciendo apenas el ceño al no entender porque le había dado de pronto por tener semejante fijación. Aún así quiso que siguiese siendo natural, fue un momento tonto que tuvo y por ello solo se quitó también la camiseta y luego los pantalones moviendo las piernas para ayudase al estar sentado, dejándola extendida a su lado en una roca cercana para que no se llenase de porquería. Sí, definitivamente se parecía a la escena de aquel anime.

¿Eh? - Le miró después frotándose él uno de sus brazos y luego mirándose la otra mano para alzar las cejas y extendérsela al maenor.- No es nada, solo un cortecito~. -Aseguró sin preocupación dejando que revisara los daños si quería, después de todo eran amigos y no le molestaba, aunque sí siseó cuando sintió el roce en el contorno de la herida en una ligera mueca que no duró demasiado, por leve escozor más que nada.- Ya bueno, pero mejor haberme apoyado en la mano que haber caído de cabeza, ¿no? -Se fue a reír, de hecho comenzó a hacerlo hasta que vio el gesto que tuvo el otro contra su mano, quedándose serio un momento parpadeando e igual de intrigado y sorprendido como el menor, por lo general era él quien acosaba a JungGuk de aquellas formas, eso le hizo sonreír suave al final sin poder evitarlo.- ¡Own! ¡Ese es mi maknae! -Quiso romper el momento incómodo, una incomodidad rara la verdad, no solía pasar entre ambos, pero igual fue por pura inercia que le rodeó por los hombros con un brazo y lo medio abrazó como solía hacer, aunque con la diferencia de que estaban semi desnudos.- ¿Tienes frío? Quizás se hayan salvado algunas camisetas de las mochilas para mientras tanto o al menos unos pantalones. -Le dijo mientras le friccionaba el brazo en ese apego para darle un poco de calor, sin intenciones secundarias realmente aunque para que mentir, era tan…- Suave… Tienes una piel tersa…- murmuró apenas audible y cuando recapacitó de que se había quedado mirando los hombros ajenos un segundo le soltó y se levantó de una con las manos en los hombros- ¡Extensa! ¡Esta zona es extensa! -Trató de arreglar lo que había dicho como si nada, después de todo podría tratarse de uno de sus arrebatos.- Seguramente podríamos comer algo por aquí cercano si hay un río habrá un lago cerca… ¿O estoy diciendo tonterías?

Se frotó el pelo pensativo y fue a por la mochila para poder abrirla y comenzar a revisar que se había y que no, sacando un par de pantalones que si bien estaban algo húmedos podrían salvarles el día y por suerte tenía talla parecida, así que le cedió uno al menor.
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Jue Oct 02, 2014 11:31 am

Parecía que el fin de semana no empezaba con buen pie. Apenas llevaban unas horas en el campo, pero estaba totalmente agotado. Supuso que sería cosa de andar por el río, luchando continuamente con esas resbaladizas rocas mientras intentaba mantener el equilibrio, cosa en la que terminó fallando porque al final se cayó y se empapó entero. Y eso al parecer, solo pudo empeorar la situación. Con toda su ropa mojada, se le hacía más difícil moverse y además estaba el hecho de que pesaba y llegar a la orilla había sido como una especie de odisea. Por eso no había dudado ni un segundo en tumbarse en la misma, sin importar siquiera manchar de tierra la ropa que llevaba ese día. Y a pesar de que no quería moverse ni lo más mínimo, tenía que hacerlo para evitar resfriarse y que eso les acarrease problemas a ambos. Por eso se había levantado, más que nada, para quitarse las prendas llenas de agua, y mientras lo hacía, le sacudió un escalofrío. Sentía observado, miró a un lado y al otro esperando no ver a ninguna alimaña. Era extraño, pues eran los únicos que estaban en ese lugar probablemente en kilometro a la redonda. Y se había cambiado infinidad de veces delante de Taehyung y nunca se había sentido así. Así que simplemente se encogió de hombros, terminando de quitarse la ropa y ponerla a secarse. El sol apretaba con fuerza, molestándolo y además de estar cansado tenía hambre. No sabía si fuese ese conjunto de circunstancias lo que le llevo a actuar como lo hizo y besar la herida palma del mayor. Bien era cierto que era el típico gesto que su omma le hacía cuando se había hecho daño y le lloraba un poco para que le curase, pero ni V era un niño ni Jungkook era una omma, así que pensándolo bien, era algo extraño. Por suerte para él, el mayor se lo tomó con bastante humor, como era natural en aquel muchacho, consiguiendo que el también sonriera. Aunque no dijo nada, principalmente porque no tenía nada bueno que decir y apartó la mirada de la mano ajena, no quería que el otro viera que se había sonrojado ligeramente por aquella idiotez.

