Últimos temas
» Este es el nuevo censo, no es un simulacro
Sáb Jul 16, 2016 1:28 am por Lu Han

» Registro de Grupos/Rangos
Jue Mayo 21, 2015 4:52 pm por Han Sang Hyuk

» Let me know {Priv. Taehyung}
Jue Abr 16, 2015 10:13 pm por Jeon Jung Kook

» Academia ShowON ♛ Élite
Mar Abr 07, 2015 12:00 am por Jeon Jung Kook

» Noticia de último minuto
Dom Abr 05, 2015 10:09 pm por Lu Han

» Never found a love like you - {Kim Joon Myun}
Sáb Abr 04, 2015 12:05 pm por Wu Yi Fan

» Ever After College [elite]
Jue Ene 01, 1970 1:00 am por 

» Escapada nocturna. ▬ Priv. Kim Jin Hee
Vie Mar 27, 2015 5:24 am por Kim Woo Bin

» Infamous {Élite}
Miér Mar 25, 2015 4:59 am por Lu Han

dust to dust
Últimos temas
I
II
III
IV
©
Bienvenido/a Invitado
Es exactamente lo que crees que es. Un foro sin trama alguna sobre idols coreanos con más dinero que cabeza. Únete a nuestra lucha malvada por conquistar el mundo.
Cosas que hacer:

—Leer las reglas
—Leer el f.a.q
—Rolear
Noticias
[07/03/15]: Primera Actividad
La primera actividad del foro ha sido iniciada. No sean malos y participen o me encargaré de descuartizarles a todos. Más información aquí
[27/02/15]: Gente Inactiva
El grupo de 'Inactivos' ha sido implementado de nuevo. Una lista completa de la gente inactiva y cómo recuperar tu color, por acá
—[12/02/15]: Limpieza de afiliados
—[04/01/15]: Los resultados de la encuesta
—[04/01/15]: Cambio de Skin
—[04/01/15]: El foro cumple medio año.
—[23/12/14]:Encuesta del Foro.
—[04/08/14]: Primer Artículo de la Gossip.
—[04/07/14]: Inauguración del Foro
—[25/06/14]: Creación del Foro
Gossip Girl
Perfil
Jeon Jung Guk
Perfil
Lu Han
Perfil
Song Min Ho
personaje destacado
from when and until where
Tema destacado
Créditos
Gracias a Blu por ayudarme y corregir los pequeños errores porque siempre termino arruinando todo de alguna manera, por sus codes, por algunas imágenes y por la mayoría de este skin, la verdad. Gracias a los fotógrafos de las imágenes, apropósito. Gracias a Carly por ser hermosa y ayudarme en este proyecto (y en muchos más la verdad). Gracias a Rose de Glintz por sus tutoriales en las templates. Gracias a Nell de Serenditipy por el tutorial de los botones.

En general, aconsejaría no copiar y ser original, pero porque no hay mucho de dónde plagiar, todos los foros de kpop tienen esta historia.

En fin, la edición de las fotos es nuestra, y del diseño de codes/html/css (o del usuario según corresponda) atrévete a plagiar alguna y te asesinaré mientras duermes ♡
nuestros afiliados
Hermanos Élites
Dot Boundary The 100 RPG http://i.imgur.com/siGWc29.jpg
Normales

I wanna give your heart a break —Priv.

 :: beyond seoul :: Otros

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I wanna give your heart a break —Priv.

