Últimos temas
» Este es el nuevo censo, no es un simulacro
Sáb Jul 16, 2016 1:28 am por Lu Han

» Registro de Grupos/Rangos
Jue Mayo 21, 2015 4:52 pm por Han Sang Hyuk

» Let me know {Priv. Taehyung}
Jue Abr 16, 2015 10:13 pm por Jeon Jung Kook

» Academia ShowON ♛ Élite
Mar Abr 07, 2015 12:00 am por Jeon Jung Kook

» Noticia de último minuto
Dom Abr 05, 2015 10:09 pm por Lu Han

» Never found a love like you - {Kim Joon Myun}
Sáb Abr 04, 2015 12:05 pm por Wu Yi Fan

» Desmaius (Afiliacion elite)
Jue Abr 02, 2015 4:15 pm por Invitado

» My brand of heroin {Normal||Apertura}
Jue Abr 02, 2015 3:35 pm por Invitado

» Sueños de Arianth {Afiliado normal}
Jue Abr 02, 2015 3:22 pm por Invitado

dust to dust
Últimos temas
I
II
III
IV
©
Bienvenido/a Invitado
Es exactamente lo que crees que es. Un foro sin trama alguna sobre idols coreanos con más dinero que cabeza. Únete a nuestra lucha malvada por conquistar el mundo.
Cosas que hacer:

—Leer las reglas
—Leer el f.a.q
—Rolear
Noticias
[07/03/15]: Primera Actividad
La primera actividad del foro ha sido iniciada. No sean malos y participen o me encargaré de descuartizarles a todos. Más información aquí
[27/02/15]: Gente Inactiva
El grupo de 'Inactivos' ha sido implementado de nuevo. Una lista completa de la gente inactiva y cómo recuperar tu color, por acá
—[12/02/15]: Limpieza de afiliados
—[04/01/15]: Los resultados de la encuesta
—[04/01/15]: Cambio de Skin
—[04/01/15]: El foro cumple medio año.
—[23/12/14]:Encuesta del Foro.
—[04/08/14]: Primer Artículo de la Gossip.
—[04/07/14]: Inauguración del Foro
—[25/06/14]: Creación del Foro
Gossip Girl
Perfil
Jeon Jung Guk
Perfil
Lu Han
Perfil
Song Min Ho
personaje destacado
from when and until where
Tema destacado
Créditos
Gracias a Blu por ayudarme y corregir los pequeños errores porque siempre termino arruinando todo de alguna manera, por sus codes, por algunas imágenes y por la mayoría de este skin, la verdad. Gracias a los fotógrafos de las imágenes, apropósito. Gracias a Carly por ser hermosa y ayudarme en este proyecto (y en muchos más la verdad). Gracias a Rose de Glintz por sus tutoriales en las templates. Gracias a Nell de Serenditipy por el tutorial de los botones.

En general, aconsejaría no copiar y ser original, pero porque no hay mucho de dónde plagiar, todos los foros de kpop tienen esta historia.

En fin, la edición de las fotos es nuestra, y del diseño de codes/html/css (o del usuario según corresponda) atrévete a plagiar alguna y te asesinaré mientras duermes ♡
nuestros afiliados
Hermanos Élites
Dot Boundary The 100 RPG http://i.imgur.com/siGWc29.jpg
Normales

Let me know {Priv. Taehyung}

 :: seoul :: viviendas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Dom Ene 11, 2015 12:25 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Maknae dormilón, arriba. —Se encogió, haciendo bolita al sentirse totalmente destapado. No era consciente del tiempo en el que llevaba allí. Simplemente se había metido en algún momento, tratándose de evadirse de la realidad. Así llevaba bastante tiempo, desde que Taehyung se le había declarado en una noche de borrachera. Había puesto pies en polvorosa, aunque en los programas lo disimulaba como buenamente podía, así como delante de las fans, para evitar la bronca del staff. Pero no junto al grupo. Sabía que todos notaban lo arisco que estaba con el segundo maknae, incluso le habían preguntado qué clase de discusión habían tenido ambos para que estuviera tan "enfadado". Oh, si los demás supieran la verdad. Porque aquello no eran como las bromas de Jimin, que por más pelma que fuera, nunca iba tan en serio. Aún no estaba seguro de si creer en las palabras del alien o no. Pero había oído que los borrachos no mentían. Pero le era difícil, muy difícil de asimilar. Ambos eran hombres. Del mismo grupo. Aquello, mirase por donde lo mirase, estaba mal. Se sentía mal en su cabeza. No podía salir nada bueno de eso, si les pillaban, sería el fin de ambos. —Ya, levántate vago. —No quería moverse, bastante tenía con el hecho de estar destapado. A parte de que no tenía ganas. Desde hace semanas, no comía bien, tenía un nudo en el estómago. Además, muchas veces le costaba dormir, la situación no paraba de repetirse en su cabeza. Si rechazase a Taehyung, le podía imaginar hundido, con el corazón roto y el suyo propio se encogía de solo pensarlo. Pero también se había planteado la situación contraria, el decir darse una oportunidad con él. ¿Le gustaba el joven? Si, se lo había estado preguntando mucho aquellos días en los que la distancia había sido protagonista entre ellos. No podría responder con un sí, pero sentía que decir un no también era una mentira. No sabía que era, pero definitivamente había algo ahí que no podía negarlo. El caso es que se había planteado el hecho de dejarse querer, de decirle al mayor que podían intentar tener una historia juntos (siempre dentro de la discreción, nada de escándalos). Pero por algún motivo en su cabeza solo cabía una risotada cruel y su pecho dolía cada vez que esa escena pasaba por su cabeza.

Quería echarse a llorar, pero por suerte para él, sus pensamientos se vieron interrumpidos cuando alguien tironeó de su cuerpo, casi sacándolo fuera de la cama. Miró de mala gana a la persona que no paraba de incordiarle, pero relajó un poco su expresión al ver que era Suga. Y Suga siempre imponía un respeto que ni el mayor de todos ellos y ni tampoco el líder eran capaces de conseguir. —Levantate ya. Nos vamos a cenar. —Chasqueó la lengua y carraspeó antes de contestar a eso. —No tengo hambre. —Prefirió ignorar el hecho de que no era ni desayuno ni comida lo que el rapero había dicho. Escuchó cena, ¿realmente llevaba tanto tiempo allí tumbado? Aunque todos habían notado que estaba de "bajón" y como no estaban con las promociones, nadie le presionaba demasiado, solo si algún concierto estaba cerca. Quizá para que no colapsase como le había pasado a Taehyung. Oh, no de nuevo. Allí estaba, ocupando sus pensamientos. —Da igual. Tú no vienes, estás castigado. Pero vas a levantarte y asearte. Y… —No tenía demasiadas ganas de escuchar un sermón, así que tuvo que morderse la lengua para no decirle a Yoongi que le dejase tranquilo, aunque parecía que eso iba a pasar pronto, pues este se dirigía hacia la puerta mientras dejaba en el aire lo que quería decir. El mayor se giró, recargándose sobre el marco de la puerta antes de seguir hablando. —Cuando Taehyung regresé de su cita, arreglaras las cosas con él. —No tenía claro si había algo que arreglar…. Espera, ¿qué? ¿Cita, una cita? —Jin te ha dejado comida en la nevera, si te da el hambre te la calientas. —Y dicho esto, el otro se marchó, dejándole lleno de dudas y con una sensación de angustia que no tenía pintas de querer marcharse. Tragó saliva y el nudo en su garganta se hizo más grandes. Parpadeó, sus ojos se aguaban, de nuevo quería echarse a llorar. No había sido tan descabellado pensarlo, el moreno solo estaba jugando con él y con sus sentimientos. Bien, pues Jungkook no pensaba dejarse ganar tan fácilmente, no, lo tenía claro. Lucharía contra aquello que se estaba formando entre ambos, acabase bien o acabara mal. Y tenía la impresión de que lo segundo era más probable.

Al final salió de la cama y caminó despacio hacia el armario, tomando ropa de forma aleatoria, siempre que la misma pareciese cómoda y cálida. Tras escogerla, se dirigió al baño frotándose la cabeza. Por costumbre cerró con pestillo, aunque no había nadie en el lugar, solo él. Se miró al espejo, su aspecto era horrible. Tenía el pelo revuelto y enredado, además podía ver pequeños surcos bajo sus ojos. Ojeras, lo que le faltaba ya. Suspiró, y se quitó la ropa, metiéndose a la ducha. Y poniendo el grito en el cielo luego, pues algún desgraciado se había acabado el agua caliente, aunque eran siete, no era tan difícil que pasase aquello. Pero tampoco lo habitual. Al menos, se había espabilado de golpe. Al día siguiente tendría una neumonía, pero en esos momentos, no le importaba demasiado, salvo por el hecho de que se estaba congelando. No duró mucho, obviamente y al salir tuvo que frotarse y refregarse con una toalla hasta ponerse roja la piel y conseguir entrar en calor. Desgraciadamente para él, ni ponerse la ropa limpia ni secarse el pelo le ayudó en absoluto. Pero quizá un chocolate caliente si podría funcionar, así que no dudó ni un instante en hacerse uno, ignorando la comida casera que la omma del grupo había dejado para él. Realmente tenía cero apetito y solía comer bastante, más si le dejaban y no tenía dietas de por medio. Pero como no tenía ganas de llenar su estómago, solo de templar su cuerpo, hizo un chocolate con leche bien calentito y se fue al sofá con un par de mantas que echarse encima, prendiendo la televisión y mirando dibujos distraídamente. Si, habría crecido mucho en los dos últimos años, pero seguía siendo un niño para muchas cosas. Tomó un trago de la bebida, sintiéndose infinitamente mejor, al menos, había dejado de tiritar. Pero, para su desgracia, aquella conversación sobre el café y todo lo que implicaba regresó a su mente. Suspiró pesadamente y se encogió como buenamente pudo entre las mantas. No sabía que hacer con ese asunto, pues no podía huir para siempre, llegaría un momento en el que tendría que enfrentar a sus temores. Y parecía que ese momento acababa de llegar y abrir la puerta, porque dudaba que los chicos volviesen tan pronto. Y él podía oír que había alguien en la entrada y sabía de sobra quien era sin verlo. Era él.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Dom Ene 11, 2015 1:32 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Qué podía decir... La conversación con YoonGi sin duda había sido dura, jamás se había sentido tan culpable y tan mal al mismo tiempo y a la vez, se sentía en cierto modo furioso, furioso porque la situción se le había ido de las manos y furioso porque en el fondo sabía que había sido su culpa. Si fuese más consecuente, si hubiese sido capaz de pensar antes de hablar y ver que aquel momento no fue el indicado ni muchísimo menos o directamente si hubiese sido capaz de ocultar lo que sentía como había estado haciendo hasta ahora, nada de lo que acontecía ahora estaría ocurriendo, quiso desahogarse, soltar lo que tenía dentro y al final solo logró tener más cosas que reprimir y la frialdad constante del menor para con él desde aquella noche en la que se mandó la pero cagada de la historia. Quizás eso era lo que más le dolía, haber perdido a un amigo, saber que podría haberlo evitado y asún así, YoonGi tenía razón, no había sido capaz de mirar por la situación y por el contrario, se mandó él solo, pendiente de la necesidad que tenía de expresar lo que sentía , pendiente de lo que quería sin pensar en si debía, pasando por encima de lo que aquello iba a acarrear para el menor porque lo veía. Le veía dormir mal, le veía comer mal, parecía enfadado constantemente y desde lueg y aunque sonase raro, le dolía mucho menos que fuera frío con é a cuando le sonreía o fingía frente a las cámaras, porque simplemente no se sentía igual.