Tras separarse del mayor, comenzó a sentir frío. Hacía bastante calor, era natural, estaban en pleno verano, pero su piel estaba mojada y helada y parecía que su joven cuerpo no quería soportarlo. Se frotó los brazos con nada de disimulo, queriendo activar la circulación de los mismos mientras el sol hacía el trabajo de secarle lentamente. Chasqueó la lengua al percatarse de que el mayor se había dado cuenta de lo que pasaba. —Estoy bien, es porque estoy algo mojado. —Sacudió un poco la cabeza, estremeciéndose al sentir las caricias que el mayor le daba en uno de sus brazos y arrugando la nariz al oír como murmuraba algo que no llegó a comprender. Regreso a donde había dejado su bolsa y se agachó a evaluar los daños que había hecho el agua en el interior de su mochila. Empezó a sacar prendas y más prendas mojadas, apenas se había salvado nada, solo algunas camisetas que había llevado. —Está casi todo mojado. —Se quejó, tomando la que parecía ser la más grande y ancha, no era exactamente de su talla, pero cuando creciera un poco más le iría bien. No dudo en ponérsela, y aunque le estuviese algo holgada, le tapaba un poco al menos, ya que le avergonzaba levemente estar solamente en ropa interior. No es que nadie a parte de su compañero de grupo le fuera a ver, pero no podía asegurarlo tampoco y más valía prevenir que lamentar. Aunque la camiseta se le empezaba a pegar al cuerpo, pero no tenía nada con que poder secarse, nada seco debería decir… Dudó un poco antes de tomar los pantalones que le tendía el mayor. Por suerte ambos tenían la misma talla, aunque seguramente eso no sería por demasiado tiempo, pero no le dio muchas vueltas a eso y tomó la prenda tras asegurarse de que el mayor tenía otra también. No iba a usarlos si eran los únicos que el otro tenía secos.

Dando pequeños y cómicos saltitos consiguió ponerse el pantalón, era algo difícil porque tenía la piel mojaba y la tela se negaba a colaborar con él. Al conseguirlo pasó algo que le hubiera gustado evitar, pero que al parecer, su cuerpo tampoco quería portarse bien con él. Escuchó a su estómago gruñir debido al hambre y se sonrojó levemente, carraspeando por lo bajo. —Hyung, ¿qué tal si comemos ahora? Sé que quizá sea un poco temprano, pero tengo hambre y con un poco de suerte, nuestra ropa se habrá secado para cuando terminemos. —Señaló con una mueca a parte de las prendas que ambos había esparcido por el lugar dejándolas estiradas por diferentes sitios para que se secasen al sol. —Además, quiero probar la comida casera de tu omma, debe estar buena~~. —Se relamió de forma inconsciente y luego pasó a una estrategia para convencer al mayor. Pucheros y algo de aegyo, le conocía lo suficientemente bien como para saber que no podría negarse. De tanto en cuando se llevaba una mano al cuello, le picaba y notaba la piel más caliente de lo que debería. No sabía si se estaba quemando, quizá le había picado algún insecto sin que le hubiera notado. —TaeTae, tengo la piel del cuello rara. ¿Puedes mirar? Creo que me estoy quemando. —Se giró dándole la espalda al mayor y apartando el cabello de su nuca para evitar que molestase al otro en su "inspección".
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Kim Taehyung el Vie Oct 24, 2014 6:44 am

Empezaba a dudar de si mismo y no precisamente porque hasta el momento sus ideas no hubiesen sido las mejores del mundo, aunque también... Si no más bien dudada en cuanto al menor en relación a sus propios pensamientos, desde hacía un rato que se estaba tomando los gestos que tenía con el contrario algo más en serio de lo habitual, pues en si siempre estaban jugando, Taehyung siempre se mostraba cariñoso con sus compañeros de grupo, touchy como dirían algunso, en especial con JungKook, pero hacía tiempo que aquello iba más a más y realmente no se daba ni cuenta, tampoco lo hacía a posta, solo que ahora y debido a las situaciones que estaban pasando... Se sentía extraño y no en un mal sentido de la palabra como tal... Más bien no sabría definirlo como bueno o malo. Aquellos agarres de manos al caer, el ver al menor con la ropa mojada y más aún ahora sin la misma, ese beso que había recibido en la mano, eran cosas que no estaba viviendo por primera vez como tal, ya le había visto en bañador, en vestuarios, siempre lo abrazaba, incluso le coqueteaba en bromas sobre el escenario y aunque JungKook fuese algo más reservado y fuese más bien siempre más victima que acosador, la verdad es que nunca rechazaba los gestos de Taehyun, no como lo hacía con otros como Jimin. En fin, eran todos amigos, pero con razón tenían una relación amistosa tan estrecha, eran la pareja de oro, titulo entregado por muchos, el duo dinámico, el dolor de cabeza pirncipal de los hyungs y se consideraban prácticamente familia de alguna manera. Definitivamente esos gestos no eran raros entre ellos, entonces... ¿Por qué se ponía nervioso? ¿Por qué le daba tantas vueltas? ¿Por qué lo sentía en cierto modo distinto? Era alguien peculiar, sin duda, pero hasta para alguien como Taehyung eso era extraño y desde luego una señal de peligro, hasta sentía sus manos sudar sin motivo aparente y eso que en general estaba mojado y aparentaba tranquilidad o normalidad.