Mensaje por Kim Jin Hwan el Mar Ene 06, 2015 6:22 am

I wanna give your heart a break
Kim Jin Hwan & Kim Ji Soo

A las siete de la mañana el despertador comenzó a sonar desesperadamente, Jinhwa, estiró su brazo y golpeó al aparato varias veces para que dejase de hacer ese sonido incómodo. Se frotó los ojos aún dormido y luego los abrió. Dormía en una litera encima suyo se encontraba otra cama en la cual dormía un miembro de su grupo. Todos debían de levantarse por lo que golpeó la cama de arriba con los pies nombrando varias veces el nombre del chico de arriba. Ni a la primera, ni a la segunda respondía a los reclamos del mayor, a la tercera vez, produjo un sonido de queja sin querer levantarse. El mayor harto de intentarlo levantar de manera pacífica al contrario, se levantó y comenzó a sacudirlo. Comprendía que no quisiera levantarse porque ni él mismo lo quería, estaba cansando y lo único que quería era dormir, descansar o simplemente hacer el vago si se lo permitían. Tenían a las ocho programado una cita con el CEO de la compañía. No se podían negar a pesar de que no tuviesen ganas, lo que decía el presidente iba a misa. El proceso de levantar de forma pacífica lo aplicó a los demás miembros que aún seguían entre el sueño y la vida. Al ser el mayor a pesar de no ser el líder, debía de ayudar a poner un cierto orden en las habitaciones y en general con respecto al grupo. Muchas veces no le tomaban en serio y se burlaban de él por lo que su faceta de malhumorado salía a la luz y no es que fuese muy agradable verlo. Cada miembro iba a lavarse la cara al baño para refrescarse y estar más despiertos y otros simplemente desayunaban mientras un silencio habitaba en la sala. Por las mañanas no eran muy habladores, quizás el tan solo el movimiento de las cuerdas vocales para poder pronunciar una palabra producía un cansancio masivo en cada uno de ellos. Las palabras sobraban en este tipo de situaciones. Se encontraban parados con las bolsas, que por la noche habían preparado, esperando a que alguien diese una señal de vida para indicar que era exactamente lo que iban hacer. La curiosidad les mataba y más aún cuando les metieron en un coche sin decirles a donde se iba a dirigir. Dentro del coche el ambiente estaba cargado de certidumbre de lo que podía pasar. Jinhwan, por un momento se le ocurrió la posibilidad de un secuestro pero rápidamente olvidó esas ideas extrañas, para no preocupar a sus miembros.

Llegaron a su destino o eso parecía ya que el coche paró de un golpe, abrieron las dos puertas del coche para que bajasen y ahí estaba el presidente, con los brazos cruzados y bastante serio. Al verlo rápidamente saludó y se comportó de una manera más educada, el presidente daba ese sentimiento de respeto que hacía que te comportarás de una manera más educada de lo normal. — ¿Una búsqueda del tesoro? — preguntó bastante confuso sin entender la situación en la que se encontraban. El presidente les intentó explicar que la misión era buscar un tesoro y que no el grupo suyo estaban jugando a ese juego, sino que además el grupo de chicas a punto de debutar ,como ellos, también se encontraban en la zona. Supuestamente sabían desde un principio que ellos iban a estar e incluso que iban hacer un juego en conjunto. Le molestaba al chico que con ellas contasen para contarles todos y a ellos no, es cierto que a veces son despistados pero nunca viene mal confiar un poco en ellos. Les explicó en qué consistía exactamente esa búsqueda del tesoro. Con un mapa que les entregaban tenían que seguir una serie de pistas que encontrasen por el camino y poco a poco esas pistas llevarían a ese gran tesoro. Lo curioso del juego o lo que le sorprendió al chico, era que debían buscar una pareja y no era de su mismo grupo sino del de chicas, que cada una de ellas se encontraban en un punto inmóvil esperando a la pareja para el juego. Si no encontrabas esa pareja no podías seguir el juego a pesar de que encontrases pistas repartidas.

Así fue como le dieron el mapa y comenzó a caminar por los alrededores del pueblo en el que se encontraba. No miraba el mapa, no estaba pendiente de ese gran tesoro que tanto se hablaba. No le importaba si otro grupo lo consiguiera, al revés, se iba alegrar, pero él no iba a pensar más allá de sus posibilidades para conseguirlo. No sabía a donde iba, simplemente caminaba y caminaba sin descanso hasta darse cuenta de que estaba dando vueltas por el mismo lugar. Vio a lo lejos un desvío que conducía a otra calle y sin pensarlo se dirigió a esa zona. En la esquina vio una figura de mujer, se acercó sin ningún pudor y tocó el hombros de esta. Estaba perplejo por su belleza que a distancia producía, la quería mirar con más cercanía para comprobar cuanta belleza poseía. La chica se volteó — ¿J-Jisoo? — tartamudeó al ver que era alguien que conocía y dio un salto que desgraciadamente hizo que se tropezara con una piedra y cayese al suelo. — ¡Ah! — se quejó acariciándose en la zona dañada y mirando de reojo a la chica. Siempre que estaba cerca de ella, le pasaban cosas vergonzosas que no tenían arreglo ninguno. Y siempre que se la encontraba su voz se volvía más refinada y sus sonrojo más claro. — O-oh... Entonces.. ¿eres mi pareja para el juego? — recordó las indicaciones del presidente. — No me interesa mucho jugar a esto, no le veo sentido alguno — refunfuñó escondiendo su nerviosismo — Igualmente en mi mapa dice que debemos de ir... — comenzó a buscar su mapa — ¿Mi mapa? — se tocó todos los bolsillos posibles sin ningún resultado. — Lo perdí — suspiró de forma exagerada quedándose aún en el suelo bastante avergonzado. — Lo siento.. — no entendía el por qué se tenía que disculpar pero sentía la necesidad, bueno, siempre que le veía sentía esa necesidad de disculparse por algún error suyo.
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 17/12/2014
Edad : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna give your heart a break —Priv.

