Últimos temas
» Este es el nuevo censo, no es un simulacro
Sáb Jul 16, 2016 1:28 am por Lu Han

» Registro de Grupos/Rangos
Jue Mayo 21, 2015 4:52 pm por Han Sang Hyuk

» Let me know {Priv. Taehyung}
Jue Abr 16, 2015 10:13 pm por Jeon Jung Kook

» Academia ShowON ♛ Élite
Mar Abr 07, 2015 12:00 am por Jeon Jung Kook

» Noticia de último minuto
Dom Abr 05, 2015 10:09 pm por Lu Han

» Never found a love like you - {Kim Joon Myun}
Sáb Abr 04, 2015 12:05 pm por Wu Yi Fan

» Desmaius (Afiliacion elite)
Jue Abr 02, 2015 4:15 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal||Apertura}
Jue Abr 02, 2015 3:35 pm por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 3:22 pm por Invitado

dust to dust
Últimos temas
I
II
III
IV
©
Bienvenido/a Invitado
Es exactamente lo que crees que es. Un foro sin trama alguna sobre idols coreanos con más dinero que cabeza. Únete a nuestra lucha malvada por conquistar el mundo.
Cosas que hacer:

—Leer las reglas
—Leer el f.a.q
—Rolear
Noticias
[07/03/15]: Primera Actividad
La primera actividad del foro ha sido iniciada. No sean malos y participen o me encargaré de descuartizarles a todos. Más información aquí
[27/02/15]: Gente Inactiva
El grupo de 'Inactivos' ha sido implementado de nuevo. Una lista completa de la gente inactiva y cómo recuperar tu color, por acá
—[12/02/15]: Limpieza de afiliados
—[04/01/15]: Los resultados de la encuesta
—[04/01/15]: Cambio de Skin
—[04/01/15]: El foro cumple medio año.
—[23/12/14]:Encuesta del Foro.
—[04/08/14]: Primer Artículo de la Gossip.
—[04/07/14]: Inauguración del Foro
—[25/06/14]: Creación del Foro
Gossip Girl
Perfil
Jeon Jung Guk
Perfil
Lu Han
Perfil
Song Min Ho
personaje destacado
from when and until where
Tema destacado
Créditos
Gracias a Blu por ayudarme y corregir los pequeños errores porque siempre termino arruinando todo de alguna manera, por sus codes, por algunas imágenes y por la mayoría de este skin, la verdad. Gracias a los fotógrafos de las imágenes, apropósito. Gracias a Carly por ser hermosa y ayudarme en este proyecto (y en muchos más la verdad). Gracias a Rose de Glintz por sus tutoriales en las templates. Gracias a Nell de Serenditipy por el tutorial de los botones.

En general, aconsejaría no copiar y ser original, pero porque no hay mucho de dónde plagiar, todos los foros de kpop tienen esta historia.

En fin, la edición de las fotos es nuestra, y del diseño de codes/html/css (o del usuario según corresponda) atrévete a plagiar alguna y te asesinaré mientras duermes ♡
nuestros afiliados
Hermanos Élites
Dot Boundary The 100 RPG http://i.imgur.com/siGWc29.jpg
Normales

«Wandering alone in darkness» — Private.

 :: seoul :: otros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

«Wandering alone in darkness» — Private.

Mensaje por Nam Tae Hyun el Vie Dic 26, 2014 8:48 pm

Wandering alone in darkness
Why is it that we lost sight of our dreams when we're in destination, but you just smiled in this despair. With an incessant light, I shined over our future. You told about love without forgetting the most important things. The tears you'd hidden for my sake are beautiful  cause that day you've given me words so not, I understand it all and this flower, forgotten by time and as well as tears are beautiful.
Navidad. La navidad era la mejor época para la melancolía y el sufrimiento de los que estaban solos, así como era la mejor época para los que al contrario, tenían todo aquello cuanto querían o quienes querían a su alrededor. Él no se podía quejar, quejarse cuando había gente que tenía mucho menos resultaba ridículo, pero, en su interior nada era igual desde hacía un tiempo. No tenía motivos para sonreír, no tenía motivos para compartir su día a día con aquellos a quienes quería. Quería estar solo y hacer su trabajo lo mejor que pudiese, pero al parecer la mayoría de sus compañeros no entendían esa época por la que estaba pasando el menor del grupo. Su única meta la estaba consiguiendo, el haber aplastado los tantísimos obstáculos que la vida le había puesto para poder llegar a vivir de su pasión era algo tan importante para él como podía serlo respirar, jamás había existido nada que le importase más o le desviase del camino, pero, como humano que era había caído en las redes de los sentimientos. Tantas canciones que había escuchado e intentado componer sobre los sentimientos y el amor, y apenas en ese momento se estaba dando cuenta que el dolor era verdadero, y que podía ser tan desgarrador que resultaba aterrador. No le tenía miedo a enfermarse, pero sí a enamorarse. Había pasado de verlo como algo normal, a una epidemia que si seguía así, acabaría consumiéndole hasta el punto de no haber marcha atrás. Estaba agotado, y aunque lo intentase, porque él lo intentaba cada día, ya no tenía ganas de divertirse ni de ser él mismo, tenía demasiado en qué pensar, recordar y recapacitar. Tan joven como podía ser un chico de tan solo 20 años, ya había llegado a pensar cosas tan desagradables que rezaba por que su madre jamás las supiese, pues posiblemente sería ella quien cogiese un buen disgusto.