Vaya... Lo siento, ha sido un idea tonta... - Él mismo rió, no iba a negar que por su culpa la mayor parte de la ropa estabas mojada y tampoco negaría que gracias a su idea de cruzar un río que no conocían en cuanto a terreno, descalzos y cargados con mochilas ahora ambos estaban mojados de por si y tendrían que pasar un rato esperando a que la ropa se secase, por ende se disculó entre risas, haciendo una mueca y mordiéndose la parte inferior del labio en un gesto de cierta vergüenza por haber liado todo aquello, aunque se le pasó rápido la verdad, solo tomó una camiseta y al momento que se quedó mirando al menor de reojo de nuevo se le olvidó lo que su mente había estado pensando, tuvo de nuevo ese impulso de solo tocarle un brazo, un hombro, una pierna o abrazarle de la nada como solía hacer, solo que ahora ese impuslo venía acompañado de una sensación extraña que le impedía hacerlo, al menos mientras estuviesen semis desnudos, en fin, eran hombres pero cierto pudor existía a fin de cuentas. De todas formas sonreía, no le daba demasiada importancia ya que seguramente sería una tontería más de las que se les solían pasar por la cabeza a diario, además se lo estaba pasando bien... Era divertido poder compartir un tiempo entre amigos, mantenía la sonrisa por aqullo hasta que se puso una camiseta cualquiera, de las que no estaba demasiado húmedas sin preocuparse de la talla, aunque le quedaba bien, quizás no era tan holgada como la del menor pero le cubría lo que venía siendo el concepto sexual del asunto. De todas formas, agarró un pantalón corto de aquellos que usaban a veces para ensayar y se lo puso riendo por los saltos del menor, aunque para caminar él de nuevo hacía su mochila lo hacía como pato mareado por la incomodidad de caminar descalzo sobre tierra, ramitas, piedras, etc.

¡Bueno! -Dijo animado y mostrándose conforme con la idea y propuesta del menor, sacudiendo un poco la porquería que se había quedado pegada a la mochila al estar esta húmeda y sentándose en una roca que había cerca para poder abrir la bolsa y revisar dentro, además... Le era imposible resistirse cuando al menor le daba por hacer aegyos y esas cosas que siempre hacía para las ARMYS.- La verdad no tengo ni idea de que es lo que me haya dejado, pero rico estará seguro... Cocina bien. Un día tendría que venir a casa... Si es que hay tiempo... -Suspiró sonriendo levemente ahora mientras sacaba unos tapers de comida y unas cuantas bolsas, ambos con arroz, carne, algunas verduras, frutas, fideos, de todo un poco, suspirando.- Si no hemos tenido tiempo de verlos apenas en dos años, imagino que cuando podamos hacerlo cada uno irá a su casa. -Alzó sus hombros, realmente no es que se hubiese puesto triste ni nada de eso, pero si echaba de menos a su familia cuando pasaba mucho tiempo, como era obvio y estaba seguro de que el menor lo hacía por igual, por ende no comentaría mucho más de ese asunto.- ¿Um...? -Su mirada fue de nuevo curiosa hacía el menor y dejó todo lo que estaba terminando de sacar en el suelo para levantarse e ir de nuevo con el menor a pasos graciosos para poder ponerse detrás.- A ver...- Le apartó el cuello de la camiseta, mirando la zona que le molestaba al menor y sisean al ver la zona de las vertebras y nuca en general enrojecida incluso podría ser que estuviese algo inflamada.- Está muy rojo e irritado... Quizás te hayas rozado con alguna hortiga o sí... Te habrás quemado... -Torció los labios, suspirando para ir de nuevo a por la mochila, re buscando hasta sacar un bote de crema protectora para el sol de baja potencia, junto con una crema contra irritaciones y picadas.