Mensaje por Kim Jin Hwan el Sáb Ene 17, 2015 8:39 pm

Estaba avergonzado por lo que estaba pasando ¿por qué siempre delante de ella tenía que ocurrir accidentes vergonzosos? No le extrañaba que estuviese allí, iba concienciado de que sus miembros del futuro grupo de chicas de su empresa, se encontraban en cada rincón de esa zona. Casualidades de la vida, sucedió que se encontrase con ella ¿era una señal positiva o negativa? Veía el lado positivo, podía volver a verla, hablar con ella pese a que siempre sucedía cosas vergonzosas valía la pena porque podía verla. También había un lado negativo, el dolor por parte de él al recordar todo aquello que sabía de ella, su pasado, todo lo que sabía le hacía retroceder de sus pensamientos positivos y alejarse de ella sin quererlo en ningún momento. Despertó de sus pensamientos, volviendo así a la realidad —¿Si estoy bien?— no comprendía porqué le preguntaba eso, hasta que miró a su entorno encontrándose tirado el el suelo. Al quedarse embobado pensando se había olvidado donde se encontraba y qué había pasado, aunque no se olvidó de la compañía. Se agarró a la mano ajena que ofrecía ayuda, la cual no podía rechazar. Era una mera excusa para poder por unos segundos sentir la deseada mano que tanto soñaba él tocar. Podía sonar pervertido o peor aún, ella podía verlo como pervertido y acosador por lo que controlaba cada gesto y cada palabra de él para que no fuese de esa manera. Pese a que su táctica fallaba, con respecto a los accidentes ya que se ponía nervioso y sin quererlo fallaba. —Estoy bien, estoy bien— pronunció rápidamente —No te preocupes— negó con la cabeza de un lado a otro varias veces. Se incorporó mirando por alguna parte de su cuerpo algún rasguño que se hubiese hecho. —Eres una exagerada ¿tantas veces han sido? No lo creo, no mientas, Jisoo— era cierto, seguro que ese era el número exacto o incluso habían sido más veces, pero negarlo era lo mejor en estos casos. Se acercó a ella después de pronunciar sus últimas palabras para picar su mejilla —Soy suertudo... no, no creo que sea eso. Quizás me hiciste una maldición y por eso cada vez que te tengo cerca me ocurre algo malo ¿no será tu culpa no?— clavó sus ojos en los ajenos como si de un detective se tratase. En todas las situaciones o conflicto tiene que existir un culpable y en este caso él la culpó a ella.

Rió al escuchar las palabras ajenas, estaba en la misma tesitura que él, perdidos sin comprender que tenían que hacer. —Yo lo intenté entender, escuché atento pero... no sé creo que entendí algo completamente ajeno a lo que es en verdad. Se lo pregunté a mis compañeros luego de la charla, pero se lo tomaron tan en serio que si me decían lo que había dicho el CEO supuestamente yo ganaba— ladeó la cabeza porque le parecía un tanto estúpido creer que explicándole nuevamente sus palabras iba a entender por lo que iba a ganar. —Sí, estamos en un juego que tenemos que seguir un mapa y unas pistas... y no sé si algo más— un poco perdido con respecto al juego —¿En qué pensabas? ¿En un chico?— estaba curioso de las cosas que le podían pasar a una chica por la cabeza, sobre todo a esa chica, Jisoo. —No, no me tienes que guiar, siento que ya estamos perdidos en medio de la nada ¿Acaso sabes como se llama este sitio?— miró a su alrededor buscando el nombre de la calle exacta para guiarse a pesar de que el mapa no era de mucha ayuda. —Yo no tengo ganas de jugar tampoco, me parece divertido el juego pero no sé es raro— suspiró acercándose a la chica mirando al mismo mar que ésta observaba detenidamente. —No me pidas perdón, si lo haces me sentiré culpable— sonrió de lado con una voz segura y sin ninguna muestra de nerviosismo a pesar de que internamente si lo estaba.