❝Did you ever walk through a room that’s packed with people and feel so lonely you can hardly take the next step?❞

Sabía perfectamente que estaba siendo la peor compañía de todas para sus compañeros, más en esa fecha donde todos intentaban sonreír y divertirse, él estaba resultando la gran mancha negra que desestabilizaba la buena relación. No quería eso, y por ese mismo motivo esa noche, también festiva, había cogido la puerta y se había ido sin decirle nada a nadie, con el teléfono apagado y muy pocas intenciones de volver cuerdo y temprano. De hecho, ya hacía más de tres horas que había salido de casa y posiblemente sería la una de la madrugada, tan temprano para la noche de Seúl, que aún habían locales que empezaban a abrirse y lucían las largas colas de gente que tenía claramente pensado volver igual de temprano que él. Ya había tanteado un par de locales donde había estado bebiendo, de hecho, se había encontrado con conocidos de unos años atrás con los que había bebido y hablado hasta que habían decidido separar sus caminos una vez más. No sabía dónde ir ni qué hacer, únicamente caminaba por las calles en busca de un local que llamase su atención, ya con alcohol en su cuerpo, pero no el suficiente como para no estar perfectamente lúcido. A su desgracia, aguantaba bastante bien el alcohol para lo joven que era, ya había tenido numerosas y explosivas experiencias con sus compañeros y amigos fuera del grupo. Era joven, pero la juventud en pleno 2014-2015 era más experimentada que la gente mayor, y rara era la ocasión donde había un menor de edad que no hubiese bebido, fumado, escapado, o cualquiera de esas cosas que a ojos de la ley, eran completamente ilegales. A sus ojos, era lo normal.

Antes de entrar a un local del que entraba y salía la gente sin descanso, encendió el teléfono y observó que tenía tres llamadas perdidas, pero no se dignó a mirar quién las había hecho y simplemente, después de ver la hora, lo apagó de nuevo.

3: 58 am

Ya hacía más de una hora que había dejado de ser dueño de sus actos. Después de horas de beber y moverse en aquella gran y poblada discoteca, había caído en manos de alcoholes más fuertes y personas que estaban prácticamente igual que él. Se movía por la discoteca, pero no bailaba, simplemente deambulaba, bailaba y en más de una ocasión llegó a gritar o simplemente meterse en pequeños líos hasta que el propio alcohol le hacía distraerse. Como el necio e irresponsable que estaba siendo en ese momento, tomó la última copa de alcohol en ese lugar y sin tan siquiera ser consciente de lo que hacía, salió de allí y se puso a caminar por las calles. En un paso lento, caminaba entre los grupos de amigos o parejas que solían ser lo más común a esas horas, animados y la mayoría gritando, él en cambio, caminaba con los pies a rastras y con el cabello algo sudado sobre el rostro, cubriéndole de posibles miradas furtivas, aunque ya había sido reconocido al menos, por una veintena de fans que quizá, se habían aprovechado, por lo menos no se acordaba. Acabando por apoyarse en las paredes de los locales y edificio, caminó hasta que los litros de alcohol que llevaba acumulado en el cuerpo le guió hasta otro local, con la entrada más despejada y que le dejó cruzar las puertas a trompicones y con facilidad. Una vez dentro, sin saber tan siquiera cómo, pidió varias copas que se bebió al instante. Mi... ah...aún incluso estando más inconsciente que otra cosa, logró callarse a si mismo y moverse hasta una zona más privada, donde simplemente se dejó caer y cogió a alguien que cayó a su lado, un peso extra que en ese momento le daba igual. Cerró los ojos y simplemente se quedó quieto, sintiendo como el alcohol caía por sí solo sobre sus labios y alguien le mordía. Había perdido la cordura.
Nam Tae Hyun
MALE IDOL

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 15/10/2014
Edad : 22
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Wandering alone in darkness» — Private.