Pero por otro lado estaba la rabía de no ser tomado en cuenta, porque no le pedía que le correspondiese ni que se tirase a sus brazos, sabía que había un 90% de posibilidades de no ser correspondido y siempre lo supo, desde aquella salida de acampada en el que sentía algo más con la presencia del maknae, pero... ¿Estaba mal querer un poco de consideración? ¿Un mínimo de interés? No le importaba si quedaban solo como amigos, podría hacerlo, lo haría si JungKook se lo pidiese por mucho que doliese pero le enfadaba la idea de que el menor no fuese capaz ni de mirarle como si fuese un monstruo, como si le fuera a contagiar algo o le fuese a arruinar la vida más aún sólo el hablarle. Era una contradicción constante, por un lado la tremenda culpa y por otro la increíble rabia que le daba la actitud del menor, aún a sabiendas que era muy en parte su culpa y ciertamente, no tenía muy claro que hacer. Lo que sí sacó en claro con la conversación con Suga es que  el menor no le correspondía, estaba claro ¿no? ¿En qué cabeza cabe sentir algo por alguien y no ser capaz ni de hablar con él al respecto? Quizás había esperado demasiado, JungKook era un niño todavía y él... Bueno, jamás había tenido pareja ni nada parecido, pero eso no le quitaba el derecho a enamorarse, por mucho que fuese un hombre, por mucho que estuviese mal o "prohibido"... ¿Qué le quitaba el derecho? Ni siquiera JungKook era indicado para negarle lo que sentía pero al final cedió, cedió porque a fin de cuentas tenían un trabajo que hacer y de alguna forma estaba convencido y lo suficiente enrabietado como para saber que debía olvidarse de aquello y tratar de superarlo, porque si JungKook no quería ponerle solución, entonces cortaría de raíz por los dos, como hyung, como amigo, como compañero. Le tocaba ser responsable, aunque no sabía si era la mejor solución, era la única que tenía.

Todo se resumía en algo tan simple como tratar de tapar el tema JungKook con alguien más y no pretendía enamorarse de alguien más y tampoco tener pareja, de hecho se podría considerar de mal gusto o egoísta recurrir a alguien más para aquello, quitarse un clavo con otro clavo por así decirlo, pero finalmente cedió ante la simplemente idea que YoonGi le había planteado; Una cita. Aún recordaba una chica que había conocido antes de debutar con BTS, una chica con la que solía hablar por internet y compartían bastantes gustos, muy parecida a él, incluso se intercambiaban fotos que se hacían, pues ella también había sido ulzzang y tras tantísimo tiempo desde entonces, aprovechó para ver a una vieja amiga. Sabía que a ella le gustaba, lo supo de siempre y por un momento pensó que después de tanto tiempo la cosa había cambiado y seguramente le diría que no, pero cuando le preguntó que si quería tener una saida y ella anunció que si con tanta emoción, la verdad se sintio aliviado y a la vez la peor persona del mundo. Tampoco se trataba de nada romántico, habían salido a cenar algo, a pasear, ver algunas tiendas, sacarse algunas fotos, realmente la cita no fue nada de otro mundo, incluso se sentía extraño y de mal humor en algunos momentos porque no conseguía sacarse al maknae de la cabeza, era extraño, pues en algún momento de la noche ambos se tomaron de la mano y por momentos imaginaba que fuera la mano de JungKook y no la de ella, incluso cuando reían o cuando bromeaban o se hacían selcas, recordaba cuando hacían eso el menor y él. Se estaba volviendo loco, parecía que cuanto más intentaba alejarse del maknae,más venía a su mente y eso era realmente frustrante, era frustrante tener que manejar aquello él solo, pero por supuesto, no lo demostraba. Con ella se mostraba como si nada pasara, se reía y actuaba completamente normal y relajado, como si no le estuviese comiendo por dentro el asunto, pero al menos se sentía alivado, pues al volver sabía que los demás miembros irían a cenar y no tendría que mediar con el menor, podría asentar lo que hubiese ganado con aquella cita tras un buen descanso.

Esa fue la idea que tenía tras acabar la cita, que por cierto, él mismo terminó al momento que la chica le besó la mejilla en un  momento en el que se hacían una foto y de alguna forma, no quiso seguir, no aquella noche, no en esos momentos, la idea no era estar cvon alguien que no quería para olvidar a alguien que si deseaba, era estúpido, demasiado incluso para él, por ende, cuando ya se hizo algo tarde puso la excusa de que debía de volver, que al día siguiente tenían ensayo y en parte era verdad, en algún momento tendría que volver. Tenia esa idea de llegar y estar solo, realmente esa idea le aliviaba, se podría decir que ahora era él quien no tenía intención de lidiar con el maknae, no tenía ganas, estaba quemado de la situación, quemado de ir tras él y tratar de acercarse para recibir rechazo tras rechazo y tenía paciencia y era difícil que se enfadase o se agobiase, pero hay una linea que una vez la cruzas, empiezas a hacer daño y JungKook la había cruzado de un salto. Cuando abiró la puerta se frotó el cabello y suspiró agradeciendo estar en casa y poder relajarse, dejando las llaves en una cajita de al lado de la puerta para quitarse la chaqueta que portaba mientras e3scuchaba su celular sonar, la verdad, habiéndose ocupado bastante de su imagen para aquella cita, pero al parecer, ni para uno ni para el otro aquel momento supondría un descanso. Cuando descolgó la llamada rió al escuchar la voz de la chica al otro lado.- Yaaah Noona... Se supone que es el hombre quien se preocupa... -Se quejó, escuchando las risas y la voz de la chica al otro lado del teléfono y la verdad hablaba con tono normal, se supone no había nadie en casa, así que no iba a guardar cuidado.- Yo también lo pasé bien... Muchas gracias por aceptar, hacia tiempo que no me divertía tanto y... ¡OH! La selca esa, mantela privada ¿sí? Soolo para ti. Ahá... Sí,hablamos noona... Cuidate~...-Cuando entró, mientras colgaba la llamada y guardaba el teléfono, no pudo evitar ver al menor en el sofá, verle en el estado en el que estaba, ¿tanto daño le había hecho su confesión? Joder, eso tenía que terminar ya, de alguna forma. Parpadeó un momento y aunque por dentro se seintió temblar y sintió un nudo en el pecho, se mostró tranquilo, desinteresado.- ¿JungKook...? ¿No ibáis a cenar? -Preguntó, porque realmente esperó no encontrarle, aunque según preguntó negó con la cabeza y desvió la mirada.- Da igual. -No añadió nada más, pero si se preguntó en la cabeza si el menor había escuchado algo... Y bueno, ¿y qué si había escuchado? ¿No supondría un alivio para JungKook saber que todo volvía a la normalidad? Tampoco tenía nada que dercirle.-  ¿Te dijo Jin que ha dejado comida? Deberías comer algo. -Y sin más, fue a la cocina para poder beber un poco de aqgua que le humedeciera la garganta. De golpe se le había resecado, era horrible como estaba formándose la situación, cada vez parecían más y más distantes. ¿Que le dolía verle de aquella forma... Tan cansado y maltrecho? Por supuesto, tenía ganas de tirarse encima y abrazarlo, decirle que todo estaría bien, pedirle perdón y abrigarle para que dejase de temblar, pero no lo haría,no podía, ¿no? Además... Una parte de él ya se había cansado.
vestimenta:

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Dom Ene 11, 2015 2:54 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

No quería hacer nada. No quería hablar. Tampoco quería existir. Le gustaría que aquello fuese solo un mal sueño, una pesadilla. Quizá sus pensamientos eran crueles, pero no podía evitarlo. Aquello estaba mal. Ambos eran hombres, compañeros del mismo grupo. Moralmente no era lo correcto, aunque supuso que eso era lo de menos, pero también estaba el hecho de que no podían salir ni con chicas siquiera, como para tener algo entre ellos. A parte, lo estaba llevando fatal. Su reacción seguramente estaba siendo muy inmadura. La opción de ignorar a alguien que se te ha declarado no parece lo mejor del mundo, pero tampoco sabía cómo enfrentar la situación. Se sentía inseguro, tenía miedo de que todo fuera a salir mal. Ya estaba yendo mal de por sí, no hablaban, más por su culpa que porque el mayor no tuviera iniciativa de intentarlo, pero él no se dejaba. Fingir en los programas era la parte más dolorosa de todo aquello, porque en parte, en lo más hondo, quería volver a como estaban antes. Pero le daba miedo, como aquella mañana tras la borrachera del otro, simplemente el gesto de pasarle el brazo por los hombros le había hecho tensarse y querer escapar de allí. Ni tan siquiera había pensado, solo actuado como sus instintos le habían dictado y estos habían dicho que debía de huir. Así día tras día. Cuando Taehyung intentó acercarse a él y escapar dejó de ser efectivo, empezó con la frialdad y el veneno, como una especie de mecanismo de defensa frente a la situación. Una situación a la que nunca se había enfrentado antes. Había tenido sus pequeñas aventurillas amorosas como cualquier adolescente que se precie, era joven y aquello no era tan extraño, pero nada le había preparado algo así, no sabía qué hacer, como actuar, si aceptar algo que no sabía si era capaz de corresponder, si decir que no y luego puede que arrepentirse por ello. Seguir como estaba le hacía daño, pero creía que escoger las otras dos opciones le acabarían partiendo más el corazón tarde o temprano. Estaba siendo egoísta y lo sabía, pero ¿qué otra cosa podía hacer? Estaba confuso, y también algo herido con aquella situación. Seguramente el mayor estaría igual, pero por algún motivo, no era capaz de acabar con el sufrimiento de ambos. Quizá cobardía, quizá miedo o quizá simplemente era por confusión.

Casi se le cae la taza con el chocolate al suelo al oír aquella conversación telefónica. Suga no le había mentido en absoluto, realmente Vei había salido en una cita. Al parecer, no debía sentir algo demasiado fuerte por él si había decidido irse con otra persona. Quiso taparse los oídos, subir el volumen de la televisión, cualquier cosa por no escuchar su voz, lo bien que se lo había pasado, como había disfrutado de su cita. No quería saberlo, pero no movió ni un solo músculo para evitarlo, dejando que las palabras ajenas se clavasen en él, haciéndole daño. Tragó saliva y volvió a tomar parte de su chocolate. Ahogaría las penas en dulce ya que no podía ahogarlas en alcohol, que tampoco es como si tuviera acceso al mismo. Al menos, eso su cuerpo parecía tolerarlo, pues la última vez que había intentado comer, había sentido más náuseas y malestar que nunca. Quizá simplemente era una casualidad, que se había enfermado justamente en ese momento. Porque nadie iba a encontrarse tan mal por una simple declaración de amor. Tampoco pudo pensar mucho sobre ello, pues el responsable de su estado (porque si, si su hyung no se hubiera declarado, habrían seguido como siempre) entró en la habitación. Ni tan siquiera se molestó en mirarlo, no apartó la su vista de la caja tonta. Quizá tendría suerte y el mayor no le molestaría ese día. Pero no, parecía que esa noche estaba gafada totalmente. —Estoy castigado. —Dijo simplemente, encogiéndose de hombros, sin encararle siquiera. —Y tampoco tengo hambre. —Contestó igual de seco que antes. Poco le importaba si al que respondía era a Suga o a Taehyung. Y tenía pocas ganas de comer. Solo quería hacerse una bola en aquel sofá y esperar a que el tiempo pasase. Pero sabía que no podrían seguir eternamente así de distantes los dos. Al final el staff se daría cuenta y tendrían bronca ambos. Tampoco quería eso. —Suga me dijo que había comida, te la puedes comer tú si quieres. —Agarró las mantas y se cubrió mejor con las mismas mientras se acomodaba en el sofá, reclinando la espalda en el respaldo. Sentía que esa escena le sonaba y mucho. Y sabía perfectamente de qué.