Negó a sus palabras —Prefiero estar aquí mirando el mar. Pasarme horas y horas buscando algo que ni siquiera sé lo que es... no me gusta la idea— de tan solo pensar en caminar de un lado a otro se le cansaba el cuerpo. Además no era la razón de quedarse mirando al mar por la que no iría con las otras, sino la compañía. —Me gusta la compañera que me ha tocado. Jisoo&Jinhwan. Hacemos buena pareja de juegos ¿no crees?— la miró por un instante embozando una sonrisa. —Si quieres cambiar de pareja puedes buscar a otro o más bien esperar a otro. Quizás...— se calló por un momento, dudaba si estaba bien decirlo o no pero a veces sus impulsos no le dejaban controlarlos—¿Bobby?— desvió la mirada dejando de contemplar el mar, estiró su cuerpo algo dolorido por lo que se quejó entre murmullos. —Si no quieres jugar y estás conforme con tu pareja, osea yo, ¿porqué no vamos a comer?— sugirió con una sonrisa en su rostro. Deseaba compartir unos momentos a solas con la chica aunque de salida de amigos se tratase, no le importaba.
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 17/12/2014
Edad : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna give your heart a break —Priv.

Mensaje por Kim Jin Hwan el Vie Ene 23, 2015 6:56 pm

Guardaba un secreto, algo que nunca se lo había comentado a nadie, ni siquiera a sus compañeros. Era bastante sorprendente que no se lo contase a ellos, ya que siempre le contaba todo aquello que le pasaba para recibir consejos. En este caso, necesitaba consejos no era muy bueno resolviendo los dilemas o problemas que ocurrían, pero tampoco podía comentárselo a sus miembros. Había una razón contundente para no hacerlo, el secreto quería revelarlo a una de las personas que le afectaba, Jisoo. La había visto por los pasillos de la empresa, cruzado alguna que otra palabra, rozado, las torpezas de él haciendo que se acercase un poco a ella. Todo esto hacía que tuviesen un tema de conversación considerable, pero sobre todo esto hacía que a él le gustase. Sí, era ese el secreto, la chica la atraía y poco a poco se encariñó de esa persona sin saberlo ella en ningún momento. Lo mostraba por su rostro enrojecido, sus accidentes por culpa del nerviosismo ¿quizás ella lo sabía? Quería conocerla para confirmar sus sentimientos pero el dilema era si era el momento de decírselo o tendría que esperar.

Movió las manos de un lado a otro en modo de negación —Estoy bien, soy torpe, la próxima vez intentaré no serlo— sonrió tontamente, ni él se creía sus propias palabras. Sabía que mientras la chica le interesara, iba a seguir siendo igual de torpe o incluso peor. —¡No seas exagerada! Tampoco es para tanto...— negó con su rostro para que la contraria no se preocupase con esa tal conmoción dicha por ella, aunque le agradaba infinitamente que lo hiciese. —Tampoco hay que hacer cuenta de todas mis caídas. Sería muy penoso...— lo último lo susurró pero era evidente que iba a ser capaz de escucharlo. Sonrió como muestra de agradecimiento por toda la ayuda que le estaba dando —¿Mala suerte?— negó rotundamente —¿Por qué piensas eso? Yo solo bromeaba con mis palabras, no te lo tomes con maldad— suspiró, no creía que ella tuviese mala suerte ni mucho menos —No es así, para mi me traes buena suerte. Lo que pasa... es que me pones nervioso y por eso actúo así— carraspeó la garganta desviando la mirada algo avergonzado por admitir aquello.

Esa era su oportunidad, quizás era el destino que se encontrasen los dos juntos en un sitio solamente ellos dos, tenía que confesar sus sentimientos. Pero había algo o más bien alguien, que se lo impedía. Nunca se metería con las chicas de sus amigos, respetaba los códigos de amigos que se imponían entre ellos. Muchas normas que no se debían romper, una de ellas era no meterse con el amor del otro. Eso hacía que se le complicasen las cosas a la hora de decir lo que sentía.