Mensaje por Kim Jin Woo el Vie Ene 30, 2015 1:16 am

Sí, ya hemos llegado. No tienes que preocuparte por nada, mamá. Tampoco es tan tarde… ¿Cómo dices? ¡La cuidaré bien, claro! Es mi deber mientras Seulbi esté aquí —después de medio siglo al teléfono, Jinwoo consiguió cortar la llamada. Aunque esa clase de cosas no se pudiese considerar un “logro”, en el fondo sabía que colgar a una madre era tarea difícil: ni qué decir tiene cuando son del tipo que se despide mil veces conforme sigue alargando la conversación todo lo posible. Introdujo el móvil en el cálido bolsillo de su robusto abrigo gris verdoso y colocó el macuto ajeno delante de una puerta satinada, a la espera de que la chica que le hacía compañía encontrase la tarjeta-llave para atravesar el umbral de la susodicha y colarse en el interior. Una vez dentro, acomodó el equipaje encima de la cama y se frotó las manos, congeladas por el frío helor de la noche: —Pocas personas han tenido el privilegio de acceder al piso de WINNER, has de prometerme que mantendrás el secreto... —anteriormente, ambos se habían pasado por la vivienda de los muchachos con tal de subir las maletas del mayor a su habitación. Ahora, los dos parecían algo tensos en la soledad de ese cuarto perteneciente a uno de los hoteles concéntricos de la ciudad. El joven rezó por el bienestar de su amiga en silencio. Entendía que las fans no estarían de acuerdo con que ella paseara a su lado, así que se veía en la obligación de protegerla hasta que la fecha de su billete de vuelta a la isla Imja se cumpliese.

¿Qué te apetece hacer? Conozco varios locales cerca de la zona —lanzando esa invitación directa con sutileza, se encaminó hacia el pasillo y aguardó a que su compañera decidiera seguir sus pasos. Tenerla hombro contra hombro implicaba una indudable afirmación, lo cual significaba más de lo que nadie sería capaz de imaginar. Su relación empezó hace muchos años, cuando aún eran niños, y con el paso del tiempo aquella amistad fue cobrando la suficiente fuerza para que Jinwoo se enamorara poco a poco –por supuesto, este dato está bien reservado–. De nuevo en la calle, buscó su contacto con enorme pudor, consiguiendo únicamente que los ojos contrarios lo analizasen de manera dubitativa. En contraste con el gélido aire que les golpeaba el rostro, sus mejillas se habían tornado rojas y calientes a causa de esos segundos de vergüenza interminable: se tenían confianza, mas ciertos pequeños gestos jamás cambiarían entre ellos. Intentando evadirse de la situación sin demasiado éxito, frenó en seco frente a unas cristaleras desde las que procedían llamativas luces de neón. Arrastró a la chica apenas tardó en convencerse de entrar y la llevó hasta el área más despejada, ya que escasos sitios similares a ése cuentan con una zona VIP donde relajarse en relativa tranquilidad. Una sonrisa se dibujó en sus labios y la devolución de la misma le dio el empujoncito necesario a la barra. Allí, colisión tras colisión por culpa de la gente en movimiento, logró pedir un par de bebidas cargadas que les levantara el ánimo. Victoria.