Omma siempre me saca preparado de casa~. Aunque es protector bajo... Porque... Bueno...-Estiró los brazos y se los miró riendo y dando a entender que con su tono de piel no solía quemarse bajo el sol con facilidad y en todo caso si decidía asegurarse, no necesitaba demasiado. Fue con el menor de nuevo y se le colocó detrás para echarse un poco de crema solar en las manos y extenderla por su nuca y colando un poco los dedos por bajo la camiseta para extenderla por las zona entre hombros y cuello, apretando los labios, extrañamente fijado en lo que hacía, en la piel ajena, casi hasta empezaba a hacer movimientos suaves con sus dedos, agitando un poco la cabeza para hacer lo mismo con la crema anti irritaciones sobre la parte roja. No supo porque, pero al quedarse mirando su piel y tras hacer aquello sonrió de lado y de nuevo tuvo una de esas reacciones que le salían naturales y sin previo aviso, acercándose para poder dejar un beso en su nuca, un beso que si bien fue suave, se quedo plasmado en su piel un par de segundo antes de separarse de su piel. De golpe el corazón le latió rápido, por unos instantes solamente, una presión en el pecho que duró realmente poco, lo cual era más extraño aún, icnluso sintió un pequeño calor en sus mejillas.- Ya está... Ahm... - Entonces dejó la crema anti picada e irritaciones en el suelo y se puso delante del contrario poniéndose de la solar en los dedos.- Eres más clarito de piel, así que te pondré en la cara, por si las moscas... No quiero que me reten en el staff por devolver al maknae color pasión. - Rió y entonces comenzó a ponerle crema en las mejillas y punta de la nariz en gestos divertidos, poniendo caras estúpidas incluso mientras le extendía la crema por la piel, fijándose en sus lunares, de forma disimulada e íntima le analizaba, como si fuese la primera vez que le veía, incluso levantándose el pelo para ponerle en la frente. No sabía porque se sentía especialmente atraído por hacer esos gestos, pero le gustaba hacerlos...-
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Jeon Jung Kook el Vie Nov 21, 2014 12:29 am

Alocado, así podría definir a su hyung, pero eso en cierta forma era parte de sus encantos y JungKook mentiría si dijese que no le gustaba en absoluto esa parte de él, pues era justo todo lo contrario, le encantaba de hecho. Aunque tuviese esas ideas un tanto absurdas y locas, a veces bien disparatadas y que por lo general eran completamente imprevisible, le seguiría queriendo. No por nada ambos junto a Jimin eran la llamada maknae line, el temor de todo hyung, siempre jugando los dos juntos y haciendo tonterías, bailando en el backstage entre una actuación y otra, incluso aunque los grabase, no le importaba mucho aquello, mejor para las ARMYs, así serían más felices. Podrías decirse que se le pegaba algo del mayor, se le pegaba lo ruidoso que era y algunas de las tonterías que hacía él mismo de vez en cuando quizá se veían de alguna forma influidas por pasar tanto tiempo con él. Más de una vez había oído a Jin quejarse de la hiperactividad de ambos y que no les dejaban descansar, porque contagiaban con su entusiasmo a todo el grupo y al final estaban todos como de fiesta mientras los dos mayores estaban tratando de recuperar fuerzas. Pero era normal que fuera un tanto ruidosos, siempre estaban juntos, bueno, siempre que fuera posible, a veces el staff de los eventos los ponía separados, pero ambos se las apañaban para estar juntos de nuevo, por lo general se saltaban un poco a la torera las cosas que les decían. Eran los más jóvenes y en consecuencia los más traviesos. Por ejemplo, Taehyung llegaba al extremo de saltarse parte de las coreografías, solía ser sutil, muchas veces solo le tocaba el pelo pero otras veces le pegaba pequeños empujones para apartarle del centro del escenario.