¿Tu cita era bonita? Que digo, seguro que era una ulzzang, es lo que pega contigo. —Soltó una risa irónico, falsa, fría. Nada que ver con esas risas alegres que tantas y tantas veces había compartido con la misma persona a la que le estaba hablando en ese momento. No le importaba si Taehyung había salido con Miss Korea o con un travelo, le daba lo mismo. Lo que le dolía era la simple acción de que estuviese con alguien. Era increíble, aun cuando lo ignoraba, quería acapararlo para sí mismo. Siempre había estado celoso de los ratos que pasaba con J-Hope o de la 95line que hacía con Jimin, pues eso suponía menos tiempo con él. Era el peor maknae de la historia, no quería estar con él, pero tampoco quería que estuviera con nadie. Aunque no pensaba admitir aquello en voz alta, tenía la impresión de que algo se le terminaría por escapar en el transcurso de aquella noche que tenía aspecto de ser infinitamente larga y justo acababa de empezar. —Supongo por tu llamada que te lo pasaste bien, pero no más que yo en mi doble cita en el parque acuático. —Era un golpe bajo y lo sabía. Si, sabía que aquello le iba a doler y aun así no pudo callarse y lo dijo. Recordaba cómo se lo había recriminado aquel día que había llegado borracho, el mismo en el que se le había declarado. No estaba seguro de cuanto recordaba el mayor de aquella noche, pero tenía la sensación de que recordaba justo lo que tenía que recordar y que él tanto desearía olvidar. Que feliz sería si solo pudiera olvidar aquella noche de golpe, pero no podía, recordaba cada momento, cada situación, cada parte de la conversación y maldecía la suerte ajena por estar en la situación opuesta a la suya. –Supongo que pronto nos la presentarás y saldrás en las portadas de las revistas y esas cosas. —Rodó los ojos, justamente el gesto que debería hacer el otro lo estaba haciendo el propio Jungkook, pero mierda, algo se había activado en su interior y no pensaba pararse.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Dom Ene 11, 2015 3:41 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

La verdad es que no le sorprendió recibir aquellas primeras contestaciones mientras iba a la cocina, de hecho ni le contestó, se limitó a alzarse de hombrso de forma desinteresada. Si no quería comer, que no comiese, el sabría después como aguantar los ensayos y la marcha que llevaban, aunque realmente le preocupaba, no iba a ser el idiota que se mostrase amable o cariñoso con alguien que, para variar, se mostraba hostil y frío contra él. Se dedicó a dejar que el silencio reinara en el departamento, algo extraño pues aunque no estuviesen juntos, eran un grupo bastante ruidoso y siempre había alguien alzando la voz, riendo o haciendo alguna estupidez incluado cuando estaban cansados, sobre todo si se trataba de la maknae line, pero igual estaba claro que eso habia cambiado en más aspectos de los que le gustaría. Se dispuso solo a beber agua, tragando de una el contenido hasta que escuchó de nuevo la voz de Jungkook, después de todo el lugar era pequeño, era fácil captar su timbre de voz, para su desgracia... Porque lo que escuchó le hizo sentir un escalofrío, no por los comentarios en si que ahora estaba soltando Jungkook, en realidad había empezado como podría haber empezado la curiosidad de cualquier amigo sobre la cita que había tenido y la chica con la que había estado, pero el tono en el que hablaba, la intención con la que preguntaba y sobre todo la mención de aquella cita doble que había tenido JungKook. Cierto... ¿De qué se sentía mal? El menor ya había decidido hacer sus propios asuntos sin tenerle en cuenta desde un principio y la verdad, era una estupidez,nada serio, solo una salida a un parque acuático pero en esos momentos todo lo que pudiese estar relacionado con el maknae, le ardía por dentro.

Por ende apretó los labios mientras tomaba aire profundo y dejaba el vaso en la mesa de la cocina haciendo ruído con el mismo, con cierta rabía, sonriendo después de forma socarrona y alzando las cejas un segundo en un gesto de obviedad por la mala sangre que se cargaba el menor. No, sin duda aquello iba mal y no sabía JungKook, pero él no podía presumir de tener demasiada paciencia en esos momentos y de por si tendía a decir las cosas que se le pasaban por la cabeza y sin necesidad de estar borracho, igual que aquella noche, sentía las palabras atragantarse en la garganta, por primera vez sentía la necesidad de defenderse de aquellos ataques y al final necesitaba vomitar lo que sentía y pensaba sin poder tragarlo, igual que aquella vez, aunque desde luego con un enfoque totalmente distinto.- Oh sí, es guapa... ¿Te molesta que ella sea Ulzzang? ¿No es suficiente para el ooh golden maknae de BTS? -Bufó para salir de la cocina dejando el vaso en la misma, ni se preocupó en dejarlo en el lavabo, en esos momentos lo único en lo que pensaba era rabia rabia rabia y más rabia.- Además, no está de más tener contactos femeninos... Después de todo sólo estoy rodeado de ni-ños. -Enfocó su voz en esa palabra, ni siquiera se molestó en decir "hombre" puesto que el menor se estaba comportando como un niño mimado, arrogante e insoportable, creía que era la primera vez que realmente su voz le estaba sacando de quicio y fue un ataque claro hacia el maknae. - Niñato, madura.

¿No era capaz de asumir la situación de otra forma? ¿Ponía su orgullo delante antes que a un amigo? bien, le trataría como lo que era; un niñato. Dijo aquello mientras se metía en la habitación y sacaba ropa del armario para poder cambiarse y estar más cómodo y bien podría haber dejado ahí el asunto pero es que no se podía callar, estaba enrabietado confundido, no sabía que carajos quería el menor d eél, p'orque parecía celoso y molesto porque hubiese tenido una cita pero luego era el primero en alejarse. ¿Que.carajos.quería.de.ÉL? Esa pregunta se repetía de forma constante en su cabeza, pero a pesar de que sus palabras contestaban esta vez con la misma acidez que recibía, en ningún momento se mostró alterado por mucho que dentro estuviese revuelto totalmente y de hecho era demasiado extraño que se comportase de esa forma... De ser alguien animado, inquieto, divertido y amigable, había pasado a ser... totalmente neutro, trataba de no mostrarse enfadado aunque eso no serviría realmente, porque lo estaba y mucho, pero prefería mantener la calma porque... Realmente dolía, las palabras del menor en esos momentos dolían y le hacía chasquear la lengua y murmurar entre dientes mientras se cambiaba de camiseta y de pantalón rápidamente. Quería dormir, pero sabía que no podría, la presencia ajena le estaba molestando realmente y era malos, realmentemalo, que eso ocurriera porque de una forma u otra, tendrían que convivir. Pero al final... Simplemente ninguno parecía poder quedarse callado.

¿Sabes...? -Dijo apretando los labio y mirando un momento el armario que tenía delante y quiso pensarse bien lo que iba a decir mientras se quedaba un momento quieto con las prendas que se había quitado en la mano, finalmente reanudando su afán por doblarlas y al final simplemente diciendo las cosas como tuvieran que salir.- Si taaanto me odias por lo que pasó la otra vez... Olvidalo ¿Bien? Culpa mía por creer que podrías entenderlo. -Rió ligeramente negando con la cabeza y al final, a pesar de doblar la ropa, tirándola dentro del armario con rabia antes de removerse el pelo, después de todo sí, había sido una estupidez declararse al menor, lo más estúpido e inútil del mundo y si ese era el problema.. Entonces él lo remediaría, a su modo.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Mar Ene 13, 2015 11:15 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Si, definitivamente, era la guerra entre ambos. Si alguien le hubiera dicho hace unos meses que iba a pelearse y tratar al mayor de esa forma, se habría reído descaradamente en su cara. Como cambian las cosas de un día para otro. Y para colmo de los colmos, había tenido un ataque de celos bien poco disimulado. No tenía derecho a reclamarle, pues no era nada de Taehyung y ni él tampoco era nada suyo. Así que no venía a cuento el recriminarle nada. Pero aún no podía evitar estar celoso y dolido, su pecho le oprimía y su corazón se encogía al saber que sí, al final todo había sido una mentira, una broma de mal gusto por parte de un borracho. ¿O es que el otro había abandonado sus sentimientos hacia él? Si, eso también era posible, después de todo, era difícil que alguien tuviera la paciencia suficiente como aguantar su berrinche de niño pequeño y sobre todo su frialdad, que había ascendido hasta una escala estratosférica. Lo que no espera era que el mayor le respondiera a sus ataques con tanta facilidad, nunca le habría creído de ese tipo de personas pero también era cierto que jamás le había visto ¿enfadado? No sabía si esa era la palabra correcta para definir como estaba el otro en esos momentos pues estaba tan serio que hasta daba miedo incluso, después de todo, estaba acostumbrado a verle todo el tiempo feliz, riendo y sonriendo, jugando y haciendo bromas con cualquiera de ellos, más habitualmente con él. Y aunque echase de menos todo aquello, pues lo hacía, en el fondo muy en el fondo, sabía que nada podría volver a ser igual entre ellos. Porque le era imposible hacer como si nada hubiera pasado. Después de todo, aquello simplemente no podía llamarse nada. Frunció el ceño y se mordió la cara interior de la mejilla, ¿a él que le importaba si la cita de Taehyung era de su gusto? Solo lo había dicho para molestarle y atacarle, obviamente. —Por mí si es fea como un dolor de muelas, eres tú quien sale con ella. —Bufó molesto, rodando los ojos. Si, no le importaba en absoluto, pero la oportunidad perfecta para meterse con él y no iba a desaprovecharla.