Con el transcurso de la “velada”, las copas vacías se amontonaban en aquella mesa redonda de madera pulida. Su propia recolecta era algo más voluminosa que la contraria, pero eso era normal: realmente, la joven no habituaba el alcohol. Él tampoco solía tomar en abundancia, mas no le pasarían factura por excederse en una sola ocasión. Antes de que ninguno fuese consciente, las horas hubieron pasado y la profunda oscuridad al fin se había cernido sobre sus hombros. Rondaban cerca de las cuatro de la madrugada, aunque las risas bobaliconas que se escapaban de sus gargantas no parecían estar al tanto de ese gran giro en las manecillas del reloj. Seulbi rebuscó en su bolso y sacó su teléfono para comprobar en qué minuto vivían. Al menos, esa sensación tuvo el muchacho, puesto que ella en verdad había comenzado a escribir un mensaje privado cuyo destinatario se escapaba de los círculos conocidos por él. En ese momento, la chica se puso en pie con la excusa de que ya era bastante tarde y Jinwoo, viéndose obligado a imitarla, se levantó tratando de pagar la cuenta y acompañarla al hotel. No obstante, sus siguientes palabras lo dejaron con una molesta curiosidad creciente en su interior. «No te molestes, vienen a recogerme», le dijo en cuanto vio sus intenciones por continuar a su lado. Sin dejarle opción a decir mucho más, le dio un ligero apretón de manos y se fundió con la gente que todavía permanecía danzando y rehuyendo del descanso. Su mente –y tal vez su corazón– colapsó en ese instante.

¿Acaso se le había pasado por alto a su amiga comentarle algo importante de lo que no se percató en un principio? Además, ¿quién era la persona o grupo de personas que iba a recogerla? Agitó la cabeza, escaso en respuestas concretas a sus retóricas cuestiones, y alzó la mirada del suelo, donde la hubo posado al mismo iniciar sus penosas cavilaciones. La escena contra la que chocó a continuación no fue menos impactante: a unos cuantos metros de su posición, el maknae de WINNER se encontraba relativamente bien acompañado. Por inercia, el mayor se levantó y se dirigió hacia él para saludarlo, pero ninguno estaba en condiciones de entender todo lo que ocurría a sus alrededores. Cuando se había acercado un poco más, notó que esa “amiga” suya no era amiga en realidad. Ni tan siquiera se trataba de alguna conocida. Mientras unos entran en discotecas en busca de diversión y bebidas, otros sólo están al acecho de víctimas sobre las que abalanzarse: —Ah… Taehyun, ¿cuánto llevas ahí? No te había visto —comentó en tono casual, haciéndose oír con el fin de intimidar a aquella mujer que no les dejaba tregua a los labios de su compañero y, de paso, para llamar la atención del menor. El respeto y la integridad propios deberían ser mantenidos en cualquier clase de situación, por muy extravagante que sea. Sin embargo, cierto es que después de inyectarse licor en vena, seguir lúcido resulta complicado hasta decir basta.
Kim Jin Woo
MALE IDOL

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/11/2014
Edad : 25
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Wandering alone in darkness» — Private.

Mensaje por Nam Tae Hyun el Vie Mar 13, 2015 4:58 pm

En el momento que se dejó caer en aquellos sofás coloridos y mullidos fue el momento en el que prácticamente perdió la consciencia, pues frente a sus ojos únicamente habían sombras y coloridos incoherentes, su mirada estaba borrosa y opacada por el alcohol, la ofuscación y alguna de las pastillas que muy desafortunadamente había mezclado con el alcohol de la forma más inconsciente posible, sabiendo que aquello resultaba peor que una bomba y que la mayoría de los cuerpos acababan destrozados después de la batidora de drogas y alcohol dentro de un cuerpo como el suyo, que a pesar de todo podía considerarse menudo en comparación a otros hombres. En vez de estar llorosos sus ojos como lo acostumbraban a estar en otras ocasiones, esa vez estaban tan secos que sentía dolor con tan solo el hecho de tenerlos entrecerrados, y por ello mismo intentaba no parpadear para no sentir el picor sobre sus ojos, bastante tenía con ese hormigueo que aquella chica le provocaba al manosearle y besarle a pesar de que ni había visto bien su cara. Había otro factor imposible de olvidar, no en ese momento: el zumbido molesto que causaba la música tan fuerte en su oreja sorda era comparable a tener una abeja dentro del conducto auditivo. Él oía la mitad que los demás y se sentía mareado por la fuerza, no sabía cómo debían estar los demás con el doble de intensidad, aunque los demás le importaban más bien poco. Podría preocuparse de que otro de sus compañeros le viese, o quizá algún conocido o amigo ajeno a la YG Entertainment y su grupo, pero no tenía la capacidad de pensar en algo así, el mareo causaba que su cabeza fuese pura psicodelia y que los pensamientos acabasen tan rápido como habían empezado. Lo único bueno de él era que carecía de la opción de vomitar o marearse, ya había aprendido a guardar su comida dentro del estómago y no sucumbir ante moletios malestares o angustias.