Soltó una carcajada por las palabras ajenas —Te has perdido el 99,99% de todo lo que te dijo. Es normal, se dice que las mujeres no captan del todo la información— le encantaba molestar a la gente y más si era alguien de su confianza y de su empresa. Esperaba que no se lo tomase a mal, y que supiese que solo era una broma. La miró de reojo acercándose a ella para quitar sus manos del rostro —¿Estás bien?— extrañado por su repentina reacción. —Pero la pareja es aleatoria, te toca una dependiendo del lugar a donde hayas ido. No sé si me comprendes... solo sé que nos tocó juntos y eso es bueno— sonrió ampliamente alegrándose de poder estar a su lado. —¿El lugar? Todas las calles me parecen iguales y los nombres son raros, no los logro leer. ¿Seré que soy lerdo?— intentó que no le diese importancia a eso, no importaba si conocía o no la calle lo que se valoraba era estar juntos y eso quería que ella lo hiciese. —¿Siempre pides perdón? No lo hagas, me hace sentir mal— la miró detenidamente a los ojos regalando una sonrisa a la chica. —Me divierte estar contigo— confesó desviando la mirada.

Se sonrojó al oír de su boca la palabra pareja, viniendo de ella le agradaba y más aún que le diga que le gusta como pareja aunque fuese de juego, le valía. —Me gusta que te agrade— se acercó un poco a ella para revolver su pelo —Gracias, a mi también— repitió nuevamente pero esta vez más animado —Si... supongo que te incomoda hablar del tema. Lo entiendo— en verdad no entendía porqué le incomodaba aunque quizás ella no sabía que él sabía de su historia juntos. No quería meter la pata en un tema que no tenía que ver con él, simplemente respiró hondo y sonrió. —¿Eh?— pestañeó varias veces reteniendo la información de sus palabras, con eso de alguna manera afirmaba que sabía que él sabía su historia. —N-No, para nada— su primea reacción fue negar con las manos —No me pidas perdón, es mi culpa— asintió varias veces —Yo no debía recordarte ningún nombre ni nada, soy mala persona— suspiró lamentándose por haber dicho eso —¡No es pena para anda! Lo menos que te tendría es pena, tú no. Yo... ¡te quiero cuidar y que pares de sufrir por esa persona! ¡Que vuelvas a sonreír y seas feliz!— soltó sin parar, sin aliento. Recuperó la respiración, sonrojándose un poco por las palabras dichas, desvió la mirada susurrando por lo bajo ¿cómo podía haber dicho tales palabras? Solo esperaba que la chica no se lo tomase a malas.
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 17/12/2014
Edad : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna give your heart a break —Priv.

Mensaje por Kim Jin Hwan el Vie Feb 13, 2015 5:47 pm

Odiaba ser tímido, te impedía ser más abierto con las personas y que no te vean de la verdadera forma que eres. Envidiaba a esas personas extrovertidas que no le daba miedo de nada, ni tenían nada de vergüenza cuando ocurría algo extraño y vergonzoso. Él siempre que le sucedía algo así, su rostro de ponía de un color rojizo y tartamudeaba sin parar, exactamente por culpa de la timidez. Eso no solo afectaba a la hora de entablar una conversación con alguien sino además de hacer amigos. Le gustaba más observar a las personas, sus comportamientos, gestos y palabras para luego decidir si es bueno es su vida tal persona o mejor no. Pero no siempre era tímido, una vez que se desenvolvía con sus amigos era el alma de la fiesta, esa persona que no paras de reír por sus absurdas boberías y bromas que en medio minuto ha soltado. —¿Es lindo ser torpe?— sonrió por lo bajo y luego levantó la vista para mirarla —Si tú dices que es ser lindo, entonces lo es— normalmente confiaba en las palabras de la gente y más si se trataba de personas de su empresa. Para él todo se lo cree aunque luego se estrompe contra la pared por creer tanto.

¿Era una broma?— se quedó unos segundos pensativo volviendo a recordar las palabras dichas por ella —Si, creo que no eres buena para bromear. En serio parecía que lo decías de verdad— asintió varias veces —Igualmente soy muy inocente...y creo todo lo que me dicen. Es un defecto que tengo, debo remediarlo— suspiró. Le podían decir que las vacas vienen de los caballos o el mar es verde que él se lo cree. Muchas veces por este pequeño defecto sus compañeros se vacilan de él gastandole bromas de mal gusto, pero él no se las toma a mal, son sus compañeros y los quiere mucho como para enfadarse. —Si... buena suerte— repitió mientras se rascaba la nuca algo nervioso. Buscaba las palabras exactas para no asustar a la chica —Buena suerte en el sentido que cuando estás a mi lado, cosas buenas me pasan. ¿Eso no es suerte? Lo que me molestaría es que a otras personas les rayeras igualmente suerte— abultó los labios haciéndose el molesto. —Nervioso... No sé, cuando estoy a tu lado me pongo algo raro, mis pulsaciones van a mil por hora y hago tonterías por encontrarme así— sabía que no se estaba explicando bien pero igualmente lo intentaba. —Tampoco hace falta que le pongamos nombre, solo son nervios— él le pondría el nombre de 'me gustas' pero quizás eso haría que ella huyese y no era cuestión, quería quedarse más tiempo con ella.