Ni tan siquiera sabía que le movía a hacer todos esos comentarios, pero era como si en el fondo, quisiera que le odiase. Ganarse el odio de su hyung no debía de ser la mejor opción del mundo, pero estaba tan molesto, tan hastiado con la situación que se le hacía la opción más factible de todas. Forzarle a que dejase de gustarle, aunque luego eso pudiera acarrear luego peores consecuencias, pero creía que sería más fácil lidiar con su odio que con saber que le gustaba, no decía que fuera a sentirme más cómodo, pero al menos, quizá con eso dejaría de darle vueltas al asunto, su cabeza terminaría estallando si no paraba de una vez y si aquella noche le ponía fin de una vez por todas, puede que fuera capaz de sobrellevarlo mejor a partir del día siguiente. Porque si, no comía, no dormía. Estaba agotado, física y mentalmente. Le costaba llevar el ritmo y si seguía así acabaría para el arrastre, porque aunque tuviesen algo de descanso entre concierto y concierto no se olvidaba de que tenían que ensayar todas las semanas y que seguían con su tour de tanto en cuando. Pero no podía conciliar el sueño y las pastillas para dormir le dejaban peor de como se había acostado. Tampoco podía comer, pues le daban nauseas cada vez que probaba bocado y más de una vez había terminado por echar lo que había tragado anteriormente. Parecía que solo cosas como la bebida que se estaba terminando en medio de aquella discusión serían lo único que pudiera mantenerle vivo. —Oh, ¿es en serio? De verdad, ¿cuándo te dieron el titulo de Mr. madurez? Porque ejemplo de la misma no eres que digamos. —Ambos iban de golpe bajo en golpe bajo y como golden maknae no podía evitar sentirse ofendido. Ser el más joven no le hacía precisamente el más inmaduro, de hecho, había tenido que crecer muy deprisa para poder adaptarse a aquel mundo tan complicado como lo era el del espectáculo.

Aunque ni tan siquiera estaban en la misma habitación, hablaban los dos con tanta fuerza y tan alto que seguramente los vecinos también les podrían escuchar. Por eso no tuvo dificultades en oírle quejarse desde la habitación que todos compartían. Y se molestó y mucho, tanto es así que de la rabia dejo caer la taza que tenía entre sus manos, sin terminarse del todo su contenido, que se precipitó sobre el sofá y las mantas que le cubrían mientras que el recipiente hizo un estruendoso ruido al romperse contra el suelo. Vaya bronca que le iba a caer, tanto por manchar las cosas como por romper parte de la vajilla que Jin cuidaba con tanto esmero. Aunque siempre podía decir que fue un accidente intuía que alguien iba a saltar en su contra, mismo alguien que le decía aquellas palabras que dolían tanto. ¿Por qué? ¿No era lo que quería? Si, pero no podía hacerlo, no podía olvidar. Si pudiera, no estarían teniendo aquella discusión. —¿QUÉ LO OLVIDE? —Alzó la voz, prácticamente chillando mientras se agachaba a recoger los fragmentos de la taza rota, cortándose con algunos de ellos, pero esas pequeñas heridas no dolían tanto como lo hacían las palabras ajenas. —¡Ya puedes comprar alcohol en la tienda de la esquina si quieres que lo olvide! —Dijo, su voz temblaba, de rabia, de impotencia, le costaba tragar saliva por el nudo que tenía en la garganta y sentía sus ojos arder. No dudó en hacer referencia al origen del problema, a esa noche donde todo cambió. —Lo que tendría que hacer es decirlo todo. Que llegaste borracho sin siquiera pensar en las consecuencias y que encima me dijiste aquello como si nada. —Se mordió el labio con tanta fuerza que pronto notó un sabor salado, pero ni tan siquiera era capaz de percibir el dolor que esa acción le provocaba, estaba practicámente insensible al mismo, pues lo único que sentía era ese fuerte dolor en su pecho a cada nuevo giro que daba la conversación. Y era cierto que había estado cubriendo a Taehyung, pero, ¿por qué motivo debía seguir haciendolo? Quizá porque podrían echarlo del grupo y no estaba seguro de querer eso, pero ya no estaba seguro de absolutamente nada.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Miér Ene 14, 2015 4:23 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

ignoraría el tema de la chica con la que había estado, por dios, ni siquiera eran pareja, ni tampoco iban a serlo, porque podría ser irresponsable, el menor tenía razón, no podía alardear de ser el mejor ejemplo de madurez por más que no lo admitiese en esos momentos, pero no era una mala persona, no iba a ponerse a salir con alguien por despecho, ni que se lo tuvieran permitido tampoco y de ninguna de las maneras era capaz de olvidar tan fácilmente lo que sentía por el menor, si no sintiera nada, si realmente todo lo hubiese olvidado, entonces ninguno de los dos estaría reaccionando con lo estaban haciendo, con ese odio, porque desde luego lo contrario al amor no era el odio si no la indiferencia y ninguno se veía indiferente a las palabras del otro, se estaban haciendo daño y lo peor es que parecían estar echando un pulso para ver quien dañaba más entre aquellas cuatro paredes. Por otro lado se frustraba, ¿no se daba cuenta Jungkook de que lo que hacía lo estaba haciendo por él? Estaba intentando renunciar a lo que sentía y a lo que tan bien le había hecho sentir en ocasiones para poder recuperarle y que los dos estuviesen bien, estaba buscando aclarar su mente por ambos, estaba tratando de tomar la responsabilidad de ambos él solo porque el menor no parecía por la lavor y ¿por qué iba a estarlo? Quedaba claro que no sentían lo mismo o que los celos del menor eran por algo distinto o así lo percibía y no podría reclamarle no querer dar la cara, pero tampoco creía merecerse todo aquello y la idea de que hiciera lo que hiciera salía mal, le agobiaba. Si le quería, mal, si trataba de dejar de hacerlo, entonces peor. No entendía nada definitivamente.

Al final era como si hubiesen soltado a dos perros rabioso en un ring demasiado pequeño y cuando dos personas quieren olvidar algo, deshacerse de algo o tratar de superarlo, la peor forma de hacerlo en encerrarles en un sitio del que "No pueden escapar", por decirlo de alguna manera. Tal y como esperaba, no se sorprendió del grito repentino del menor en cuanto le dijo que lo olvidase, más si le sorprendió la forma en la que lo dijo al igual que el sonido de algo que se rompió, dando un leve respingo y dejando toda la ropa en el armario al final para poder salir y ver el circo que se habías montado, frunciendo el ceño mientras le escuchaba, realmente no le dio tiempo a fijarse con ojo de lince en qué se había roto, tampoco en las heridas del menor ni nada por el estilo, porque lo siguiente que escuchó realmente le hizo sentir como una patada en el estómago, aquel "como si nada" le hizo total eco en la cabeza y de golpe sintió como la rabia, el enfado, la impotencia y el dolor le subían por el pecho en un ardor realmente incómodo, sobre todo después, cuando le lazó de cara aquella clara amenaza que le hizo chasquear la lengua.- ¿¡COMO SI NADA!? -Sin más entró de nuevo a la habitación para poder tomar su celular que había dejado en el colchónd e su respectiva litera y dándo prácticamente zancadas se acercó al menor y le daba igual si le empujaba, si se rehusaba o si trataba de alejarse, porque de igual forma le tomó una de las manos, sin haberse fijado en sus cortes y realmente si le hacía daño o no, solo se preocupo de dejar su propio celular en la mano ajena mirándole a los ojos fijamente, mordiéndose el labio por dentro de la entera rabia.- ¡HAZLO! ¡VENGA, LLAMA! -Dijo empujándole un momento sin dejar de pegar el celular al cuerpo ajeno y a su mano, importándole tres mierdas si lo tiraba al suelo o cualquier cosa.- ¡Diles! ¡Llama a PD, llama al coreógrafo, al manager o a cualquiera del staff! ¡Vamos, llamales y diles todo si eres tan valiente! ¡Total, supondrá un alivio para ti! ¿no? ¡TU PUEDES ESCURRIR EL BULTO SI QUIERES! ¡Soy yo quien tiene tu inicial tatuada!

Le gritó prácticamente en la cara y sabía que lo del tatuaje era su culpa, pero más bien se refería a que el menor podría si quería desentenderse como lo había estado haciendo porque a sus ojos era él quién tenía el sentimiento, era él quien tenía el sentimiento, quien había tenido que lidiar con él, quien se había estado comiendo la cabeza por demasiado tiempo hasta que cometió el peor error de todos, sí, cierto... Pero no iba a permitir que el menor tratase lo que sentía como cualquier cosa porque él le estaba arruinando la cabeza.-¡Venga! ¡Haz lo que quieras! Pero NO se te ocurra infravalorar lo que sentía ese día, porque NO tienes ni idea de lo difícil que fue para mi, Jungkook, NI IDEA. -Fue entonces cuando bajo la mirada, tenía ganas de llorar de la impotencia porque el menor no era capaz de entender nada o él estaba explicándose mal o ambos estaban solo pendientes de defenderse mutuamente hasta el punto de cegarse a la hora de prestar atención al otro o a lo que sentía, no tenía ni idea, pero al sorberse un poco la nariz miró la sangre de los pequeños cortes del menor y alzó las cejas, soltándole la mano de inmediato como si de golpe se hubiese horrorizado ante algo que no era tan grave pero que había sido causa de aquella pelea, un simple detalle que le dio a entender que todo aquello se les estaba escapando definitivamente de las manos, respirando algo agitado antes de volver la mirada al menor y enseguida fruncir el ceño.- Curate eso... Y déjame en paz. ¿Quieres tratarme con un extraño? Bien, desde ahora comportate con el respeto que un hyung que "no conoces" merece.

Era como una montaña rusa todo aquello, se alteraba y de golpe trataba de volver a tranquilizarse, gritaba y de golpe se asustaba con la situación y simplemente no sabía que hacer, pero si así estaban las cosas entonces tendría que asumirlo, lo que le faltaba ahora era tener que lidiar con que el menor se hiciera daño por idiota, porque quería ser él quien cuidara sus heridas, pero tampoco se sentía capaz de estar cerca de él por demasiado tiempo, quizás se estaba volviendo bipolar, que sabía él, si pudiese en esos momentos se iría de aquel lugar, eran en ese tipo de momentos en los que echaba de menos su casa, a sus padres, por mucho que no pudiese comentarles lo que pasaba. Se agachó finalmente para recoger con todo el cuidado que los nervios le permitían un par de trozos más de aquella taza para llevarlos a la cocina y poder tirarlos. Quizás el más inmaduro de los dos estaba siendo él, después de todo soltaba la bomba, le gritaba al menor, le decía todo lo que quería ymás y luego huía a la habitación a ordenar la ropa o a la cocina a dejar aquellos trozos a la papelera como si no quisiera escuchar la respuesta ajena, porque le dolía, definitivamente, Jungkook no era el único que desearía que nada de aquello hubiese pasado.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Miér Ene 14, 2015 10:58 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Habían llegado a un punto de no retorno. Su cabeza era una maraña de sentimientos y pensamientos, era incapaz de pensar con lucidez y de pararse, de pedirle disculpas al mayor por estar tratándole como tal, pero no podía parar, tenía la necesidad de hacerle sufrir, sufrir en sus propias carnes lo que el mismo estaba sintiendo. Era cruel y egoísta, pero como había dicho el mayor, era solo un niñato caprichoso que por miedo, cobardía y confusión no hacía otra cosa que estar a la defensiva continuamente con Taehyung e iba a perderlo. Iba a perder su hermosa amistad que tenían antes de que todo aquello pasase. Porque realmente le tenía mucho cariño, no por nada se pasaban la mayor parte del tiempo juntos. Pero claro, eso era antes. Antes de la confesión. Antes de que él empezase a ignorar al mayor. No podía explicar realmente porque se sentía tan incómodo a su lado, por qué se comía tanto y tanto la cabeza con ese asunto y porque aquello le estaba afectando hasta ese punto. Pero era difícil para él, quizá era demasiado joven para entender los sentimientos que podría albergar el mayor hacia él, incluso los suyos propios le eran desconocidos, no había sentido nunca una unión tan fuerte con nadie y ahora todo era muy lioso, por una parte estaba asustado, asustado del que dirán, de que todo sea mentira, después de todo, el mayor no actuaba tan diferente con él que con el resto del grupo. Eso era lo que más confundido lo tenía. ¿Cómo iba a creer que sentía algo por él si se tiraba la mitad del tiempo abrazado a otra persona? Obviamente, le daba miedo que todo fuese un juego. Pero de ser así, ¿no le habría dicho en algún momento que estaba borracho y que no sabía lo que decía? Al parecer, no iban por ahí los tiros y añadiéndole el hecho de que hubiese tenido una cita ese mismo día, pues aún tenía la cabeza más hecha un lío.