Imprevisible, así le podía definir, así que el hecho de estar totalmente calados y con solo un par de prendas totalmente secas cubriéndolos tampoco debería resultar tan sorprendente. Tampoco tenía mucho derecho a quejarse como lo hacía. Había sido en parte su culpa también. Debería haberlo previsto, en primer lugar y luego haber convencido al alien de buscar un sitio más seguro para cruzar, un puente, ya fuera natural o artificial o un lugar donde hubiera menos agua o que no tuviese tantas rocas en el fondo. Pero se había dejado llevar, quizá el otro era demasiado influyente como para decirle que no, y así era como había terminado en esa situación. Al menos, se había reído cuando las zapatillas del mayor decidieron irse río abajo en busca de aventuras. Quien sabe, quizá era algo así como el karma, debían pasarlo un poco mal para que el fin de semana mereciera realmente la pena. Al menos, el mal había pasado por el momento, se estaban dejando calentar poco a poco por el sol y como el día era bastante caluroso, el estar mojados les ayudaba a sentirme más frescos. Se frotó la tripa mientras veía al mayor sacar toda esa comida, realmente se sentía bastante hambriento en esos momentos. Esperaba poder contenerse un poco y no arrasar con todo o no tendría que comer por lo que restaba de acampada. —Tiene una pinta excelente. En verdad tengo ganas de probarla. —Sonrió un poco como el niño que aún era. —Me encantará comer en tu casa, pero me temo que la de Jimin me pilla más cerca. —Negó, riendo un poco y sentándose a su lado sobre la roca. Era algo incómodo, pero al menos no se mancharían, cosa que si pasaría si estaban demasiado rato sobre la hierba.  —La comida casera hace que recuerde mi hogar… —Agachó la cabeza, algo entristecido y se revolvió un poco el pelo, poniendo una mueca de tristeza en la cara. Oh, sí, era un tema delicado lo mirase por donde lo mirase. No por nada era el maknae del grupo y por más maduro que fuera en algunas situaciones, aquella no era una de ellas. No podía evitar extrañar demasiado a su familia, sus amigos, pero eran los gajes del  oficio y tenía que aceptarlo. Sabía que los demás también sufrían, por eso no se quejaba ni trataba de verse demasiado afectado.

Cuando finalmente se le pasó un poco el disgusto, se dejó hacer, le molestaba bastante el cuello, llevaba así durante un largo rato, seguramente se habría quemado. El pensamiento de tener dañada su perfecta pielecilla de maknae le asustaba, además, no tenía ni idea de que podría usar como excusa, ¿qué se puso a tomar en sol en Busan? Quizá hasta servía y todo. —¿Tú crees que me haya quemado? Eso sería un problema. —Hizo un pequeño puchero. Dudaba que fuera la ortiga, estaba seguro de que no se había rozado con ninguna. No le gustaba aquello, su piel era muy clara, como el típico coreano promedio, aunque era raro que le pasase aquello, solía ser cuidadoso, incluso se había echado crema antes de salir. ¿Se había equivocado de crema o debería haberse echado un poco más a la hora de llegar? —Me quemaré más si me pones eso. A ti no te afecta porque eres más negro que Rapmon. —Negó con la cabeza, soltando una risilla risueña, pero esta se cortó de inmediato al sentir algo suave presionándose contra su cuello. Y no era la primera vez que sentía aquello. Labios. Los de su hyung. ¿Le acababa de besar la nuca? A punto estuvo de sonrojarse y de paso de atragantarse con su propia saliva. Si bien no era la primera vez que el mayor que le daba un pico sobre la piel. Ya lo había hecho en otra ocasión, cuando estuvieron celebrando el año desde su debut, en el programa de radio de Suga, en Festa. Justo cuando Jin le preguntó quién era su hyung favorito y no supo que contestar, ya se encargó Taehyung de hacerlo por él. Había sido raro en ese momento, en frente de todos. Pero ahora, que estaban solos, por alguna extraña razón sentía que aquello era mucho más raro que la última vez. Quizá porque era algo más… intimo.

¿Hyung? —Preguntó confundido, porque no estaba seguro de cómo debía reaccionar. Se sobresaltó al verle ahora delante de él. ¿En qué momento se había puesto en aquella posición? Le estaba poniendo crema por toda la cara y no pudo evitar reír por ello, dejando una sonrisa amplia en la cara. —No, el rojo es bonito, pero no en la piel si no es maquillaje. —Chasqueó la lengua mientras dejaba que el mayor terminase, sonriendo como un idiota, pero es que esos pequeños gestos hacían que adorase cada vez más a V, siempre era muy atento con él. —Tenía yo crema solar, pero bueno, seguro que esto no estará de más. —Una vez que acabó de cubrir su rostro con protector, se giró hacía uno de los tapers de comida. Tenía tanto hambre que se comería a J-Hope, quería decir, a un caballo (?). —Ah, comida de omma~~. Deberías lavarte las manos en el río antes de comer~~. —Sacó un par de cubiertos y se llevó un poco de carne a su boca, prácticamente soltando un pequeño gemidito de satisfacción. —Tan bueno. —Lloriqueo saboreando el pequeño bocado. La comida de Jin-hyung era muy sabrosa, pero nada como la que preparaba una madre.
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just one day... Or two, or three - Privado

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:08 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: beyond seoul :: Otros

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.