Pudo notar por la cantidad de manos que le tocaban que en algún momento fue deslizado y que había más gente en un estado similar a él; todos gritaban, reían, bailaban y se dejaban caer de forma incoherente, para toda esa gente no importaba nada más que disfrutar y pasarlo bien a costa de su salud. Pero él no era uno de ellos, porque él no iba allí a disfrutar, no reía ni tan siquiera sonreía; él era alguien guiado por la angustia y el bajo instinto humano de buscar hacerse más daño cuando sus propias defensas estaban bajas, como las personas que veían películas tristes cuando se sentían mal. En algún momento pudo girar la cabeza y con torpeza y rapidez deslizó la nariz por una delgada línea blanca que fue seguida por varios más que estaban a su misma altura, con la diferencia de que ellos estaban sentados o tirados en el suelo y llegaban a la mesa de milagro. Se pasó con torpeza una mano por la nariz con picor y molestia, y en ese momento donde la oscuridad de su mano le dio tranquilidad, escuchó la voz de Jin Woo, lo que le pareció durante unos segundos, eternos segundos, que era una alucinación causada por la explosiva alucinación. Frunció el ceño y sus cejas se movieron de forma incluso violenta en el momento que él dejó caer la mano y forzando la vista logró visualizar el rostro de Jin Woo. Parecía algo abatido, pero especialmente sorprendido, aunque podía entenderle, si él viese al mayor en ese estado se echaría las manos a la cabeza. Hyung...su voz salió atropellada y veloz, y a ella le acompañó la mano que había estado levantada que fue directa a la cara de la chica y, con fuerza y poca caballerosidad la tiró con brusquedad al suelo.

Aunque la chica se quejó y le chilló incluso, él únicamente pudo mirar a la figura baja y delgada que estaba frente a él con sumo terror. Jamás le habían visto sus compañeros así, sí que había tenido incidentes y algo mal había aparecido más de una vez por las salas de entrenamiento o por casa, incluso se podían oler que había algo raro en él desde hacía pocos meses; estaba más nervioso, distante, arisco, solitario y ausente, no era dificil imaginar que algo extraño sucedía. Desgraciadamente y aunque su rostro se veía descompuesto por la desagradable sorpresa, empezó a sentir los nuevos efectos de esos polvos mágicos que le hicieron poner los ojos en blanco durante largos segundos. Vete a casaordenó con un tono que a pesar de empezar sonoro, se descompuso en el momento que se fue a mover y por no poder ni moverse, acabó deslizándose y cayendo de cabeza en los pies de Jin Woo. Aunque estaba mareado, logró apoyar las palmas contra el suelo y con una lentitud abrumadora empezó a deslizarse y arrastrarse hasta que su espalda chocó el asiento en el que había estado unos simples segundos antes. Estoy... ma... mareado, s...e me pasará —. Su voz y sus palabras eran tan poco creíbles y naturales como la tez de su rostro que se había vuelto de un blanco enfermizo, siendo acompañado por unas manos temblorosas que cubrieron su nariz de forma precipitada al sentir caer un hilo de sangre y manchar también sus labios. «¿Dónde estás... Tae Hyun?».

Pudo sentir el sabor salado de la sangre penetrar sus labios, pudo sentir como sus ojos secos se llenaban de auténtico terror y cómo sus manos temblaban sin descanso, con la misma brusquedad con la que latía su corazón. ¿Qué iba a pensar de él?.
Nam Tae Hyun
MALE IDOL

Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 15/10/2014
Edad : 22
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Wandering alone in darkness» — Private.