Sorbió un poco por la nariz, se estaba cortando al recoger aquellos trozos de cerámica, pero a veces dicen que un dolor quita otro y quizá aquello conseguiría menguar el dolor que tenía en su pecho y que solo iba en aumento. Su cuerpo temblaba de la rabia, el dolor, su garganta y sus ojos ardían y sabía que no podría contener por mucho más tiempo su llanto, por más orgulloso que tratase de ser en ese aspecto. Aunque si se asustó al escuchar al otro gritar y no dudó en reflejarlo en su cara casi por inercia, pues no esperaba esa reacción, ni tan siquiera se había percatados de que aquellas palabras habían salido antes de su boca en el ataque de rabia que había tenido. Sus ojos se abrieron de par en par mientras sostenía el teléfono ajeno con su mano buena, ¿de verdad iba a llegar a ese extremo? ¿De verdad iba a acabar con todo? Sabía que era incapaz de hacerlo, si fuera así, el mayor ya no seguiría con ellos. Tragó saliva y parpadeó con la vista nublada, mordiéndose el labio con fuerza a pesar de tener una herida en el mismo. Y por supuesto que no tenía ni idea de nada, jamás había sospechado de las intenciones o sentimientos del otro, pero si, tenía razón, estaba infravalorando los sentimientos ajenos porque se había empecinado en que era una cosa y no la otra, se le había metido en la cabeza que todo era mentira, un engaño. Ya no tenía nada en claro, lo único que podía hacer era quedarse parado en mitad de la sala escuchando cada palabra, cada grito, todo lo que Taehyung le echaba en cara, con toda la razón del mundo porque al fin y al cabo, había estado juzgando los sentimientos del otro sin conocerlos realmente, solo había especulado con los mismos dentro de su cabeza, solo postulando teorías cada una más estúpida que la anterior. Al final era el único culpable de todo lo que había pasado esa noche. Debería haber hecho como había dicho el mayor anteriormente. Olvidarlo, ignorarlo. Fingir que había oído mal o incluso que solo lo había soñado. En ese punto sería más feliz.

Se quedó un rato sin poder moverse, las palabras ajenas se repetían en su cabeza una y otra vez como en un bucle sin fin. Extraños. Desconocidos. ¿Quería alejarse de él, qué dejase de gustarle? Pues bien, había conseguido lo que quería, pero, ¿por qué se sentía tan mal? No era difícil para él saberlo, a pesar de no tener nada claro, si sabía porque dolía. Le quería, le quería demasiado y eso no iba a cambiar, por más que se dijera a sí mismo que debía odiarlo. ¿Odiarlo por qué? Ni claro lo tenía, puede que fuera cosa de su cobardía, porque la personalidad del mayor no había cambiado. Era casi imposible que le gustará desde siempre al alien del grupo, así que en algún momento, esos sentimientos debieron de haber surgido en algún momento y nunca había cambiado su trato con ninguno, seguía siendo el mismo chico de siempre que les trataba a todos con tanta dulzura y amor. Y Jungkook solo había respondido con veneno y frialdad. El problema no era Taehyung, era el maknae quien tenía el problema. Maduro para algunas cosas, pero definitivamente ninguna de ellas era en asuntos amorosos. Así que sí, había sido un auténtico niñato en todo esto, tratando tan mal a alguien que tanto quiere, haciéndole daño y haciéndoselo él a su vez. Apretó con fuerza los puños, su mano herida dolía, pero que poco le importaba aquello. El flequillo le tapaba los ojos, lo cual era perfecto, porque ya no podía contenerse más, las lágrimas habían comenzado a escapar de los mismos sin descanso. Tiró el móvil del mayor sin siquiera preocuparse por si lo rompía o no, no iba a hacer esa llamada. Se metió en el baño, a limpiarse la mano con un poco de agua, escocía, pero le devolvía de golpe a la realidad. Como dos extraños. Como si no nos conociéramos. Alzó la vista y un espejo le devolvía un reflejo con una imagen afligida. Su aspecto era horrible, tenía un corte feo en el labio que ni recordaba haberse hecho y sus ojos estaban rojos e hinchados, acompañados por dos surcos húmedos en las mejillas. —Bien hecho JungKook, bien hecho. —Con toda la rabia que tenía en su interior y sin pensar en nada, su mente en blanco, golpeó el espejo con fuerza, rompiéndolo y chillando de dolor. Se dejó caer de rodillas al suelo, abrazandose a pesar de que su mano ardía y estaba mucho peor que antes. Gritaba y lloraba, ya no le importaba quien le viese o escuchase. Solo quería que todo ese dolor y no precisamente el físico, parase de una vez.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Jue Ene 15, 2015 1:28 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Entonces... Ya estaba ¿no? Lo había dejado lo suficiente claro... Ya no importaba si llamaba o no aunque había sabido desde un principio que el menor no lo haría, confiaba de alguna forma en ello pero no entendí aporque le tenía que empujar a aquello entonces, porque le desafiaba, pero tampoco tenía demasiado sentido ya preguntárselo, quizás de alguna forma había esperado muy en el fondo que todo hubiese saliudo de otra forma a pesar de saber que no era probable, de hecho que era prácticamente imposible que algo como aquello acabase bien y era la decepción general tal vez lo que le empujaba a ellos, el cansancio mental, físico y emocional que todo aquello acarreaba pero una vez en la cocina y una vez tirado ese trozo de la taza realmente lo que más le frustraba era saber que había puesto punto final a una relación de amistad él mismo, siendo el primero que había alegado no querer perder al menor y peor aún, a sabiendas que no era eso lo que deseaba y aún así, lo había dicho y lo había dicho de una, sin pensarlo, sin dudar. Ya no sabía si estaba más decepcionado con el menor o con él mismo, todo era confunso, parecía que todo había terminado en ese momento y que ahora ambos podrían pasar página, pero no se sentía bien con eso tampoco.- Dios...-Se frotó el cabello con una mano y finalmente apoyó ambos codos en la mesada de la cocina y se tiróneo del pelo con ambas manos un momento cerrando los ojos con fuera y sollozando un momento en un tono grave natural en su voz. ¿Que iba a pasar ahora? No sabía si ya le quedaba convicción para seguir sonriendo o actuando como si nada pasara, sentía que estaba decepcionando a muchos en esos momentos, siempre era capaz de mantenerse animado, incluso si se desmayaba en el escenario o no podíamás, seguía en pie, ¿por qué le estaba ganando tanto aquello? ¿Tan enamorado estaba? Dios, quería que dejase de doler de esa manera.

Pudo tomar aire mientras al final ya no pudo contener la humedad de sus ojso, aunque fuese un llanto totalmente mudo, porque le había dicho cosas ralmente crueles a Jungkook también, ambos habían traicionado esa amistad y ambos eran culpables en esos momentos, ya no podía refugiarse ni respaldarse con ninguna excusa. Se incorporó, aún tenían que dormir y quizás al día siguiente todo se veríamás claro y más sencillo, eso decían, que dormir ayudaba, pero justo cuando quiso simplemente huir de nuevo escuchó el estruendo proviniente del baño y en esos momentos se le encogió el pecho, sintióla peor sensación de "peligro" que había sentido jamás y toda su convicción se desarmó de forma instantánea, en esosmomentos solo pensó en lo que había sonado con un crital rompiéndose de forma desastrosa y después el llanto y la desesperación de una voz que desde luego le era conocina, un llanto que le desgarró a él mismo antes de ir hacia el lugar de dónde procedía sin dudarlo ni un segundo.- ¡Jungkook! -Alzó la vozy de forma estúpida porque era obvio que no había nadie más ahí y cuando se asomó a la puerta se quedó totalmente congelado ante la escena frente a sus ojos. Por un segundo se quedó mirando aquella sangre y los cristales en el suelo revisando con la mirada enrojecida e inflamada aquel desastre y finalmente al menor en el suelo, inclouso artículo con los labios el intento de palabra pero no le salió, sólo se quedó en mínica por esos segundos en los que simplemente no supo que hacer hasta que finalmente dejó de lado todo y simplemente se acercó frunciendo el ceño y con la respiración agitada de nuevo. Le tomó de las muñecas con toda la fuerza que le quedaba en el cuerpo para que dejase de... No sabía, para que parase, quería que parase, no soportaba verle de esa manera.- ¡PARA! ¡PARA! ¡PARA!

¿Y qué si sonaba desesperado? No entendía nada, no entendía porque el menor había llegado a ese extremo, porque estaba tan enfadado, tan asustado, si le había empujado a aquello entonces de golpe toda su convicción se vio volteada, sujetando con fuerza sus manos solo para evitar que se cortase más o algo parecio, mirando al suelo mientras apretaba loslabios y no se aguantaba el llanto más primeramente tratando de apartar los cristales con los pies, aunque ni siquiera estaba demasiado centrado como para poder hacer demasiado, solo sostenerle, apretando los dientes hasta volver a mirarle con un gesto entre furioso, preocupado y desesperado postrado en su rostro.- ¿¡Qué te pasa!? ¿¡Por qué estás tan enfadado!? ¡DIMELO!  ¿¡Qué te asusta tanto!? -Le dijo y no se refería solo a que en esosmomentos seguramente tendría que sujetarle fuerte para que no se tratase de escapar del agarre, que hiciera algo más, quizás era ponerse en lo peor pero si estaba la mitad de desesperado que él lo estaba, sinceramente le aterraba la idea de que aquello pudiese poner peor.- ¡Jungkook...! ¡Kookie...! ¡Eh! ¡Dímelo porque ya NO sé qué hacer! -Trataba de hacer que dejase de llorar, de desesperarse de esa manera, sin saber siquiera si lo conseguiría, pero ahora sabía que algomás se encontraba detrás de aquellas lágrimas, no era normal que estuviese de ese modo y sólo quería intentar entenderle porque de lo contrario sí que no habría solución y aunque fuese totalmente en conta de lo que él mismo había dicho quería que viuera quién estaba en frente suyo. Era él, Taehyung, su compañero, su amigo, siempre habían estado juntos, habían convivido y pasado mil cosas juntos y estaba realmente furioso y preocupado, quería golpearle en esos momentos aunque dudaba que pudiese calmarle de un momento a otro aunque quisiera.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Miér Feb 04, 2015 2:31 am