Cuando lleguemos a la empresa, el CEO dejará de darte actividades por no escuchar— bromeó y a continuación revolvió su cabello para que no se sintiese mal. —No te preocupes, el presidente en algunos momentos tampoco nos escucha, solo está pendiente de sus cosas e ignora cualquier palabra que le digas— no le gustaba que su presidente ignorase sus palabras, ni las suyas ni las de sus compañeros pero a veces tenía la cabeza en otras cosas más importantes. Lo entendía, era normal ya que un presidente atendía a mil situaciones y tenía que tener todo a la perfección pero a veces escuchar a los grupos tampoco está mal. La miró de reojo, si decía que estaba bien debía de estarlo pero a él no le cuadraba que lo estuviese realmente. Se mordió el labios inferior inconscientemente al ver que se recogía su cabello, ver su cuello al aire libre le daban ganas de morderlo y besarlo sin parar. Sacudió su cabeza intentando eliminar malos pensamientos —Boba, no me pidas perdón— sonrió para intentar tranquilizarla —Si, estar ya a tu lado es divertido. Aunque tus bromas son raras pero no te preocupes te ayudaré a que seas más graciosa— asintió.

Alzó la ceja sorprendido de sus palabras —¿Tus compañeras dicen eso de mi?— se alegró por dentro y lo demostró con una amplia sonrisa. Le agradaba agradar a la gente y más si eran chicas ¿a que chico no le gustaría eso? Sus futuras compañeras, había hablado varias veces con ellas incluso alguna que otra participó en escenarios con ellos. Le gustaba que un futuro grupo de chica debutase y más si era exactamente de su misma edad, o la mayoría lo era. De alguna forma no se sentiría solo entre tantas personas mayores, como con sus noonas. —Lo siento, lo siento mucho— se disculpó por si había cometido algún fallo, aunque dudaba que un simple lo siento se pudiese solucionar una herida en el corazón. —Te prometo que no lo volveré a mencionar, no, hasta que tú no quieras hacerlo o estés preparada— la contemplaba con detenimiento, estaba algo agotaba sobre el tema y se veía que había sufrido mucho por culpa de eso. No quería que por su culpa la herida se abriese más. —Nadie más lo sabe, no pienses en eso. Solo yo, soy amigo de él y algo me cuenta— añadió —Y no nos reímos de ti, si alguien lo hace seré el primero que te proteja. ¿Pena? Lo último que haría sería eso, no te preocupes— comentó como si estuviese escuchando sus pensamientos. Su rostro mostraba todos los sentimientos y pensamientos que tenía en ese momento, una chica bastante transparente.

Se asustó ¿qué le ocurría? ¿había dicho algo fuera de lo común? o peor aún ¿sus palabras le hicieron daño? Al revés, su intención en ningún momento era eso, solo quería ayudarla y que olvidase todo su pasado con una vida nueva. Se le partió el corazón al verla girarse y escuchar levemente su llantina, bajó su rostro aguantando sus ganas de abrazarla. —V-vale... quédate así— susurró. —¿eh?— arqueó la ceja y negó varias veces. Quitó su barrera de 'no hagas esto' 'no hagas aquello' y simplemente la abrazó de espalda. —Quedémonos así durante unos segundos, yo también me siento mal y quiero abrazarte— murmuró mientras la abrazaba con mucha fuerza. ¿Su primer abrazo con ella? No recordaba si hubieron más, pero ese abrazo fue sincero y de alguna manera significativo para él. —Y no— se limitó a decir negando sus últimas palabras —No quiero cuidar a tus compañeras, te quiero cuidar a ti. Tus compañeras ya tendrán otras personas quienes la cuiden. Yo solo estaré pendiente de ti—  la dejó de abrazar y se colocó enfrente de ella, colocando sus manos en los hombros ajenos. —¿No entiendes mis palabras? ¿No entiendes mis segundas intenciones?— la miró a los ojos y tragó saliva —Me gustas—[/b]
avatar
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 17/12/2014
Edad : 23
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I wanna give your heart a break —Priv.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: beyond seoul :: Otros

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.