Mensaje por Kim Jin Woo el Jue Mar 19, 2015 8:59 pm

En un momento inicial, quiso tener la decencia y educación de saludar a la muchacha que acompañaba al menor por mera cortesía hacia los desconocidos. Sin embargo, su amigo no parecía compartir dichos pensamientos y aquella joven de oscuro carmín desgastado y claros cabellos alborotados terminó cayendo estrepitosamente al suelo. Sus reflejos a la hora de reaccionar habrían sido mejores de no contar con la gran cantidad de alcohol en su estómago o, mejor señalado, de no haberse cruzado con esa grosera imagen que apenas venía al cuento: —¿Te encuentras bien? Discúlpalo, en el fondo no es mal tipo —aunque ni por asomo había sido partícipe del destino de la chica, se vio obligado a excusarse en nombre del otro. Cuando ella al fin se logró incorporar, Jinwoo vio claras intenciones que no le gustaron demasiado en el brillo de sus ojos. Tal vez creyó que por ayudarla debía besarlo en agradecimiento, pero encontrarse entre la espada y la pared de forma repentina no se trataba de nada gratificante para él. Antes de que sus labios fuesen tan siquiera a rozarlo, agachó la cabeza en dirección contraria y se alejó de su posición dando un par de pasos hacia atrás. Bastantes emociones fuertes había vivido con Seulbi esa noche, por lo que amarrarse a la primera mujer “fácil” que se acercara no entraba en su lista de propósitos. Algo más nervioso a causa de esa incómoda experiencia, la dejó marchar entre mil críticas y reproches. Quizá no hubo conseguido alcanzar sus objetivos con éxito, pues el maknae o incluso el hyung de WINNER chafaron de inmediato sus planes: —Deberías tener cuidado… Cosas así dan vía libre a denuncias por malos tratos.

Era consciente de que poco le importarían sus consejos a Taehyun. Era consciente de que poco le importarían sus consejos, porque ni se molestaba en escucharlo. Al contrario, peleaba consigo mismo en un intento desesperado por mantenerse estable. «¿Qué pasa aquí?», se preguntó en silencio mientras clavaba de nuevo la vista sobre los azulejos manchados de licor. Desde hacía incontables meses, el muchacho que conocía se había convertido en un completo extraño para todos los componentes del grupo. «¿Qué narices pasa aquí?», se repitió con cierta rabia. Los lazos empezaban a desatarse y, a pesar de sus luchas internas para mantener los extremos unidos, tenía el horrible presentimiento de que algo desagradable los aguardaba a la vuelta de la esquina. De golpe, un segundo cuerpo prácticamente inerte acabó también derrumbado delante de sus narices: —No te atrevas a pedir que me marche solo —sin duda, su estado era mucho peor que el del resto de gente que se reunía en aquellos sillones de terciopelo—. Regresaremos a casa y… una buena ducha caliente ahogará tus penas mejor que cualquier bebida, seguro —conforme hablaba, se dedicaba a tratar de levantar a su pobre compañero. Jinwoo no era el más fuerte del equipo; mas en situaciones como ésa, cualquiera haría frente a la borrachera con tal de echarle un cable a un camarada. No obstante, el súbito hilo de sangre que asomó por uno de los orificios de la nariz ajena paralizó sus movimientos, provocando que ambos se hundiesen en el suelo por segunda vez.

Al tiempo que su amigo temblaba, él se aguantaba el ataque de pánico como nunca antes había aguantado nada semejante. Tragó saliva, la cual quedó trabada en su garganta debido al enorme nudo de intranquilidad que se había formado en su interior, y llevó las manos sobre las contrarias, buscando así frenar su agitación. Si dijera que no estaba asustado, mentiría cual bellaco. Su rostro se hallaba firme en contraste con su corazón, que latía más y más rápido a cada segundo que pasaban dentro del local. En un impulso por conseguir frenar el derrame, tomó unas cuantas servilletas de la mesilla e hizo tapón con ellas contra su nariz: —No sólo estás mareado —replicó con rudeza, y esa rudeza en su voz fue el detonante que lo obligó a sentir tantos remordimientos como moléculas de oxígeno tenía en los pulmones. Ver al joven en ese estado de descomposición lo superaba, verlo y reconocer que jamás sería capaz de cambiar el rumbo que hubo escogido lo superaba, darse cuenta de muchas basuras una vez es demasiado tarde para tornar hacia atrás lo superaba: —¿Por qué adoras encerrarte? Ahora pareces inaccesible… Inaccesible a aquéllos que te quieren —las palabras salían de sus labios y no podía retenerlas. No era momento ni lugar adecuado en cuanto a charlas de ese calibre y no conseguía callarse—. Vámonos, ya es suficiente —le pasó el brazo sobre sus propios hombros y sujetó al chico por la cintura. El último esfuerzo para incorporarlo debía dar sus frutos si quería salir pronto de allí. Arrastrando fue el modo en el que tuvo que sacar a Taehyun de la discoteca. No se sentía orgulloso en absoluto de ninguno de los dos y las amargas lágrimas sigilosas bañadas en vergüenza que comenzaron a recorrer sus mejillas se convirtieron en un ejemplo incuestionable.
Kim Jin Woo
MALE IDOL

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 28/11/2014
Edad : 25
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Wandering alone in darkness» — Private.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:47 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: seoul :: otros

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.