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Lloraba como nunca había llorado en la vida. Poco le importaba desgarrarse la garganta por ello, le daba igual, el llanto salía de lo más profundo de su ser. Sentía como algo se había quebrado en su interior. Aquello de lo que había intentado huir, con ese intento inútil de ignorar al mayor, finalmente había ocurrido. Le había hecho daño. Y se lo había hecho a sí mismo también. No solo físicamente, por más que su mano doliera en aquellos momentos, que probablemente estuviera sangrando y manchándose la ropa al abrazarse, ni tan siquiera reparando en los cristales que podía haber en el suelo y  con los que podía cortarse. No, el dolor físico importaba poco para él en esos momentos. Era totalmente efímero en comparación a un corazón roto. No sabía nada de mal de amores, pero sentía como algo se había roto en su pecho y dolía aún más por el hecho de saber que era totalmente su culpa. Porque pudo hacerlo fácil, ¿no? Solo ignorar lo que había pasado, aquella confesión. Incluso haberle rechazado y pedirle un poco de distancia le habría tenido mejor. ¿Por qué no había tomado la decisión más sencilla, la más sensata? No, se había dejado llevar por un clarísimo ataque de celos provocado por el simple hecho de que el mayor saliese con alguien. Era contradictorio, no lo quería ni con él, pero tampoco lo quería con nadie. Bueno, eso de no quererle con él era solo algo que se había dicho así mismo para mantener la distancia. Si, estaba claro que al saber que su amistad había quedado hecha trizas por su culpa, las mentiras dejaron de servir. No quería eso. No se sentía capaz de admitirlo, pero correría a sus brazos a pedirle perdón, a decirle que no quería que su amistad se terminase y menos de una forma como aquella. Pero su orgullo se lo impedía. Y aquel orgullo era lo que los había llevado hasta esa situación, entre otras cosas. Pero sobre todo ese orgullo, que tan grande lo tenían ambos y les había impedido tragarse sus palabras y así habían acabado. Lejos el uno del otro mientras él solo se dedicaba a llorar cual niño pequeño.

Encogió un poco el cuerpo, frunciendo los labios, mientras que lágrima tras lágrima caían libremente por sus mejillas. No escuchó nada además de sus propios lamentos hasta que fue tarde y tenía a Taehyung prácticamente encima, gritándole. Quiso luchar, soltarse, pero solo una de sus manos respondía, la otra estaba como entumecida y no conseguía que le obedeciera. —¡DEJAME! —Respondió sus gritos con más gritos. No podía evitarlo, aun sí lo que en realidad deseaba era solo tirarse a sus brazos y pedirle que no se fuera nunca de su lado, aún había algo que se lo impedía. Ni tan siquiera el aspecto lastimero de su hyung podía hacer algo para cambiar aquello. Era como se lo había imaginado, puede que aún peor. Y todo era por su culpa, porque era egoísta e incapaz de parar, de detener todo el daño que estaba provocándoles a ambos. Consiguió soltar con algo de rudeza su mano buena y se dedicó a empujarle y a darle golpecitos en el pecho. —¡VETE! ¡DEJAME SOLO! —Algo en su interior gritaba no. Que parase. Que no lo quería lejos. Que ya era suficiente. Su garganta dolía, tenía un nudo en la misma, su voz sonaba rasgada y rota por todos los gritos que había soltado al romper el espejo y al llorar con tanta fuerza. Su vista se nublaba por la cantidad de lágrimas que se agolpaban en sus ojos, pero aún así aún podía ver los ojos ajenos, rojos e hinchados, como los suyos. Y odia que fuera así, pero era incapaz de detenerse, su orgullo era demasiado grande. Aún con una mano le agarró fuerte de la camiseta del pijama, arrugando la tela y empujándole para que se apartase de él, negando todo el rato con la cabeza.

¿Qué le pasaba? Ni él mismo lo sabía. Pero si sabía que era lo que tanto le asustaba. Lo que más le había asustado de todo lo que había pasado esa noche. Pero no lo diría, no se atrevía, no, aquello no. —¡No lo sé! —A cada grito, a cada nueva acusación, cada vez que le increpaba algo, Jungkook no podía evitar encogerse, dolido. —Quiero que pare… —Se quejó, hablando de su dolor, del ajeno, de toda la situación en general. Quería poder borrar aquella noche, aquella conversación, pero no podía dar marcha atrás, no podía retroceder en el tiempo y hacerse callar, las cosas solo avanzan hacia adelante, para su desgracia, así que no tenía ni la más remota idea de cómo parar aquello. Por favor, no te vayas… por favor… Hipó, temblando, tenía pequeñas convulsiones debido al llanto. Haz que pare… por favor, haz que esto pare…. Carraspeó, no sabía si las palabras saldrían de su boca, pero debía decirlas, era ahora o nunca. Casi se sentía bipolar por decir todo aquello cuando no lo pensaba ni lo sentía. Quizá iba siendo hora de sincerarse. —Taehyung… No te vayas…. No me dejes... —Prácticamente se abalanzó sobre el cuerpo ajeno, rodeándole únicamente con un brazo, pero era suficiente para tenerle cerca. Enterró su cara en el pecho del contrario, escondiéndose, pero sintiéndose repentinamente más seguro de lo que se había sentido jamás. —L-lo siento…. —Y estuvo repitiendo aquellas palabras como un mantra contra el pecho ajeno, quedando su voz medio ahogada. —¿De verdad… de verdad te gusto? —Ni tan siquiera se atrevía a mirarle a la cara, incluso había cerrado los ojos, infinitamente más relajado de pronto. —Siempre estás con Jimin y J-Hope… No sabía que pensar… —No iba a decir que estaba celoso, pero estaba seguro de que Taehyung podía intuirlo, sabía que a pesar de su comportamiento, el mayor no era idiota. —Lo dijiste borracho,  casi me besas esa noche y ……y te habría correspondido. A punto estuvo de decir aquello, pues era la verdad. Era lo que peor lo tenía del asunto, por más que tratase de no pensar en ello. Sus mejillas comenzaron a arder y tuvo que acurrucarse más para no ser delatado. —Tengo miedo hyung…Miedo de mis propios sentimientos.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Dom Feb 15, 2015 8:46 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Verle llorar le estaba matando, le dolía demasiado y prácticamente estaba rezando por que dejase de hacerlo, aunque sabía que no surtiría efecto y que JungKook realmente se sentía mal. Tenía derecho a llorar, todo el del mundo y había sido su culpa, pero eso no significaba que no tuviese derecho él a estar a su lado y tratar de calmarle, también desesperado por saber qué le pasaba al menor por la cabeza, porque todo era contradictorio y no tenía una mínima pista. Parecía que se celaba, luego le rechazaba y luego le reclamaba de nuevo, necesitaba saber a qué le tenía miedo exáctamente, qué era lo que guardaba dentro, no solo por él mismo si no por el contrario. Quería hacerle sentir mejor y no veía la forma, sentía su corazón latir fuerte y los nervios a flor de piel, le temblaban las manos mientras le sujetaba a Jungkook las suyas para evitar que se cortase con alguno de los cristales, no sabía como sobrellevar aquella situación pero no podía alejarse, no podía voltear el rostro y hacer como si nada estuviese pasando, no llegado a ese punto. - ¡NO! ¡NO TE VOY A DEJAR, JUNGKOOK! - Contestaba entre las palabras ajenas, tratando de guardar el mismo las lágrimas que salína de vez e cuando aún así en su cabezonería, frunciendo el ceño y apretando los dientes haciendo fuerza para evitar que el menor le apartase.- ¡NO! - Volvió a contestar una vez más. Cuanto más le pedía que se alejase, más le negaría el hacerlo. Quizás estaba mal, quizás lo correcto habría sido soltarle y darle su espacio pero queria saber qué le ocurría, que le hablase, porque si no, terminaría por volverse loco y si uno de los dos se marchaba de aquel baño sin hablar las cosas, entonces no habría retorno, todo se iría a la mierda definitivamente porque se habían hecho demasiado daño en poco tiempo.

Aún recibiendo los golpes con una de las manos ajenas no le importó recibirlos contra el pecho, no había nada que pudiese dolerle más en esos instantes que escuchar la voz ajena desgarrada en llanto, esos cortes de voz y los ojos rojos, estaba horrizado con aquello. - Kookie... Basta... - Le dijo, suave pero con la voz ronca por los gritos y la opresión del llanto mientras recibía golpecitos y luego sentía los empujones y agarres contra su tela que demostraban que el menor le quería apartar, pero dejando en claro que no lo haría y por ende, era totalmente en vano y por fin, una respuesta. "No lo sé". Se quedó callado al escuchar aquello,seguido de lo siguiente que mencionaba el menor tras lo que había parecido ser la cumbre de un ataque de rabia y desesperación, ahora calmándose poco a poco ante la incertidumbre y la resignación, incluso flojó el agarre que aún tenía con una de las muñecas ajenas al verle de aquel modo y quedándose perplejo con su voz, con sus palabras y a punto estuvo de decirle que también quería que todo aquello se acabase, quería decirle tantas cosas realmente... Pero sus labios se quedaron en el intento, entreabiertos y quedándose de rodillas frente a él sintiendo la humedad en sus mejillas de un llanto mudo que salía de tanto en tanto, sin parpadear y sin poder apartar la mirada de JungKook. Y entonces... Su cuerpo se ovió ligeramente al sentir el cuerpo ajeno contra su pecho, alzando sus cejas y quedándose por unos instantes desconcertado, estoico y paralizado ante aquella acción. Por lo general, abrazar a sus compañeros, a Jungkook incluso, era lo menos complicado, lo hacía de forma instantánea y a veces incluso sin pensarlo, pero ahora teniendole contra su pecho en esa situación, de forma tan repetina y acompañado de aquella petición, por un momento sintió que se le paraba el corazón, hasta ahogó el aliento un momento pese a que el menor podría sentir perfectamente lo rápido que iban sus latidos.

¿Dejarle? ¿Realmente había hecho pensar al menor que haría tal cosa? ¿Hasta dónde había llegado para mentirle de esa forma? Joder... Se sentía el peor hyung del mundo, el peor amigo, bajando la mirada por fin para verle de aquella forma, tan vulnerable y desesperado... A veces olvidaba que se trataba de un niño y le había estado presionando hasta desesperarle de esa forma.- No... No me voy a ir... N-... ¿De qué estás hablando...? - Como si fuera la idea más absurda, negó y se mordió el labio subiendo una de sus manos con algo de duda al cabello ajeno hasta acariciar la parte trasera de su cabeza, hundiendo suave sus dedos tratando de calmarle, de reconfortarle hasta que no pudo evitarlo y tuvo que rodearle con el otro brazo para mantenerle contra su cuerpo, porque le necesitaba, realmente no era Jungkook el único que no quería perder a su hyung, él no quería perder a su dongsaeng, a su mejor amigo, la persona que le gustaba y verle llorar de aquella forma se le había hecho insoportable... Primera vez que le vio así y última. Apoyó el mentón en la cabeza ajena de forma suave, apretándole un poco en el abrazo al escuchar su pregunta, entrecerrando la mirada y pese a que sabía lo que sentía y sabía lo que tenía que responder, no dijo nada, sólo... Le escuchó, porque le había gritado hace un momento que le hablara, que le dijera qué le ocurría o preocupaba y ahora no pensaba interrumpir, hasta que finalmente suspiró tras tomar aire profundo, ladeando el rostro para dejar su mejilla contra el cabello ajeno, mirando a cualquier punto aleatorio del suelo cubierto en cristales.

Tonto... ¿Nunca te han... Dicho eso de que los borrachos nunca mienten...? - Apretó los labios, dudando un momento en si continuar hablando, pero ya no podría hacer nada más, ya habían quedado claros sus sentimientos y le gustase al menor o no, eran los que eran y si tenía que repetírselo sobrio para que quedase claro, lo haría. - Me gustas, te quiero... Demasiado... Sí, es cierto que con Jimin y JHope me llevo bien, les quiero muchísimo y me divierto con ellos, pero es... Un sentimiento distinto o a veces sólo jugar al fanservice... - Se quedó un momento pensando en cómo ordenar sus palabras antes de decirlas, para que quedase claro y no quedase duda al respecto, para zanjar aquel asunto de una vez por todas.- Contigo... No lo sé, sólamente me gusta tener cerca, abrazarte, tocarte o... Llamar tu atención de alguna forma incluso si no es necesario o no hay cámaras delante. - Se separó un poco para poder buscar la mirada ajena, aunque no se la correspondiese, sólo quería mirarle, sintiéndose nervioso pero siendo firme en lo que decía, murmurando en todo momento como si fuese un secreto, pese a que no había nadie más escuchando. - No importa si tienes miedo... Yo me ocupo de ser valiente por los dos, ¿vale...? Confía en hyung... - Y entendía el miedo, era algo que de por sí estaba prohibido y no sólo por su condición de idols, si no en general, sabía que era extraño y que ambos eran unos crios que no tenían idea de la vida o del amor, pero le daba igual, él ya estaba perdido, ya tenía esos sentimientos arraigados y poco podía hacer. - Eres un bruto... - Murmuró tomándole despacio de las manos para verle los cortes en las mismas, torciendo los labios con cuidado de que su agarre no le hiciera daño en las heridas. - Ven... iremos al salón a cuidarte eso, ¿sí? Esto está hecho un desastre - ¿Preocupado? Obviamente y no quería más cortes, trataría de compensar todo lo que le hizo pasar de alguna forma.

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Dom Mar 01, 2015 2:13 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Y de repente, todo había parado. ¿Tan difícil era? No paraba de recriminárselo a sí mismo. Porque podría haberse ahorrado todo ese sufrimiento y sobre todas las cosas, no le habría hecho daño a su adorado hyung. Pero no, había sido el niño más cabezota del mundo. Si, niño, eso era lo que le definía en ese momento, pues no era otra cosa que un niño testarudo que si le presentaban algo que no entendía, no hacía otra cosa que rechazarlo. Y JungKook no podía entender que el segundo maknae del grupo pudiera albergar sentimientos por él. Quizá porque siempre le habían inculcado que era algo que estaba mal. Que no era lo correcto. Pero, ¿en realidad tenía algo de malo? Al menos, al punto de saber que a su hyung le gustaban los hombres, aunque tampoco sabía hasta qué punto llegaba aquello. Puede que también se debiera a que era mucho más joven que el mayor, jamás había estado enamorado, no sabía cómo eran esos sentimientos por lo que el otro debía pasar, si eran o no intensos, no sabía si lo tenía todo claro o estaba confundido, pero si sabía que él sí lo está. Cada vez se siente más y más confundido. Cada vez se plantea más las cosas. Sabe sin que el otro se lo diga, que Taehyung le quiere con locura, y que nunca intentaría hacerle daño. Sabe que lo que ha pasado esa noche es su culpa. Por ser un idiota, por rechazar algo tan bonito como el amor que el mayor podía ofrecerle, aunque solo se quedase en el cariño de una cercana amistad. A punto estuvo de tirar todo eso por la borda y por ello se apretó más fuerte contra el cuerpo ajeno. No quería que le dejase. El solo pensarlo hacía que le doliese el pecho. Pero el mayor era una buena persona y al parecer, le había perdonado aunque no se lo merecía. No se lo merecía en absoluto.

Ni tan siquiera se molestó en apartarse de su pecho. Podía sentir los brazos ajenos rodearle y eso le tranquilizó. Incluso podía escuchar como su corazón latía con fuerza y hacia que el suyo propio se acelerase en respuesta. Pequeñas caricias en su cabeza que provocaban que poco a poco su cuerpo se relajase. Que dejase de temblar y su llanto poco a poco se iba apagando. Era increíble el efecto que su hyung tenía sobre él. Incluso podía sentir como apoyaba el mentón o lo que suponía que era el mentón, sobre su cabeza. Y no podía negarlo, se sentía bien estando así. Tanto que podría estar así por el resto de su vida, quedándose en aquellos brazos que parecían querer protegerlo de todo mal. Escuchó atento las respuestas a sus inseguras preguntas, las escuchó atento a pesar de que aún no se atrevía a enfrentarse a su mirada. Aunque una sonrisa se escapó de sus labios sin ser apenas consciente de ello. —Sí, algo oí sobre que los borrachos y los niños siempre dicen la verdad. —Murmuró suave, pero estaban tan cerca ambos que no necesitaban hablar demasiado alto, podían oírse mutuamente sin problemas. Suspiró, intentando contener los celos que tenía por la cercanía que Taehyung tenía con los otros dos bailarines del grupo. No estaba justificado y no es como si tuviera derecho sobre él, no lo tenía en absoluto. Además, le estaba dejando claro que le prefería a él. Que le encantaba pasar el tiempo juntos, y eso sí que era mutuo. Que le gustaba abrazarle, tocarle, sin que fuera fanservice. Y si se ponía a pensarlo, todo empezaba a cobrar sentido. Todas esas veces que durante las actuaciones le tocaba aunque fuese el cabello o incluso le abrazaba. Si, ahora tenía más sentido en su cabeza.

Solo asintió débilmente cuando el mayor le aseguró de que estaba bien si tiene miedo, que él saldrá adelante por los dos. A JungKook no le gusta tener miedo, pero no puede evitarlo, no solo porque todo es nuevo y peligroso, que puede separarlos para siempre, arruinar sus carreras, hacer que la gente, sus familias, sus amigos, los odien. Tiene miedo también, un miedo arraigado y desconocido. Porque está confundido, es aún un niño en el amor. No sabe ni tiene claro lo que siente, pero si es consciente de que Taehyung no le es de todo indiferente. Se apartó un poco ante ese pequeño reclamo por lo de su mano, encogiéndose algo asustado. —Lo siento… No sé porque lo hice…. No estaba pensando… —Tembló y gimoteó lastimosamente, como si estuviese a punto de llorar de nuevo. —Duele mucho hyung. Y me van a regañar mucho por esto. —Tomó algo de aire antes de alzar su rostro, atreviéndose a mirarle por fin. Y no pudo evitar odiar lo que sus ojos veían. Se veía tan destrozado. Incluso había rastros de lágrimas en sus mejillas. Y Jungkook se odiaba por hacerle llorar. Porque todo era su culpa y quería al menos compensarlo. Alzó su mano izquierda, la que no estaba herida y la posó sobre la mejilla ajena, tratando de limpiar cualquier rastro de humedad que hubiera en la misma. —No llores de nuevo… No por mí. No lo merezco… —Murmuró con la voz ya totalmente rota, desgastada y cansada. Pero al menos, era sincero, no se merecía ninguna de esas lágrimas. Y a pesar de su mal aspecto, se le hacía bello por algún motivo. Porque Taehyung es una persona bella, y no porque sea guapo, que lo es cuando no pone alguna de sus caras raras. No, lo es porque es demasiado bueno y dulce, sobre todo con él.

Hizo una pequeña mueca, quería hacer sentir bien al mayor. Ignoró a la voz de su cabeza que le decía que no lo hiciera, que aquello era un error. Escucharla sí que había sido un error, le había hecho daño a ambos. Ni tan siquiera sabía que le llevaba a hacer aquello, quizá solo fuera un impulso, ni tan siquiera estaba pensado, solo actuaba según le decía su corazón. Cerró los ojos al estar apenas a unos centímetros del rostro ajeno y le besó. Era un beso inocente, apenas un roce, solo estaba presionando suavemente sus labios contra los ajenos mientras que su corazón había dejado de latir por unos instantes. Se separó, abriendo lentamente los ojos, con sus mejillas ardiendo y su corazón ahora latiendo totalmente desbocado. —Yo… —No sabía que decir, ni tan siquiera sabía porque había hecho aquello. Se levantó con cuidado y esquivó los cristales del suelo para no cortarse de nuevo. —T-te espero en el salón… Ten cuidado al salir. –Y prácticamente salió corriendo tras decir aquello con un carraspeo. Pero si cumplió y se tiró al sofá plantado en medio del salón, echándose todas las mantas que había encima de su cuerpo, escondiéndose de lo que había hecho. ¿Y ahora qué iba a pasar?

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Kim Taehyung el Miér Mar 11, 2015 12:59 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Le había visto tan... Pequeño, en esos momentos en los que le había tenido entre sus brazos que ahora entendía lo equivocado que estaba. No era su mejor amigo, no le gustaba, no era que quisiera cuidar de él y permanecer cerca, seguir haciendo el tonto y diviertiéndose a su lado durante aquella enorme experiencia de ser idols.... Era muchísimo más. La idea de casi haberle perdido del todo aún le provocaba ansiedad y sensación de vértigo. La sensación había sido demasiado agobiante, casi podía sentir aún los ojos inflamados y escocían amenazando con la humedad, pero no se llegaban a desprender las lágrimas, ahora estaba demasiado centrado en las manos ajenas y sus heridas mientras le escuchaba, alzando la mirada hacia el menor en cuanto le pidió no volver a llorar, alcanzando a sonreír levemente con afán de tranquilizarle. No estaba mal llorar, significa que algo te importa después de todo y si había llorado era por la idea de haberse intentado hacer daño mutuamente cuando realmente lo que habían necesitado era el uno al otro.- Cállate, yo lloro por quien quiera~... - Aclaró en una risa suave que no pudo evitar aún sin soltar las manos ajenas aún mirándole.

En un momento, quedaron en silencio y tuvo la intención de decir algo, pero cuando menos lo esperó, cuando simplemente pensaba que aquello no podría dejarle más en otro mundo, sintió los labios ajenos contra los propios. ¿Hacía falta decir cuantas veces había deseado ese contacto? Desde aquella noche que apenas recordaba, desde que supo qué había pasado, había deseado poder terminar lo que quiso empezar, demostrarle que iba en serio, que realmente no le importaba si eran hombres, compañeros o unos niños, que realmente le gustaba y quería sentir aquel tipo de cosas sólo con él.... Pero al parecer, el menor se le había adelantado y no creía que pudiese haber sido más perfecto ese roce, por mínimo que fuera, significando demasiado en esos momentos y haciendo que escalofríos le recorriesen todo el cuerpo y le removiesen por dentro de la forma más cálida. Eran tal como lo imaginaba... Aquellos labios pequeños pero apetecibles, suaves, cálidos... Incluso creyó sentirlos temblar en un momento contra los propios. Se sintió tan bien, que creía que de lo rápido que latía su corazón, pararía de un momento a otro... No quería separarse de esos labios, incluso subió una mano por uno de los brazos del menor antes de que se separase, quedando con la dulce sensación en sus labios que parecía querer permanecer por un buen rato cuando abrió los ojos de nuevo para mirarle, totalmente embobado con aquello, al menos hasta que Jungkook pareció sentir los nervios acerca de lo que acababa de hacer. Y de la nada, el contrario se levantó y se fue, sin darle pie a negarse o a quejarse, quedando arrodillado en el suelo siguiendo los movimientos ajenos con los ojos y quedando en aquel lugar un momento mirando los cristales en el suelo y el hueco que había dejado el menor con su ausencia. No se lo creía todavía, pero lo que estaba claro es que tenía la sensación de no poder estar alejado del menor en esos momentos y por ello no tardó demasiado en levantarse y seguirle.

Sin embargo, antes de salir tomó el botiquín del baño para poder ayudar al menor con las heridas e luego dirIgirse hacia el menor, viéndole de aquel modo en el sofá que lo que hizo fue causarle demasiada ternura, sonriendo suave por ello para llevar una mano a una de las piernas ajenas y darle suaves golpecitos para que le hiciera espacio, sentándose allí frente a él y tomándole una de las manos. Subió una pierna doblada al sofá para poder apoyar la mano ajena en su propia rodillas y así sacar gasas y un poco de agua oxigenada. Sabía que le iba a escocer y por ello palpó las heridas con cuidado buscando limpiar y desinfectar, asegurándose de que no hubiese pequeños cristales en la piel, fijando su mirada en las heridas apretando los labios. Odiaba verle así, pero más odiaría no ser él quien le cuidase. -  ¿Recuerdas cuando te besé la oreja en el aniversario...? ¿O cuando te besé la nuca en la acampada...? - Preguntó tratando de sacar tema de conversación para distraerle de los cuidados y que se le hiciera más ligero, tratando con mimos sus dedos, nudillos, dorso de la mano,cada zona herida. -Me dejaba una sensación de hormigueo en el pecho... Me gustaba esa sensación... - Sonrió ligeramente tomando la otra mano y cuidado de aquellas heridas también cambiando de gasa y empapando un poco más de desinfectante, sin dejar de mirar la piel ajena mordiéndose el labio de vez en cuando, aún sintiendo aquel beso de alguna forma..- ¿Puedo confesar algo...? - Alegó arrugando la nariz y frunciendo ligeramente el ceño, pasando suave las gasas y retirando la sangre seca. - ... Incluso me celo cuando Jimin te acosa... Y es estúpido, lo sé, somos amigos entre todos y demás, pero... No eres el único que quiere al otro sólo para él.

Sus hombros ser alzaron entonces, tomando unos vendajes para poder ir cubriendo las manos ajenas y que por un rato no se vieran expuestas a posibles golpes o infecciones, rodeando con calma aquellas zonas heridas, pese a que los dedos ajenos quedasen al aire, mirando aquello para tomar ambas manos y poder llevarlas a sus labios, besando sobre la heridas de sus nudillos vendados y dedos expuestos, sin sentirse escrupuloso ante la sangre ni nada por el estilo, rozando muy suave esas zonas como si de aquella forma pudiese hacer que se curasen antes, frotando después la punta de la nariz contra su piel. ¿Qué más daba si se veía cursi? Después de lo que había pasado no le importaba nada.- Ya está~... Ahora curará antes. - No era cierto, pero le miró riendo igualmente y al ver su rostro nuevamente se inclinó hacia delante, habiéndose quedado encaprichado de esos labios y alcanzando a tomarle suave de la nuca antes de llevar de nuevo el contacto con un beso, pero esta vez ladeando un poco la cabeza y moviendo sus labios contra los ajenos, haciéndolos encajar en un beso suave pero que sin duda quería disfrutar un poco antes de separarse y pegar su frente a la ajena. -

Kim Taehyung & Jeon Jung Guk |  BTS's apartament  |    Angst
Kim Taehyung
MALE IDOL

Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 21
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Jeon Jung Kook el Jue Abr 16, 2015 10:13 pm


let me know


   
   
   

On top of this ending tune I am standing here alone. Now tell me, That it’s over, let me know. I just wanna know, know know. I just wanna know, know know. My lingering feelings are trying to withstand the end. So please tell me something, let me know

Su corazón aún latía desbocado. ¿Qué era lo que acababa de hacer? Besó a su hyung, lo acababa de besar. Y volvería a hacerlo, no lo dudaba. Su cabeza estaba hecha un lío y su corazón había decidido correr una maratón sin su permiso. —Para. —Se llevó una mano al pecho, respirando algo agitado, sus mejillas tenían tanta concentración de sangre que incluso podrían brillar en la oscuridad de lo rosadas que estaban. No sabía cómo enfrentarle, pero sus manos necesitaban tratamiento, eso estaba claro. Suspiró y respiró profundamente, podía hacerlo, podía hacerlo. Era Taehyung después de todo, su amigo, su hyung…

Al escuchar como el mayor llegaba hasta su posición no le quedó otro remedio que asomarse de debajo de su escondite, pero no se sacó por completo la manta, así le cubriría un poco el cuerpo mientras se dejaba cuidar. Sus manos se encontraban llenas de cortes y debía reconocer que dolía como mil demonios. Pero era su culpa, después de todo, fue él quien rompió el espejo. Extendió sus manos hacia el mayor, sonriendo tímidamente. Le gustaba que Taehyung cuidase de él, no se podía quejar ni nada, de hecho, se sentía muy querido con ese  gesto. Nadie diría que hasta hacía unos momentos se habían estado gritando de todo y ahora estaban así. Y además el mayor era dulce, aunque escocía, le trataba con cuidado cada herida y cariño. Sonrió poco disimuladamente, acordándose de cada momento mencionado por el otro. —Sí… Lo de la radio sí que fue raro. Nos vio todo el mundo hyung. —Se quejó, haciendo un pequeño puchero, aunque era verdad, eso estaba grabado, todo el grupo estaba delante. La verdad es que fue un poco chocante y casi tan o más extraño que el beso en la nuca. Bueno, justamente fue a los pocos minutos de besarle él la mano, ambas cosas nacieron de ambos, casi de forma aleatoria. Igual que él nunca podría explicar porque lo hizo, supuso que el mayor también sintió el mismo tipo de impulso que él y por eso lo hizo. Y lo de la radio… ¿Celos quizá? La verdad es que la pregunta fue comprometida, tanto que se quedó un poco sorprendido. Pero Taehyung respondió por él al darle ese beso en la oreja. Y supuso que bastantes fans fueron felices.

Jimin es un pesado. —Se quejó y es que estaba cansado de tanto acoso. ¿Le gustaba a Jimin? A veces lo parecía. No sabía si iba en serio o solo le gustaba jugar, pero un día le iba a pillar de muy mal humor y le iba a soltar un mal golpe. Y no quería ser un mal dongsaeng ni un mal maknae, así que esperaba que dejase su acoso particular. —Tampoco me gusta que este tan cerca de ti. —Sí, definitivamente Jungkook es un chico muy celoso y ahora que había pasado todo aquello con el mayor e incluso lo había besado, se sentía más posesivo que nunca. Quizá porque se sentía con derecho sobre su hyung, pero, ¿aquello estaba bien? ¿Qué eran ambos, a dónde iba su relación? No lo sabía, pero intuía que pronto lo descubriría, porque siempre había sido un chico muy curioso y como la curiosidad mató al conejo, seguramente al final solo lo preguntaría. —Me gusta que me cuides así. —Confesó mordiéndose el labio inferior, algo avergonzado por lo que acababa de decir, pero era lo que sentía y pensaba, tanto solo se lo quiso hacer saber al otro. Suspiró, intentando poner su mente en blanco y olvidarse del dolor un rato. Una vez que el peso que oprimía su pecho había desaparecido y podía respirar tranquilo, sus manos empezaron a doler en demasía, como si nada pudiera ya distraerle de esa quemazón. Tampoco ayudaba el que le desinfectase las heridas. Era necesario, era consciente de que había que hacerlo, pero soportar el escocer que eso suponía no era sencillo. Aunque fuera su culpa, dolía y punto.

Finalmente ambas manos se encontraban vendadas. No tenía mucha movilidad, pero al menos, las heridas estarían protegidas mientras se iban curando. Sobraba decir que aquello iba a ser muy notorio y que las fans se iba a dar cuenta, lo que provocaría la histeria entre ellas. Tragó saliva de solo pensarlo, pero al sentir unos labios sobre la poca piel descubierta de sus manos le hizo calmarse y distraerse. No pudo evitar sonreír. Reconoció el gesto, la frase, porque él mismo dijo e hizo lo mismo hacía ya tiempo. Y dios, cuando el mayor le besó, en cuanto sus labios se juntaron contra los ajenos, dejó de pensar, solo podía sentir. Correspondió al beso sin siquiera dudarlo, se sentía tan tan bien. Cerró sus ojos y ladeó la cabeza, encajando su boca contra la de su hyung, sonrojándose por segundos hasta que ambos se separaron. Se quedó embobado mirándole antes de echar su cuerpo hacia delante y ser ahora él quien besase a Taehyung. No podía evitarlo, necesitaba hacerlo. Él mismo comenzó el beso y él mismo lo dio por finalizado, tomando al mayor por los hombros y apartándole de sí. —Me confundes…

Por suerte, fue salvado por la campana o en este caso su estómago. Se le escaparon las risas mientras llevaba sus manos a su vientre, como intentando acallar el rugir de sus tripas. Se levantó del sofá, era increíble, su apetito había regresado. Y el motivo era claro, ahora que ambos habían solucionado las cosas, se sentía más tranquilo. Y era por eso que fue a la cocina y tomó la comida. —BIBIMPAM. —Le puso feliz ver aquel plato, Jin había acertado completamente con la comida. Era algo más de una ración, pero moría de hambre, llevaba días malcomiendo y si pudiera, se comería a un caballo. Pero manipular aquel bol fue complicado. Lo puso a calentar como pudo. Se sentía totalmente manco con aquellas manos. Finalmente regresó al salón con el bol en sus manos y unos palillos para poder comer. Se sentó de nuevo en el sofá, cerca del mayor, no podía evitarlo, había estado demasiado tiempo separado de él y ahora solo quería sentir más de cerca el calor ajeno. —Hyung… Tú y yo… ¿Qué somos ahora? —Sabía que la pregunta era incomoda. Ni tan siquiera lo miró, se quedó observando su plato de comida mientras trataba de removerlo. —Tsk, esto es imposible. —Murmuró por lo bajo, maldición. —TaeTae~~, ¿me ayudas con esto? —Sonrió dulcemente, tampoco iba a ser tan raro si la daba de comer, a veces lo hacían, se daban parte de sus platos. No era tan distinto de otras veces, ¿no? A quien trataba de engañar, nada iba a ser igual a partir de ahora.

Kim Taehyung & Jeon Jung Kook|  BTS's apartament
Jeon Jung Kook
SWAG ADMIN

Mensajes : 224
Fecha de inscripción : 04/07/2014
Edad : 19
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Let me know {Priv. Taehyung}

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 12:49 am

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 :: seoul :: viviendas

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.